Felipe González: Somos la alternativa del poder     
 
 Ya.    24/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

FELIPE GONZÁLEZ: "SOMOS LA ALTERNATIVA DEL PODER"

MADRID, — "Nosotros no somos el poder y nada tenemos que ver con el poder. Nosotros somos la

oposición a ese poder; en cierto modo somos la alternativa a ese poder", esto ha dicho, entre otras cosas,

el secretario general del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González, en declaraciones concedidas

en exclusiva a Cifra.

A la pregunta de si el PSOE había tenido alguna oferta para tomar parte en un Gobierno de concentración

y cuál era la postura del partido al respecto, Felipe González aclaró que, en primer lugar, no hubo oferta

alguna —por consiguiente, no había posibilidad de pronunciarse—, y, en segundo lugar, recalcó el líder

socialista, "no ha habido tampoco una negativa a ello".

A los que aspiran a que no formara una coalición limitada a PSOE-UCD, de manera que se rompiera el

equilibrio normal en otros países democráticos— en que hay una fuerza dominante en el Gobierno y otra

dominante en la oposición — , dijo que le parecía "ingenuo pensar que el Partido Socialista vaya a entrar

en ese juego estúpido, que dejaría el paso a otras fuerzas políticas para que ocuparan el espacio de la

oposición al poder".

Sobre los problemas de carácter interno que hoy tiene planteado el partido, el líder socialista destacó tres:

la estrategia parlamentaria, la estrategia sindical y "el gran problema de las municipales".

Por lo que se refiere a la estrategia parlamentaria, Felipe González dijo que ésta se encuentra planteada de

forma que sea una estrategia rigurosa, seria, de oposición, "sin dejarse someter—subrayó—a presiones

fáciles".

Afirmó que el problema sindical está resuelto en grandes lineas y que, de todos modos, se solventaría en

el próximo otoño.

El problema de las municipales, cuya solución supone para Felipe González la consolidación del partido

como alternativa de poder, dijo que "está enfocado. Hay un equipo estudiándolo y existe una conciencia

en la base del partido, de que será una batalla decisiva".

También preocupa al secretario general del PSOE la transformación del país desde el punto de vista

político social, económico y cultural, "asumiendo todo lo que llevamos de carga y, sobre todo, latiendo

una preocupación fundamental, y es que—explicó—la democracia ha sido en este país algo frágil durante

los últimos ciento setenta años de historia, en los cuales la democracia en los países europeos ha sido la

norma, en tanto que en España ha sido una excepción".

 

< Volver