Autor: Santidrián, María Eugenia. 
 Alternativas políticas para el deporte. 
 PSOE: No al deporte de estrellas     
 
 Ya.    11/09/1977.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

llIX77

DEPORTES

ALTERNATIVAS POLÍTICAS PARA EL DEPORTE

PSOE: No al deporte de estrellas

Don Javier Solana, miembro de la Ejecutiva y diputado por Madrid, expone los criterios de su partido, el

Partido Socialista Obrero Español. —El deporte español—d ice— arrastra la mala política seguida

durante los años de la dictadura, en los que el deporte tuvo un tratamiento absolutamente triunfalista, que

condujo a resultados pésimos en confrontaciones internacionales y a la desorganización e ineficacia como

método educativo y cultural.

Por otra parte, durante estos años, el deporte español se ha reducido prácticamente al fútbol, siempre

empleado como droga para hacer olvidar al hombre de la calle sus problemas cotidianos y utilizado

sistemáticamente en vísperas de las jornadas laborales más conflictivas.

Fraga Iribarne, en concreto, como ministro de Información y Turismo, acertó a combinar perfectamente

las dosis de toros y fútbol para todas las vísperas de las jornadas obreras de primero de mayo,

culminando, hace pocos años, con el pase, un 30 de abril, de todos los goles realizados por la selección

española y narrados por la voz épica del franquismo, la del locutor Matías Prats.

Los beneficios de las astronómicas cifras que semanalmente se recaudan en las quinielas han engordado

organismos típicamente franquistas, sin que se hayan traducido en mejora alguna ni en la organización ni

en los resultados deportivos.

Ante esta, situación, nadie puede extrañarse de que los resultados del deporte español sean

decepcionantes en el terreno de las competiciones y nulos en sus facetas educativas y de promoción de la

persona. Hasta ahora, sólo unos cuantos privilegiados disfrutan de las ventajas de la práctica del deporte.

—¿Hay algún apartado dedicado al deporte en su programa de partido?

—Los socialistas no entendemos la práctica del deporte como una forma de propaganda de determinadas

ideas políticas, sino como una faceta más del desarrollo de la persona y de los pueblos. Por este motivo, el

Partido no tiene un especial programa para el deporte, sino que este se integra en el apartado dedicado a

las garantías educacionales, dentro de las cuales tienen acogida la educación física y la educación

intelectual.

UN ESTADO GARANTE

—En su proyecto de Constitución ¿habrá algún punto dedicado al deporte?

—En las Constituciones de muchos países se contienen afirmaciones referidas al deporte, que, aunque de

carácter programático son formuladas en leyes y declaraciones oficiales en la estructura general del

Estado. A juicio del PSOE, deben referirse dentro del apartado que se dedique a las garantías

educacionales.

Es obvio que debe ser el Estado quien garantice el desarrollo de la vida colectiva sin desconocer ninguno

de sus aspectos, y entre ellos debe contarse con el deporte considerado como recreo y educación de los

ciudadanos en general y de los trabajadores en particular, dejando de ser éste—como ha sido hasta

ahora—monopolio exclusivo de las clases privilegiadas. El proyecto de Constitución que el PSOE

prepara, como en sabido, contiene una serie de normas generales que darán lugar más adelante a

detallados aspectos legales, entre ellos el deporte.

—¿De qué manera debiera financiarse el deporte?

—Desde el punto de la organización administrativa estatal, el deporte debe tener acogida en el Ministerio

de Educación o en el de Cultura, bien en una Subsecretaría, bien en una dirección que se crease al efecto,

siendo financiado por el Estado.

MAS Y MEJORES

—¿Deporte para masas o para estrellas?

—De las respuestas anteriores cabe deducir la contestación que el PSOE hace a esta pregunta y que es

rotundamente no al deporte de estrellas, que el capitalismo convierte posteriormente en héroes para

utilizarlos políticamente, sino deporte para todos los ciudadanos, para todas las clases populares.

—¿Profesionalización o amateurismo de los deportistas?

—Ambos deben ser tomados en consideración, si bien el deporte "amateur" es el que merece la

protección estatal, bien sea a nivel universitario o fuera de él dependiendo en lo disciplinario-deportivo

del COI. El deporte como actividad profesional reclama, una urgente regulación, que sería exclusiva del

Ministerio de Trabajo.

—¿Se propone el Partido actualmente alguna o algunas alternativas concretas?

—Ante todo, que el deporte salga de las manos del bunker franquista que actualmente lo detenta.

Reorganización del deporte, convirtiéndolo, como ya hemos dicho en el instrumento de formación global

de la persona y no en objeto de consumo con pretensiones políticas.

En cuanto a la situación laboral del deportista que vive de esta profesión se requiere una ordenación

laboral que el PSOE urge al Ministerio de Trabajo, Seguridad Social de los deportistas regulada a través

de un régimen especial, en tanto no se establezca en España un régimen de Seguridad Social total del que

no se excluya a ninguna persona. Y sindicación de los deportistas para reivindicar todo aquello

encaminado a la mejora de sus condiciones de vida y de trabajo.

María Eugenia SANTIDRIAN

 

< Volver