Autor: Rodríguez, Rafael. 
   Los trapos sucios del PSOE a la calle     
 
 Diario 16.    13/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los trapos sucios del PSOE a la calle

Rafael Rodríguez

MALAGA, 13 (Corresponsal D16). — "A raíz del último Congreso, el PSOE ha dado un brusco giro en

su linea política. Actualmente, la base no pinta absolutamente nada, la democracia interna no existe y

cada vez se aleja más del marxismo, practicando una clara social democracia. Los dirigentes están

ganando a los militantes y al propio pueblo que les ha votado. El PSOE cuenta con un aparato central de

poder, formado por una minoría, que funciona mediante liberados, y depura a aquella gente que no le

interesa. Es ese mismo aparato de poder quien, a su propia conveniencia, se ha creado su propia derecha,

centro e izquierda," Estas fueron algunas de las muchas acusaciones que Damián López Cano, miembro

del Comité Regional de Andalucía del PSOE, y Alfredo Rubio, secretario del comité de conflicto y

secretario de prensa y propaganda del anterior Comité provincial, que han presentado esta misma semana

su baja en el partido.

Manifestaron que esta salida del partido no significa que no sean socialistas; "al contrarío, nos ratificamos

aún más en nuestro socialismo, por eso nos vamos del PSOE, para denunciar todo lo que sucede en la

Federación de Málaga y a escala nacional, no queremos que continúe el engaño". Explicaron que las

acusaciones que pesaba contra ellos es la de ser impulsores de un ala izquierda y de haber promovido la

abstención de los militantes en las elecciones. Ambos han afirmado que ratifican y aceptan estas

acusaciones, porque piensan que no ha existido democracia interna en estos procesos; "además, no

pueden culparnos de tales hechos, ya que en el artículo tres de los estatutos del partido se dice que se

guardará el respeto a la libertad de conciencia, al libre pensamiento y a la libre expresión de cada uno de

los militantes, cosa que no se ha cumplido".

Candidatos impuestos

"No podíamos apoyar a unos candidatos que habían sido impuestos por el aparato central y no elegidos

libremente por la base, que no pinta absolutamente nada. Fueron unos hombres que vinieron enviados por

ellos para echar a los que realmente hemos trabajado por levantar el PSOE en esta provincia. La mayoría

de los militantes siquiera le conocían a una gran parte", manifestaron López Cano y Alfredo Rubio,

"Desgraciadamente —añadieron— vamos a tenerle que dar la razón a Franco cuando decía que el

sufragio universal no es democracia, ya que los militantes de cada partido se verán obligados a votar lo

que éste les marque; eso no es democracia y sí dictadura interna, que es lo que se lleva a cabo en el seno

del PSOE. Es un total engaño, predicar socialismo, cuando no se practica."

Muchos liberados

En cuanto a los liberados, manifestaron que cada día son más abundantes en el partido, sin que los

militantes tuvieran conocimiento de ello, "En Málaga hay alrededor de 12, uno de ellos es diputado, que

se dice obrero, cuando muy pocas veces ha debido practicar tal cosa. El aparato del partido funciona

mediante liberados. Nadie sabe el movimiento de dinero que se hace. Asi se compran las voluntades

políticas."

Damián López Cano y Alfredo Rubio, sobre los que aún no ha fallado el comité de conflicto, han

presentado la baja, mientras que Antonio Nadal aguarda la resolución del comité. La actitud

 

< Volver