Finalizó la reunión del Comité Federal del PSOE. 
 Unidad Socialista: No hay problemas ideológicos  :   
 Felipe González, presidente del Grupo Parlamentario para el Congreso, y Rafael Fernández, para el Senado. 
 Arriba.    01/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

FINALIZO LA REUNION DEL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE

UNIDAD SOCIALISTA: NO HAY PROBLEMAS IDEOLÓGICOS

• Felipe González, presidente del Grupo Parlamentario para el Congreso, y Rafael

Fernández, para el Senado

• la reforma administrativa debería haberse debatido en las nuevas Cortes (Felipe

González)

Un momento de Ia reunión de parlamentarios del PSOE celebrada ayer

MADRID (De nuestra Redacción.)—«El voto socialista se ha manifestado mayoritariamente en

los pueblos que integran en Estado, por aquella sigla que representa los intereses y la

solidaridad do la clase trabajadora en su conjunto. Entendemos que esta decisión, manifestada

en el voto popular, es algo que todos los socialistas debemos aceptar y defender.

Sin perjuicio de que esa es la directriz, el PSOE reafirma su voluntad unitaria, y cree que esta

idea no debe ser manipulada por nadie como lema propagandístico de grupo. Este es uno de

los párrafos de la declaración del Comité Federal del Partido Socialista Obrero Español, que ha

permanecido reunido durante dos días en Madrid. Dicha declaración está basada en la unidad

socialista. Para conseguirla —y según se pone de manifiesto en este comunicado—. el PSOE

está dispuesto a proseguir los contactos oportunos a distintos niveles.

Sobra la unidad de todos los socialistas versó buena parte de la rueda de Prensa que los

representantes del Comité Federal del PSOE ofrecieron a los informadores. Junto a Felipe

González se sentaron, entre otros, Enrique Múgica, Alfonso Guerra, Gregorio Peces Barba y

Luis Yáñez. El objeto de esta rueda informativa era dar a conocer los acuerdos de la reunión

del Comité Federal y del Grupo Parlamentario, que también se reunió durante el día de ayer.

Este Grupo Parlamentario eligió, en el transcurso de la reunión, los presidentes del Congreso y

el Senado, asi como los secretarios generales. Felipe González será el presidente del Grupo

Parlamentario del Congreso, mientras que el secretario general será Gregorio Peces Barba.

Por lo que respecta al Senado, la presidencia de este Grupo Parlamentario recayó sobre Rafael

Fernández, senador por Asturias, y la secretaria general, en Plácido Fernández Viagas,

senador por Sevilla.

Asimismo, en el transcurso de esta rueda de Prensa, Alfonso Guerra dio a conocer los nombres

de los miembros del PSOE que el partido propondría para ocupar la presidencia,

vicepresidencia y secretarias, tanto de la mesa del Congreso como de la del Senado. Los

candidatos por el Congreso son: Luis Gómez Llorente, Rafael Escudero y Pablo Castellano.

Por el Senado, Ramón Rubial, José F. de Carvajal y Joaquín Martinez Norman.

Tras valorar los resultados de las elecciones, el Comité Federal estudió a lo largo de los dos

días de reunión la estrategia parlamentaria, la preparación y puesta en marcha de las

elecciones municipales y la política sindical.

Con respecto a las elecciones municipales. Felipe González dijo que sería preciso que las

nuevas Cortes redactaran una ley electoral municipal, para que los jóvenes de dieciocho años y

los emigrantes pudieran ejercer su derecho al voto. Más adelante sería necesario redactar una

ley de régimen local, para que los Ayuntamientos, elegidos democráticamente, pudieran

regirse,

La reforma administrativa, a las Cortes

Por su parte, el Grupo Parlamentario trató, entre otros temas, la dotación económica de las

nuevas Cortes para los diputados y senadores. El PSOE recibirá todo lo que sean dotaciones y

las distribuirá entre los distintos parlamentarios.

Con respecto a la unidad socialista, Felipe González dijo que no existía ningún tipo de

problemas de carácter ideológico, ni las apreciaciones personales. «La unidad debe estar por

encima de todas estas cosas.» Preguntado sobre cuales serian las fuerzas con las que el

PSOE trabajaría en las nuevas Cortes, el secretario general dijo que con la plataforma

socialista, formada por la FPS y el PSP, «a quienes se les invitará en todo momento para que

colaboren con nosotros.»

«Nadie puede decir —respondió Felipe González a una pregunta relativa a la prioridad de los

temas que se tratarían en la nueva Cámara— qué temas son prioritarios, Tan urgente es la

redacción de una nueva Constitución como poner fin a nuestros problemas económicos y

redactar una nueva ley electoral. Mucho me temo que tengamos que trabajar en varios asuntos

a la vez.»

Sobre la duración de las Cortes elegidas el pasado día 15 de junio, Felipe González dijo que el

PSOE mantenía el postulado empleado durante la campaña electoral: Redactada la nueva

Constitución, se va a producir una crisis institucional y va a surgir una nueva estructura del

Estado y una nueva vida. «A esto —matizó e| señor González solo puede responderse con otra

Cámara. Creo que tendrá que haber nuevas elecciones dentro de un año y medio o dos como

máximo.»

El PSOE no quiso pronunciarse sobre la reforma administrativa, porque —según sus

representantes— desconocían en qué iba a consistir. El secretario general del partido dijo que

una reforma administrativa del Estado era sumamente importante, y que debería haber sido

discutida en la Cámara, como tienen que ser debatidos todos aquellos temas de capital

importancia para la nación, puesto que en esta Cámara estarán los legítimos representantes

del pueblo.

Por último, Felipe González desmintió que existiera una crisis Interna en su partido, ni en el

Grupo Parlamentario recientemente constituido.

Sobre la entrevista que mantendrá hoy el señor González con el presidente de la Generalitat,

Josep Tarradellas, informó que era una mera toma de contacto con el político catalán, y que la

conversación no tenía ningún orden del día.

Viernes 1 julio 1977

 

< Volver