Autor: Navarro, Julia. 
 Tres horas en el primer encuentro de los líderes del poder y la oposición. 
 Hablaron largo y tendido     
 
 Pueblo.    28/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Tres horas en el primer encuentro de los líderes del poder y la oposición

HABLARON LARGO Y TENDIDO

FELIPE GONZÁLEZ expuso al presidente la necesidad de dar la mayor transparencia a las relaciones

entre ambas fuerzas

Política y economía, temas centrales de la conversación

MADRID. (PUEBLO, por Julia NAVARRO.)

El presidente del Gobierno y primer dirigente de UCD, Adolfo Suárez, y el primer secretario del PSOE y

principal líder de la Oposición, Felipe González, se reunieron ayer_ a las cinco y media de la tarde en el

palacio de la Moncloa. Antes de comenzar la entrevista oficial se perpetuó por primera vez a los

representantes de la Prensa el acceso al despacho del señor Suarez los dos políticos se saludaron

cordialmente e intercambiaron bromar sobre la corbata que llevaba Felipe González y sobre la marca de

cigarrillos que mutuamente se ofrecían Ambos fuman tabaco negro. A requerimiento del presídente,

Felipe González lo extrajo a su interlocutor un encendedor con el emblema del partido. La petición de

Suárez se produjo cuando Felipe González le extrajo de su bolsillo para ofrecerte fuego.

Tres horas duró la entrevista que mantuvieron los dos políticos. A las ocho y media de la tarde al

presidente despedía en la puerta del palacio al lider socialista. Durante ese tiempo había llegado al palacio

de la Presidencia el ministro de la Gobernación, Rodolfo Martin Villa, quien manifestó, a preguntas de los

periodistas, que no acudía a la entrevista que estaban manteniendo Felipe González y el presidente, A las

ocho y media, mientras Felipe Gonzalez conversaba, en una improvisada rueda de Prensa con los

periodistas, también accedía al palacio Leopoldo Calvo-Sotelo. número dos de UCD

• POLÍTICA Y ECONOMÍA

A termino de la reunión con el presidente, Felipe González manifestó que los temas tratados habían sido

políticos y económicos. Dentro del tema político, trataron sobre la concepción que ambos grupos tienen

del Estado. En cuanto a las autonomías. Felipe Gonnzález explicó que había manifestado al presidente la

posición de su partido de que se cree a nivel constitucional un marco autonómico. La estabilidad

democrática del país —añadió— pasa por una respuesta a este problema. En opinión de Felipe González

parece evidente que no va a haber freno a la apertura de un proceso constituyente y mostró su esperanza

de que llegara a plasmarse y funcionara un compromiso constitucional. Opinó el líder socialista que no

será, difícil de hacer una nueva Constitución.

Ambos políticos hablaron también del tema del control sobre el funcionamiento de RTVE. El presidente

desmintió a Felipe Gonzalez que dicho control se pretenda llevar a cabo al margen del Parlamento.

También trataron sobre la Prensa institucional, asunto que Felipe González definió como tema difícil de

solucionar, sobre el que al PSOE no tiene una respuesta definitiva elaborada, aunque adelantó que tal vez

se podría ensayar una fórmula de autogestión que permitiría a los trabajadores ejercer su control sobre la

misma.

• REFORMA ADMINISTRATIVA

Sobre este asunto, del que la Prensa ha venido informando, los dos políticos hablaron largamente. La

respuesta del presidente Suárez a Felipe González fue la de que no se excluye el debate parlamentario y

que la dimensión que se de a la reforma administrativa es de carácter interno, de reestructuración interna,

sin rango de ley y que consistiría básicamente en la supresión de algún Ministerio. El primer secretario

del PSOE volvió a incidir ante Los periodistas en la opinión de su partido: El país tiene que gobernarse

con leyes, no con decretos.» Explicó seguidamente el líder socialista que había expuesto a Adolfo Suárez

la necesidad de dar la mayor transparencia posible a las relaciones Poder-Oposicion, ya que todo cuanto

afecta a los ciudadanos —argumentó— debe ser objeto de un debate parlamentario. Sobre la política

económica que va a seguir Suárez, señaló que habían contrastado puntos de vista. Sobre el tema, no

obstante, Felipe González se pronunció con reservas. • ya que aun no hay un nuevo Gobierno. Especifico

que es tarea del Gobierno que forme Suarez y que éste será monocolor con miembros de UCD. Si ha bló

Felipe González de su exposición sobre el tema al presidente. «Creemos —resumió a los periodistas—

que en la situación de crisis actual tendrá que haber una cierta austeridad, pero que esta austeridad se

reparta, que paguen más los que más tienen, que no recaiga, como hasta ahora, en la clase trabajadora

todas las medidas de austeridad.»

Preguntado sobre el ambiente en que había transcurrido la entrevista, Felipe González reiteró que había

sido cordial, ya que en una democracia el antagonismo entre el Poder y la Oposición no tiene por qué ser

agresivo.

Sobre la posibilidad de un pacto del PSOE con el Poder, Felipe González lo negó rotundamente. «El

PSOE —apostilló— comparte la responsabilidad de Poder que le han dado los numerosos votos en las

elecciones, pero no la responsabilidad de Gobierno.»

Al informar sobre la restitución de los bienes confiscados al PSOE. tema que también trató con el

presidente, manifestó que su partido no pensaba plantear la negociación de estos bienes de manera que

pudiesen herirse intereses a terceros, sino más bien como una satisfacción económica.

Felipe González señaló, finalmente, que era de esperar que los encuentros con el presidente Suárez

prosiguieran.

Fotos LEO

 

< Volver