Autor: Yurre, Gregorio R. De. 
 Acotaciones a Felipe González (y 2). 
 Cogestión, nacionalizaciones, regionalismo     
 
 Ya.    13/07/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 8. 

ACOTACIONES A FELIPE GONZALEZ (y 2)

Cogestión, nacionalizaciones, regionalismo

EL orden económico, dice el jefe del PSOE (YA 29-VI), "debe evolucionar hacia una cogestión obrera

para llegar a la autogestión, en la que los trabajadores dirijan la propia empresa". Son vocablos que están

en el ambiente. Especialmente en el socialismo alemán ocupan un puesto importante. La cogestión es el

tema de debate en Europa. Se ha escrito mucho sobre este tema, pero en realidad es muy poco lo que se

ha realizado.

La autogestión no existe en parte alguna del mundo, si se ,exceptúan las cooperativas obreras, que

constituyen una minoría insignificante. Ni en el régimen de capitalismo privado ni en los regímenes

comunistas encontramos autogestión.

El comunismo yugoslavo se denomina "comunismo autogestionario", pero se trata de un puro nombre que

no responde a la realidad. Las decisiones fundamentales de las empresas están en manos del Estado, de

los directores de las empresas, en cuanto representantes del Estado, y de los expertos y técnicos en lo

referente al "management" de la empresa.

En obra reciente, un grupo de escritores comunistas yugoslavos, bajo la dirección de Rudy Supek, han

examinado la situación de su país, y la conclusión es que no existe autogestión en Yugoslavia. Escribe P.

Golubovic: "Pràcticamente la autogestión se reduce a los discusiones sobre salarios, lo que crea un

ambiente en el que prevalece la falta de solidaridad" (Etatisme et autogestión, París, 1973, p. 334). El

problema es dificilísimo. ¿Puede darse una empresa autogestionada por los obreros sin que éstos asuman

la responsabilidad y el riesgo? Incluso cuando la empresa es del Estado, ¿ puede pedirse que el Estado

asuma el riesgo y traspase las funciones directivas a la masa de trabajadores? Ya se ye que el problema es

delicado. Felipe González ha lanzado al aire la autogestión sin indicar los medios concretos para su

realización. Si se trata de hacer propaganda del partido, no hay duda que es un eslogan de enganche. Pero

otra cosa sería si el partido asumiera la tarea de realizarlo.

OTRO tema al que hace referencia el secretario del PSOE es el manido de las nacionalizaciones, tema de

gran actualidad en e1 socialismo de Gran Bretaña y que no sólo constituye la manzana de la discordia

entre el socialismo y el partido conservador, sino que en el momento actual amenaza la unidad del mismo

laborismo. Pero no vamos a entrar aquí en la problemàtica de un tema tan complejo. Sólo queremos

mencionar una cuestión.

COGIENDO la onda del regionalismo y de las autonomías étnicas en el mundo actual, el PSOE se ha

presentado como el abanderado de un sistema de autonomías, lo que le ha procurado un buen botín de

votos. Ahora bien, un programa de nacionalizaciones tiende a realizar lo contrario de lo que intenta hacer

una estructura federal y un régimen de autonomías territoriales. La nacionalización trata de centralizar la

economía, mientras la política federal o de autonomías tiende a dividir territorialmente el poder.

Una región a la que se arrebaten todas sus principales empresas y su banca, ¿qué es lo que podrá hacer

realmente por su propia tierra y en defensa de su etnia si carece de medios económicos para resolver sus

problemas, para fomentar su desarrollo y atender a las exigencias culturales, urbanísticas, de transporte y

a la preservación de su medio? Sin instituciones de crédito poco se puede hacer. Si Felipe González

nacionaliza las principales empresas y las instituciones de crédito, ¿en qué va a quedar la autonomía de

esa región?

Dos son los garfios que amenazan a las autonomías dentro del socialismo centralizador: a) La dictadura

ideológica, Implantada mediante el sistema

 

< Volver