El PSOE siempre ha mantenido una línea de independencia frente al poder  :   
 Como miembro de la Internacional Sindicalista, tiene un denominador común con el resto del socialismo europeo. 
 Ya.    24/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El PSOE siempre ha mantenido una línea de independencia frente al poder

Como miembro de la Internacional Sindicalista, tiene un denominador común con el resto del socialismo

europeo

QUIENES desean que el PSOE vire a la derecha quieren ponerle delante el espejo del SPD, del partido

socialdemócrata de Alemania y de su programa de Bad Godesberg de 1959. No saben muy bien lo que

significó aquel programa y piensan que supuso una apostasia del marxismo, pero el SPD no hizo entonces

mas que actualizar su línea ideológica, que había quedado superada por la realidad alemana.

En la. República Federal del "milagro económico" no podia venderse dogmatismo marxista: expropiación

de todos los bienes de producción, lucha de clases, etc... Hasta el Congreso de Bad Godesberg, el

socialismo, reorganizado tras la dictadura de Hitler, estaba dominado por los viejos socialistas, vueltos a

Alemania desde el exilio o liberados de los campos de concentración. No ha sido éste el caso del PSOE al

restablecerse la democracia en España. El socialismo aquí resurgió en el interior y se reorganizó desde

dentro en los últimos tiempos de la autocracia franquista, en los años de la "dictablanda". La mayoría de

los viejos socialistas—aunque no Llopis y otros conocidos—se alinearon al lado y hasta detrás de los

jóvenes líderes que vivían en España, cuyas figuras más destacadas eran Pablo Castellanos, en Madrid;

Enrique Múgica, en San Sebastián, y Felipe González, en Sevilla.

EN la clandestinidad y sin base obrera era imposible esperar que el PSOE se configurase como un partido

socialdemócrata y dispuesto a cooperar a los postres con el régimen. Las Comisiones Obreras—

dominadas por militantes del PCE, que, con frecuencia, ocultaban su militància comunista—eran la

fuerza más importante de la oposición. La UGT, el sindicato socialista, se había negado a entrar en

Comisiones. No quería una intersindical de tipo comunista. Tenía pocos militantes y corría el riesgo de

que se pasaran a Comisiones, sobre todo si la clase obrera seguía radicalizándose. Fueron tiempos muy

difíciles para la UGT y para la militància de base del renaciente PSOE.

Ahora, desde la perspectiva tranquilizadora del resultado de las elecciones, no nos detenemos a pensar

que si el PSOE no entre en "cuarto creciente" en los últimos dos años, Comisiones Obreras y el PCE

hubieran capitalizado el voto de la izquierda ¿Qué seria España hoy con 118 diputados del PCE y sólo 19

del PSOE? Podia haber ocurrido si el Partido Socialista no hubiese mantenido una línea de independencia

frente al poder.

¿Hubiera sido posible y oportuno hacer el "programa de Bad Godesberg" en los años de la clandestinidad

? El PSOE hubiera perdido credibilidad ante su potencial clientela de izquierdas.

El programa de Bad Godesberg fue un programa oportuno para la República Federal Alemana de finales

de los años 50. Supuso una evolución acertada.

El PSOE hubiese cometido un gravísimo error de haber hecho su Bad Godesberg en cualquier momento

antes de las elecciones. Se hubiese quedado sin clientela y hubiera visto caer a amplios sectores de la

clase obrera española en manos del PCE. Yo recuerdo como contrariaba a Felipe González el que la

prensa del Movimiento, hace sólo tres años, tratase de dar una imagen de un PSOE conchabado con los

dirigentes del régimen.

Después de morir Franco vino la época en que Fraga, que se había pensado su reforma siendo embajador

en Londres, ,quiso hacer pasar al PSOE por el aro y obligarle a cooperar en ella. Era una reforma

otorgada". Felipe y Fraga hablaron y, como era lógico, no se entendieron, El Gobierno Arias"cortejó" sin

éxito al PSOE para hacer la reforma marginando a la Junta Democràtica, a la que el Partido Socialista no

se había querido adherir.

¿Cuándo empezó, de verdad, el PSOE su camino hacia Bad Godesberg, si por Bad Godesberg

entendemos la adopción de posturas flexibles ante una realidad política nueva? Después de acceder

Adolfo Suárez al Gobierno, en los encuentros informales entre los dos jóvenes políticos, que, de "tú a tu"

y sin testigos se pusieron de acuerdo en lo esencial para construir el futura democrático de España. Más

que pactos entre Felipe González y Adolfo Suárez hubo "acuerdos entre caballeros", pero entre caballeros

políticos que al tiempo que nadan en la vida pública tienen que guardar su ropa de partido.

El Congreso del PSOE de diciembre fue todavía un Congreso de un partido recién salido de las tinieblas

de la clandestinidad, con una base militante perseguida hasta las mismas vísperas. El que el partido se

definiese corno marxista escandalizó a unos y asustó a otros de los observadores de la derecha.

EL PSOE, miembro de la Internacional presidida por Willy Brandt, tiene un denominador común con el

resto del socialismo europeo, Además, es, sin duda, el menos propenso de los partidos socialistas

latinos—junto con el portugués— a contemporizar con el comunismo, por muy pulido de eurocomunismo

que se presente.

El PSOE es un partido socialista más radical que el SPD alemán, porque en la actual sociedad española

hay mucho más que arreglar que en la alemana (el mismo Adolfo Suárez y el líder social demócrata

Fernández Ordóñez son también más radicales que el canciller Schmidt. Pero en el Partido Socialista de

España, a diferencia de lo que ocurre en el de Francia o en los de Italia no hay vientos frentepopulistas, no

hay coqueteos electorales entre comunismo y socialismo.

Felipe González me respondió hace unos días, al preguntarle de qué partido hermano europeo se

encontraba más cerca en lo ideológico, que del francés, y en las metas sociales, del sueco. Y, por

supuesto, sabido es que Felipe se halla muy próximo a los socialismos hispanoamericanos, al venezolano

de Carlos Andrés Pérez. Hay quien asegura que el PSOE ha recibido bastante más oro del Orinoco que

del Rhin...

José V. COLCHERO

 

< Volver