Rueda de prensa en el PSOE. 
 Felipe González considera imposible una coalicción con Suárez  :   
 Ha habido un auténtico propósito del pueblo de no dejarse manipular, dijo el líder socialista. 
 ABC.    18/06/1977.  Página: 15-16. Páginas: 2. Párrafos: 29. 

SABADO. 16 DE JUNIO DE 1977.

RUEDA DE PRENSA EN EL P.S.O.E.

FELIPE GONZÁLEZ CONSIDERA IMPOSIBLE UNA COALICION CON SUAREZ

Será reclamado al Estado el patrimonio que perteneció al P. S. 0. E. durante la República

«Ha habido un auténtico propósito del pueblo de no dejarse manipular», dijo el líder socialista

ESTRATEGIA FUTURA: AUTONOMÍA

«Pensamos que resultará imposible una coalición con la Unión del Centro Democrático. El P. S. O. E. se

ha convertido en la oposición democrática, de la izquierda», declaró Felipe González, secretario general

del P. S. O. E., en el transcurso de una rueda de Prensa celebrada ayer en Madrid, a la que asistieron unos

200 periodistas nacionales y extranjeros.

El secretario general del P. S. O. E. estaba acompañado de Javier Solana, segundo en la candidatura del

partido en Madrid, y Alfonso Guerra, que ha encabezado la candidatura de Sevilla.

Los dirigentes socialistas aparecían con el rostro cansado, pero muy tranquilos, y mostrando una

moderada euforia..

«Creo que Adolfo Suárez no ha triunfado en estas elecciones», dijo Felipe González en otro momento.

DESASTRE INFORMATIVO

El líder socialista criticó la «desastrosa transmisión de datos» tras la jornada electoral, e hizo hincapié en

que no ha sido suficiente la justificación dada a este retraso por el Gobierno.

También manifestó que «no se han dado los resultados parciales de circunscripciones electorales con

objetividad», y protestó por lo que calificó como «intento de dar una imagen sesgada de los resultados

desde el punto de vista informativo».

«La comunicación, de masas—dijo—debe cambiar radicalmente en España», y se pronunció por un

control más democrático de las medios de comunicación, y de manera especial de los oficiales, haciendo

especial hincapié en la televisión. «Televisión Española—dijo—ha de dejar de ser el cortijo del

Gobierno.»

«Los medios de comunicación en manos del Estado deben cambiar sustancialmente, y para ello haremos

una propuesta sustancial y seria», añadió.

EL TRIANGULO DEL PODER

Agregó Felipe González que «el desarrollo de las elecciones ha sido altamente positivo para nosotros», y

que «ha habido un auténtico propósito, por parte del pueblo, de no dejarse manipular».

Saludó a los demás partidos políticos que han obtenido éxito, y añadió que «el triunfo del P. S. O. E. se ha

producido en el triángulo geográfico clásico: Cataluña, País Vasco, Valencia y Madrid. Este es un

triángulo que inclina sustancialmente la balanza del Poder».

«EL PUEBLO NO QUIERE SER FRANQUISTA»

«El Partido—afirmó-- se ha mostrado como una fuerza política capaz de dar respuesta a las aspiraciones

de los distintos pueblos que Integran España.» Y expresó sin paliativos que «algunas fuerzas que

representaban la vuelta al pasado han sido derrotadas», y mencionó a Alianza Popular. «El pueblo no

quiere ser franquista», dijo también.

Preguntado por «la caída de los grandes santones políticos, como Arias Navarro, Gil Robles y Ruiz-

Giménez», respondió: «La derrota de Arias Navarro no es más que el reflejo del deseo del pueblo de

romper con lo que él representa».

«Respecto a la Democracia Cristiana, la derrota es más compleja de lo que se piensa. En primer lugar,

creo que el tiempo histórico de esta ideología ha pasado; es más de los años cuarenta que de ahora. En

segundo lugar, 1a U. C. D. le ha quitado muchos votos, y los que tenía más asegurados de un cierto sector

intelectual—según he oído decir— se han pasado a Tierno Galván, al P. S. P.»

«EL P.S.O.E. HISTÓRICO NO EXISTE»

Sobre el P. S. O. E. (histórico) dijo que su presidente, señor Prat, y otras personalidades socialistas, cree

que estarán pronto dentro de su partido, puesto que el resultado de las elecciones ha demostrado que «eso

ya no existe», y consideró que muchos votos que han ido al sector histórico lo fueron por confusión:

«eran votos que buscaban nuestro Partido.»

En otro momento comentaría que las elecciones municipales deben celebrarse cuanto antes. También

puso de manifiesto que será reclamado al Estado el patrimonio que perteneció al P. S. O. E. durante la

República. «No queremos crear una situación tensa en este asunto. La solución debe ser política y sin

causar perjuicios a terceros; pero de no ser así, habrá que interponer una solución judicial, que no

deseamos. Pero hay un patrimonio que es del pueblo y debe haber una devolución de bienes.»

GRUPO PARLAMENTARIO P. S. O. E., LISTO

Sobre la limpieza de las elecciones, dijo que "no se puede hablar de limpieza en la misma medida en que

se hablara en las próximas" y anunció la próxima publicación de un "diario de irregularidades" que ha

sido confeccionado en orden a las noticias remitidas por sus interventores, e incluso por el Gobierno Civil

en algunos casos.

También anunció Felipe González que los diputados y senadores del P.S.O.E. integrarán un grupo

parlamentario socialista en las próximas Cortes. Sus normas de comportamiento, dijo, han sido aprobadas

ya por el Comité Federal del Partido, que se reunirá nuevamente los próximos días 28 y 29, y el propio

grupo parlamentario lo hará el día 30.

Se mostró partidario de que una vez elaborada la Constitución se convoquen nuevas elecciones a Cortes,

porque España «será entonces un país políticamente distinto».

ESTRATEGIA PARLAMENTARIA

Resumió su estrategia de cara al nuevo Parlamento en la necesidad de dar una estructura al Estado que

responda a las aspiraciones de autonomía de las regiones y nacionalidades; dotar al país de un Estatuto de

Libertades Públicas; sometimiento gubernamental al Parlamento y aconfesionalidad del Estado.

Negó que, en cuanto a segunda fuerza política, vayan a crear un Gobierno en «la sombra» o «Gobierno

paralelo». «El partido —dijo— elaborara una política de respuestas a la política gubernamental, y para

ello se crearán Comisiones técnicas de estudio.»

También rechazó que hubiese habido contactos con otros partidos hasta el momento, pero recordó que «el

partido propugna el compromiso constitucional». «En las elecciones ha triunfado una posición decidida

de cambio por lo que si se suman los intereses de la izquierda y de las nacionalidades representadas en e1

Parlamento se conseguiría una mayoría parlamentaria que haría posible tal pacto.»

UNIDAD SOCIALISTA

En torno a la unidad socialista, ahora se conoce prácticamente el resultado final, Felipe González

concluyó: «No tenemos ninguna dificultad en abrir las negociaciones con nuestros compañeros

socialistas. Es más, tenemos los brazos abiertos, a pesar de ciertas declaraciones impertinentes.»

Negó, asimismo, cualquier contacto con el Gobierno hasta el momento. «No he estado con Suárez», diría

después. Y anunció su propósito de defender la legalización de todos los partidos y su convicción de que

el sindicalismo socialista va a crecer tras las elecciones.

«SOMOS LA OPOSICIÓN DEMOCRÁTICA DE IZQUIERDAS»

Preguntado sobre la posibilidad de formar parte del actual Gobierno, manifestó: «El Centro Democrático

va a gobernar sólo. Tiene la obligación de hacerlo, y creemos que resultará imposible una coalición

nuestra con la U. C. D. El Partido Socialista Obrero Español se ha convertido en la oposición democrática

de la izquierda. Aunque haya otros grupos de izquierda en el Parlamento.»

«Por otro lado, —añadió— somos el único partido de la izquierda que hemos mantenido siempre que no

estamos dispuestos a gobernar con Suárez. No obstante, para nosotros será indispensable que se apliquen

una serie de criterios básicos, como la limpieza del pasado a través de una amnistía total; apertura de

proceso constituyente y una determinada política económica. El P. S.O. E. tiene elaborada una política

económica que se acerca a las realidades del país desde el punto de vista de la izquierda. Si los programas

económicos del Gobierno no coinciden sustancialmente con los nuestros, eludiremos toda posible

responsabilidad en la marcha del país.»

NO CUESTIONAR AHORA LA MONARQUÍA

«El Gobierno —dijo— tiene que estar sometido al Parlamento, pero procurando, naturalmente, que haya

siempre una eficacia gubernamental», y agregó: «Seremos coherentes con nuestra campaña electoral. No

vamos a renunciar a nuestra declaración de principios ni a nuestro programa, pero seguimos manteniendo

que ahora no debe cuestionarse la alternativa entre Monarquía o República, sino entre dictadura y

democracia.»

«La democracia —diría también— tiene que extenderse a la vida social y económica y no quedarse

únicamente en el Parlamento.» Manifestó que las normas de comportamiento del grupo parlamentario del

P. S. O. E. estaban instituidas en los Estatutos del partido y que el líder de dicho grupo sería nombrado

por elección.

SENADORES DEL REY: «ERROR DE BULTO»

Respecto a la función del Senado, dijo que «debería jugar el papel que juega en cualquier país europeo, ya

que, según la ley de Reforma Política, tiene demasiadas atribuciones». «El sistema bicameral —agregó—

no lo rechazamos apriorísticamente.»

Al aludir a los cuarenta y un senadores del Rey, manifestó que «hay un error de bulto en la designación,

ya que Alianza Popular tiene más representantes en el Senado a través del nombramiento del

Rey que treinta y cinco millones de españoles. Esto creo que es notable.»

NEUTRALIDAD MILITAR

Más adelante se refirió a la política exterior española, y señaló su propósito de caminar hacia la

integración en Europa y de acercarse a Latinoamérica; estableciendo mejores relaciones con los países

democráticos de aquel área.

«En resumen —dijo— el P. S.O. E. defiende la apertura a todo el mundo, la neutralidad militar y la

neutralidad política activa, que equivale a denunciar las situaciones de injusticia que se den en otros

países.»

 

< Volver