Mitin en Barcelona conmemorativo del alzamiento. 
 Fernández de la Mora censuró la suicida revisión del Estado del 18 de julio     
 
 ABC.    21/07/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

MITIN EN BARCELONA CONMEMORATIVO DEL ALZAMIENTO

FERNANDEZ DE LA MORA CENSURO LA «SUICIDA REVISIÓN DEL ESTADO DEL 18 DE

JULIO»

Barcelona, 20. (Cifra.) Unas mil quinientas personas, que llenaban el Palacio de Congresos de Montjuich,

han asistido al acto conmemorativo del 18 de Julio, organizado por la Junta Coordinadora de Unidad

Española.

Entre el público, muchas camisas azules y boinas rojas. Antes de empezar el acto, con el público puesto

en pie y la bandera nacional, de Falange y Requeté en el estrado presidencial, se interpretó el himno

nacional.

Antonio Pelegero Barceló, presidente provincial de la Junta Coordinadora, presentó el acto. El miembro

del Consejo del Reino don Dionisio Martín Sanz dijo que los enemigos de España creen que «estamos en

el ocaso, pero no es así, sino que nos encontramos en el otro, en el nacimiento del nacional sindicalismo».

Añadió que no venía a hacer apología de ningún inmovilismo, sino a participar alegremente en el resurgir

de España. Destacó la situación actual como de extraordinaria devaluación de las lealtades en España,

mientras que los verdaderos españoles son la defensa de un país respetado en Europa.

Se refirió después a la inquietud al ver que quienes «heredaron nuestro sistema lo conducen a un peligro,

la democracia liberal que está periclitando en todo el orbe». Afirmó que rebautizaba el nacional

sindicalismo como democracia sindical, «porque tenemos que revestirnos de un ropaje que haga que el

mundo libre nos tolere. Aceptamos del mundo marxista -añadió- la planificación del desarrollo, pero

basada en ideologías»

DISCURSO DE FERNANDEZ DE LA MORA

A continuación, el señor Fernández de la Mora, que recogió los primeros aplausos al dirigirse a los

«españoles de Cataluña», comenzó rechazando la calificación de mitin de la extrema derecha con que se

había calificado en un diario barcelonés el anuncio del acto. Centró después su discurso en el día de la

muerte de Carrero Blanco, en el que, dijo, España había batido todos los récords económicos, que

después, con dos procesos revisionistas del Estado del 18 de Julio, el primero de ellos el llamado espíritu

del 12 de febrero, había llevado en sólo dos años a batir récords negativos, calificando el saldo de esa

revisión de suicida y dado como consecuencia las bombas que estallaron en la noche del XL aniversario

del 18 de Julio.

Hizo un estudio de la actual situación económica, negando que se debiera al aumento de los precios

energéticos, sino que era consecuencia de aquella pretendida revisión. Señaló que como panaceas, de las

que abominó, se presentaba la partitocracia, la lucha de clases, el separatismo y la homologación, y señaló

que lo que el mundo nunca perdonó a Franco fue que jamás enajenó una sola pulsada de los intereses de

España.

Ante ese pueblo, dijo a continuación, que no debe dejar que se le arrebaten sus logros sin una dura batalla

dialéctica, nosotros tenemos un deber, tenemos que ofrecerles una alternativa, y ésta es la reconstrucción

de nuestro Estado y la recuperación de nuestra economía. Nosotros queremos llevar a España adelante,

hacia el siglo XXI, y no a la derecha o a la izquierda, sino hacia donde la hemos llevado siempre, hacia

arriba.

Según la información de Europa Press, el señor Fernández de la Mora incluyó el «espíritu de enero de

1976» en el proceso revisionista del 18 de Julio.

 

< Volver