Autor: Soriano, Manuel. 
 Comisión negociadora. Para reclamar legalización de partidos y amnistía. 
 La oposición solicita audiencia a Suárez     
 
 Diario 16.    05/01/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

COMISIÓN NEGOCIADORA

Como futuros "ministrábles" una treintena de informadores acosaron a los dirigentes de la oposición.

Para reclamar legalización de partidos y amnistía

La oposición solicita audiencia a Suárez

Manuel Soriano

MADRID, 5 (D16). — La legalización de todos los partidos políticos y la concesión de amnistía son. los temas prioritarios que la oposición democrática negociará en breve con el presidente del Gobierno a través del democristiano Antón Cañellas, el «analista Felipe González, el liberal Joaquín Satrústegui y el representante vasco Julio Jáuregui.

Este fue el principal acuerdo adoptado ayer por la Comisión Negociadora de la oposición democrática que, con la asistencia de Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista de España, se reunió ayer en una de las oficinas del Partido Socialista Popular (PSP).

Tras casi cuatro horas de debates entre "los nueve" (los citados y íordi Pujol, Paz Andrade, Tierno Galván y Fernández Ordóñez Joaquín Satrústegui comunicó telefónicamente pon la sede de Presidencia del Gobierno con el objeto de dar a conocer los acuerdos a Adolfo Suárez. El interlocutor no fue el presidente, sino su secretario particular, Aurelio Delgado Martín. El portavoz de la oposición democrática solicitó día y hora para que la comisión designada se entreviste con Suárez. La cita podría producirse a finales de esta semana o principios de la próxima.

Elecciones, —mida negociación

La negociación con el jefe del Gabinete de los principios políticos del proceso electoral se ha pospuesto. No obstante, según la declaración pública hecha al término de la reunión, "en breve plazo se designará una ulterior comisión" que aborde esta cuestión. Por el momento, lo más que se ha hecho ha sido designar una "ponencia técnica" que unifique los criterios de las fuerzas políticas representadas en la comisión negociadora.

Reivindicaciones escalonadas

A la vista de los acuerdos tomados en la sesión de trabajo de ayer, que se consiguieron por unanimidad, puede decirse que los representantes de la oposición democrática han decidido negociar escalonadamente todas sus reivindicaciones en vez de presentarlas en un solo bloque

.

El punto cuarto del comunicado final entregado a la Prensa "leído antes a Presidencia de Gobierno por cortesía", según dijo un portavoz—, dice que "con el mismo criterio se irá proponiendo al Gobierno, próximamente, la negociación de los restantes puntos".

Estos puntos, aparte del tema electoral, giran en torno al efectivo reconocimiento de los derechos de asociación, reunión y manifestación; disolución del aparato político del Movimiento e igualdad de oportunidades para el acceso de todas las organizaciones políticas y sindicales a los medios de comunicación social controladas por el Estado.

Reconocimiento al Gobierno

El último de los acuerdos que "los nueve" han hecho público, es un reconocimiento a una de las decisiones tomadas en el último-Consejo de Ministros. "La comisión negociadora ha visto con unánime satisfacción la decisión del Gobierno de suprimir el Tribunal de Orden Público y las competencias atribuidas a la jurisdicción militar en materia política".

Expresión de reconciliación

Tras terminar la reunión, las puertas de la sala donde se celebró el debate se abrieron para los periodistas, quienes tuvieran oportunidad de abordar individualmente a la pléyade de personalidades políticas.

A preguntas de D16, Enrique Tierno Galván, que hizo de anfitrión, declaró-que la reunión había sido histórica, porque "es el primer momento que he visto claro que la reconciliación es un hecho. Gente de distinta ideología ha estrechado la mano de Carrillo sin recuerdos ni rencores".

"Mi impresión de esta reunión es estupenda. Me parece que he vuelto a nacer", dijo el secretario genera! del PCE a preguntas de D16.

A Carrillo, traje gris, camisa de rayas finas y corbata con dibujos, se le veía satisfecho. No obstante, fue parco en su breve diálogo con los periodistas, y uno de los primeros en abandonar el despacho del PSP. Sus guardaespaldas le pusieron un abrigo beig y lo rescataron de los informadores, asediado por flashes y preguntas.

Recalcó que no había habido cesión por parte del PCE por el hecho no de estar presente en la primera comisión, que se entreviste con Suárez. "En la comisión negociadora hay nueve representantes, se han elegido cuatro. Se podría pensar que los cinco restantes también habían cedido", dijo Carrillo, quien, según ciertos testimonios, a lo largo de la sesión de trabajo se mostró, flexible.

Añadió Carrillo que todas las comisiones son importantes. "Hay unidad de criterios sobre todos los problemas —dijo— y no me importa que yo esté en la primera o en la segunda comisión." Señaló que había sido una discusión muy fácil y que todos habían hecho los mayores esfuerzos para conseguir consenso.

Sólo un pequeño incidente

El lugar de la reunión se había revelado a los periodistas con relativas reservas, aunque en ningún momento se les pusieron dificultades. Desde las cuatro y media de la tarde se habían congregado gran número de informadores frente al número 21 de la calle Eduardo Dato. Momentos antes, Enrique Sánchez de León, director general de Política Interior, era recogido por un coche oficial a escasos metros del lugar.

Tras la llegada de Enrique Tierno Galván, Francisco Fernández Ordóñez, Joaquín Satrústegui y Julio Jáuregui, apareció Santiago Carrillo. Acompañado de dos militantes de su partido, descendió de un Seat 132, oscuro, e inmediatamente fue acosado por los fotógrafos. En el trayecto hasta el portal, un

peatón le increpó groseramente, a lo que Carrillo respondió con un ademán de indiferencia.

Este fue el único incidente registrado en torno a !a histórica reunión, que acogió a los más importantes representantes de la oposición democrática. Tres militantes del PCE, trabajadores de distintos ramos de la producción, cuya misión en el partido es proteger al secretario general, ocuparon una antesala de la dependencia donde se desarrolló la reunión. En los alrededores de la casa pudo advertirse la presencia de algunos más, así como inspectores de Policía.

Carrillo no quiso pronunciarse sobre el encuentro antes de celebrarse; pero dijo que el PCE no iba a bloquear la negociación con el Gobierno por el hecho de que éste, en principio, se negase a recibir a alguno de sus representantes.

Santiago Carrillo ocupó un asiento entre el dirigente socialista, Felipe González y el liberal Joaquín Safrústegui.

Felipe: "El Poder quiere negociar"

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español dijo que respecto a la amnistía y la legalización de todos los partidos políticos no se podían hacer concesiones, afirmando que se va a presionar todo lo posible al Gobierno para conseguirlo. Señaló que no tenía lugar discutir sobre la ley Electoral sin resolver previamente estos dos problemas.

A preguntas de D16, Felipe González dijo: "Creo que todo el que representa una institución válida, en estos momentos está convencido de que mse tiene que producir el cambio, y éste no es posible sin la presencia de la oposición. No creo que existan poderes fácticos que se opongan a negociar con la oposición." No concedió mucha importancia a posibles provocaciones encaminadas a entorpecer el proceso democrático, ya que, argumentó, la opinión pública estaría en contra de ellas.

 

< Volver