Autor: Redondela, J. A.. 
   La oposición preparada (para negociar con el Gobierno)  :   
 Continúan las alianzas y las rupturas en los partidos políticos. 
 Arriba.    08/12/1976.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LA

OPOSICIÓN PREPARADA

(para negociar con el Gobierno)

Continúan las alianzas y las rupturas en los partidos políticos

MADRID. (De nuestra Redacción, por J. A. Redondela.— Aunque el referéndum y el Congreso del PSOE son los dos grandes temas que acaparan la atención de los medios informativos, la cosa política tiene también otros frentes, alguno de los cuales reviste una singular importancia cara a la configuración democrática del país.

Entre estos temas, condenados por las circunstancias a una provisional oscuridad informativa, cabe destacar el de la constitución de la comisión negociadora con el Gobierno. Por fin, tras una larga semana de discusiones, la oposición ha logrado ofrecer nueve nombres para iniciar el diálogo con el Poder. Detrás de estos nombres, dos características definitorias:

A) la mayoritaria presencia de la denominada «oposición moderada»;

B) el valor de la representación a nivel nacional, ya que, incluso en los casos de representantes regionales éstos vienen, fundamentalmente, apoyados por los grupos políticos de ámbito nacional. Consecuente con estas dos características, la negociación debe ser viable, y tal vez muy positiva, aunque tras ella se oculte un cierto enfado de tendencias más radicales —en sus filosofías o en planteamientos territoriales— de las cuales las notas dadas a conocer por el PT o la FPS pueden servir como indicativos.

Alianzas y rupturas

Las elecciones generales, aunque a varios meses vista, están provocando fuertes movimientos dentro de los partidos políticos, que los llevan, según los casos, a cerrar alianzas o concretar rupturas.

Así, los diferentes partidos alineados dentro de Alianza Popular acaban de manifestar, no solamente que su alianza sobrevivirá a las próximas elecciones, sino que todos los indicios apuntan a que Alianza Popular tiende a configurarse en federación para alcanzar una mayor unidad de acción y una mayor identidad entre los diversos grupos que la conforman.

Pero mientras «nos grupos fuerzan la unión, en otros, la búsqueda de su propia identidad les lleva a las rupturas. Así, la división iniciada en ANEPA parece estar llegando a su fin y, mañana misino, en la reunión de la Junta nacional con los presidentes provinciales, puede, y deba, concretarse esta ruptura.

Las dos atas, liberal y conservadora, mantienen posturas difícilmente compatibles dentro de un mismo partido y, consecuencia de ello, puede ser, incluso, la próxima desaparición de la asociación. Los liberales podrían integrase en Reforma Democrática, y los conservadores mantendrían un cierto tiempo su condición de grupos, hasta que la hipotética fusión de los partidos de Alianza sea una realidad.

Finalmente, tan sólo una breve nota referida a las campañas sobre el referéndum. Algún grupo no parece resignarse a montar solamente su propia campaña y colabora con otros partidos. La única objeción es que en sus pintadas se invierten los slogans y las llamadas a la abstención o al voto en blanco se convierten en convocatorias del «no». Su objetivo, parece claro, crear la confusión a la vez que apuntarse unos votos que de otra forma no les corresponderían. Extraña postura cuando se trata de buscar la democracia.

 

< Volver