Autor: J. L. O.. 
 Cuarto encuentro en presidencia. 
 Los socialistas Reventós y Martí pidieron al presidente autonomía y libertad sin exclusiones     
 
 Informaciones.    08/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

CUARTO .ENCUENTRO EN PRESIDENCIA

Los socialistas Revenios y Martí

pidieron al presidente autonomía

y libertad sin exclusiones

MADRID, 8 (INFORMACIONES, por J. L. O.).

EL presidente del Gobierno, don Adolfo Suáres, recibió ayer tarde, por espacio de una hora y media, en su despacho de Castellana, 3, a don Joan Revenios y don Eduardo Marti, secretario general y miembro del secretariado, respectivamente, del Partido Socialista de Cataluña (Congrés). Este es el cuarto encuentro del presídante con la oposición catalana. El día anterior había mantenido entrevistas con los señores Pujol (Convergencia Democrática), Pallach (Partido Socialista, ex Reagrupament) y Trias Fargas (Esquerra Democrática).

Después del encuentro, y en una improvisada rueda de Prensa cora los informadores —en la que, sobre todo, llevó la voz cantante el señor Mar. tí—, los socialistas catalanes manifestaron que no se había tratado de una negociación, «sino de un cambio de impresiones»; que la conversación había sido más larga de lo qué ellos-habían-previsto y que hubo momentos de «tensión», mientras en otros se había mantenido un tono «coloquial». Añadieron los políticos catalanes: «En resumen, nuestra idea es que Suárez ha mostrado voluntad de negociación y de tratar todos los temas.»

GARANTÍAS DEMOCRÁTICAS

Los señores Reventós y Martí —según sus palabras— trataron de explicar al presidente las posiciones políticas de su partido en cuanto a lo que ellos entienden por alternativa democrática. En este sentido —declararon—, la «voluntad democratizadora del Gobierno —afirmada por su presidente— debe confirmarse con hechos que se plasmen en normas concretas». «Nosotros —añadieron— entendemos que en una negociación con el Gobierno se trata de arbitrar los medios para llegar a una alternativa democrática, que Implica conversaciones con la oposición catalana y no sólo a nivel de Estado.» Según los socialistas catalanes, el proceso democrático debe tener unas garantías que se resumen en: amnistía total, libertades políticas y sindicales. «No sólo —agregaron— por el interés que en ello tienen los partidos o los trabajadores, sino por razones de equilibrio social.»

Insistieron en el tema de las autonomías de las nacionalidades, sobre todo en su restauración «en aquellas que ya las han tenido» Acerca de la Generalitat —manifestaron—, «el presidente no ha, expresado una opinión precisa. Se limitó a escuchar». No se habló, al parecer, del señor Tarradellas en la conversación, pero sí se trasladó al señor Suárez la necesidad de «libertad sin exclusiones, incluyendo especialmente a los que reciben peor trato». En este sentido —y según los citados interlocutores— el presidente especificó que existen «muchos problemas» para una posible legalización del Partido Comunista Catalán (P.S.U.C,).

ELECCIONES En relación con las elecciones y las condiciones para la posible participación de la oposición, los señores Reventós y Martí pidieron garantías, «plasmadas en actos de gobierno». Sobre la ley Electoral, al parecer, el señor Suárez no dijo nada concreto.

En cuanto al referéndum, manifestaron que «no había existido ánimo negociador» por parte del Gobierno y que esta entrevista «no va a interferir en nuestra postura de abstención activa». Opinaron, en este sentido, que en Cataluña se podía conseguir un alto nivel de abstención. Acerca de la «comisión de los diez», negaron que el señor Pujol ostente un mandato de negociación en nombre de Cataluña. «Pujol —precisaron— es un impulsor del proceso de negociación.»

Finalmente, señalaron que no se había hablado en el encuentro de la negociación conjunta de la oposición catalana con el presidente ni del viaje del señor Suárez a Cataluña. A preguntas de los informadores, los socialistas catalanes manifestaron que este segundo Gobierno de la Monarquía tenía «un talante diferente» del primero y que, «por lo menos, no ha quedado encallado en el camino».

En resumidas cuentas, y al final, los señores Reventós y Martín declararon que «el cambio de impresiones» había resultado «agradable» y «útil». Como dato curioso a juicio de los visitantes—, el presidente mantuvo a lo largo del encuentro un 60 por 100 de las intervenciones.

La entrevista entre el presidente del Gobierno y los representantes del Partido Socialista de Cataluña (Congrés) se llevó a efecto —según declaraciones de los socialistas catalanes— a iniciativa del señor Suárez por medio del gobernador civil de Barcelona, señor Sánchez Terán. El ofrecimiento del presidente se produjo el pasado domingo. El lunes, el partido discutió y aprobó la decisión de aceptar la invitación.

SE espera que nuevos representantes de los partidos políticos catalanes sean recibidos por el señor Suárez «no antes del viernes».

 

< Volver