Autor: Saiz, José Ramón. 
 Ayer, entrevista Suárez-Equipo D.C.. 
 Positiva voluntad de negociación  :   
 (que comenzarán una vez que se celebre el referéndum). 
 Pueblo.    30/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

POSITIVA

VOLUNTAD

DE NEGOCIACIÓN

(que comenzará una vez que se celebre el referéndum)

es muy probable que una comisión de la oposición se entreviste con el presidente para comenzar las conversaciones sobre la ley Electoral

Tierno Calvan se entrevistará con Adolfo Suárez

MADRID. (PUEBLO, por José Ramón SAIZ.)— El amplio, cordial e histórico encuentro de ayer del presidente Suárez con el «Equipo* democristiano y la decisión del Gobierno de autorizar la celebración del congreso de los socialistas renovados es un indicio de la voluntad negociadora del Ejecutivo. Es de esperar que nuevos contactos se produzcan en los próximos días-, concretamente, en las últimas horas se especula con un nuevo encuentro del jefe del Gobierno con Tierno, presidente del P. S. P., quien recientemente ha declarado que «la oposición es obligada compañera del Gobierno», dejando claro que las intenciones de colaboración de los partidos son evidentes; que no están interesados en la subversión, sino en resolver la crisis política y económica del país.

Parece claro, tras el encuentro Suárez-«Equipo» de la D. C., que hay un deseo general de negociar. Esto es evidente. El Gobierno desea o busca con sus movimientos, incorporar a la oposición a la reforma política y la oposición intenta llegar por el camino más rápido, a unas elecciones parlamentarias auténticamente libres y constituyentes.

Quiere decir ésto que los objetivos del Gobierno y la oposición parecen iguales y que las negociaciones se imponen. Ahora bien, nadie se atreve a barajar fechas para las negociaciones, si bien el Ejecutivo desea que éstas se celebren después del referendum, siempre y cuando la postura de la oposición en conjunto —como parece sostienen 1os moderados— mantenga una posición realista en relación al referéndum; es decir, de pasividad. Aun asi, no parece que al Gobierno le preocupe demasiado la estrategia de la oposicion frente al referéndum, ya que la consulta contará con una buena mayoría de votos afirmativos.

Los comentarios de los líderes del «Equipo» de la D. C. no pueden ser más alentadores en el sentido de que al final se impondrá la negociación. Ruiz Giménez, concretamente, ha dicho que mañana «expondremos que una comisión negociadora ríe la oposición pide audiencia al presidente, seguro que le dará muy buena acogida a esta iniciativa.» Ante la «cumbre» de la oposición que se celebrará, mañana, Ruiz-Giméne/ añadió que -diremos que encontramos al presidente bien dispuesto para la negociación.»

Es posible, pues, que en la reunión de mañana de la oposición se nombre una comisión de negociación, que inmediatamente solícitará una entrevista al presidente. Posiblemente, en dicha reunión, a la que asistirán todos los partidos que firmaron el pasado fin de semana las siete condiciones necesarias para las negociaciones, se formará —como ya hemos dicho— esa comisión que intente forzar una serie de garantías del Gobierno para poder celebrar actos políticos sobre el referéndum o, por lo menos, la seguridad de que tras el plebiscito comenzará la negociación en serio.

De todos modos, el Ejecutivo no parece muy dispuesto a prometer nada hasta que disponga de la ratificación mayoritaria del pueblo español. El Gabinete Suárez, en líneas generales, se siente muy fuerte políticamente en estos momentos, y piensa que si ha conseguido llegar hasta esta situación sin el consenso da la oposición, puede seguir igual.

No obstante, el inicio de la segunda etapa de la transición, al aprobar las Cortes la reforma política, es más alentador, y pocos son los obstáculos que impiden de una manera formal y oficial los contactos del Gobierno y la oposición.

Tras la reunión de ayer de Suárez con los dirigentes del equipo de la D. C., encuentro histórico, por ser el primero que se celebra de una manera oficial entre un jefe de Gobierno y representantes de la oposición en los últimos cuarenta años, el equipo ha elaborado una nota oficial, que firman los señores Ruiz - Giménez, Gíl Robles, Cañellas, García Agudín y Ajúriaguerra, cuyo contenido es el siguiente:

«El equipo demócratacristiano del Estado español, en su reunión de San Sebastián del pasado mes de septiembre, acordó estimular la apertura de negociaciones entre el Gobierno y la oposición democrática a los efectos de garantizar las libertades públicas y las condiciones de unas elecciones libres, y, en consecuencia, solicitó una entrevista con el presidente del Gobierno, que no ha podido tener lugar hasta el día de ayer.

En el curso de la misma se han ratificado los puntos de vista del equipo, y como éste no tenia mandato alguno de la oposición democrática, ha subrayado la necesidad y urgencia de la negociación colectiva, encontrando en el presidente un espíritu favorable, en principío, a la misma.»

PUEBLO 30 de noviembre de 1976

 

< Volver