Don Adolfo Suárez. 
 El Gobierno nunca ha perdido la iniciativa de la reforma  :   
 La defensa del estado es el principal fundamento de toda Comunidad política. 
 Informaciones.    23/03/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DON ADOLFO SUAREZ

«El Gobierno nunca

ha perdido la iniciativa de

la reforma»

«LA DEFENSA DEL ESTADO

ES EL PRINCIPAL FUNDAMENTO DE TODA

COMUNIDAD POLÍTICA»

MADRID, 23. (INFORMACIONES.)

EL Gobierno de Su Majestad el Rey nunca ha perdido la iniciativa de la reforma», dijo ayer don Adolfo Suárez, ministro secretario general del Movimiento, en el acto en que juró su cargo el nuevo gobernador civil de Ciudad Real, don Eduardo Ameijide. En el acto, que se celebró en la sede de la Presidencia, estuvo presente el vicepresidente del Interior, señor Fraga.

"En este acto quiero dejar Rentados una serie de criterios que entiendo pueden y deben clarificar el ambiente político que estamos viviendo", dijo el señor Suárez.

"En primer lugar —añadió— debo señalar que el Gobierno de S. M. el Rey nunca ha perdido la iniciativa. Ni la Iniciativa en cuanto a la reforma política que implica el proceso democratizado que ha de abarcar a todas las estructuras de convivencia española, ni la, iniciativa en cuanto a la defensa del Estado.

La reforma debe culminar en el perfeccionamiento de nuestras Instituciones básicas para conseguir una convivencia democrática basada en la paz y en la justicia. Esta convivencia democrática no se construye partiendo de cero. La historia de España no puede olvidarse ni en sus aciertos ni en sus errores y está ahí no sólo como lección permanente, sino como punto de arranque para todo proyecto político. La historia de nuestros últimos años supone el fundamento de la paz, la justicia y la democracia que queremos perfeccionar y terminar de construir. Nada de lo que es esencial para el Estado español puede perderse. Todo lo que significa perfección en el funcionamiento de Estado y de sus instituciones representativas debe hacerse.

El ritmo de la reforma lo marca el Gobierno. Son los hechos los que hablan por él. En menos de tres meses, y solamente en el aspecto normativo, se ha llevado a cabo una tarea que no merece ni el olvido ni el reproche. Pero es evidente que la apertura en el juego político, que el perfeccionamiento de la democracia que la nueva normativa implica, no significa ni puede significar la puesta entre paréntesis de los años que precisamente nos permiten hacerlo ahora. Entiendo que debe quedar muy claro que el Gobierno está llevando a cabo la reforma con el ritmo y la profundidad que juzga necesario y conveniente para el país, sin mengua ninguna de la paz justa que es fundamento y consecuencia de todo proyecto democrático.

LA DEFENSA DEL ESTADO

La defensa del Estado es el principal fundamento de toda comunidad política. No se puede llevar a cabo ningún proyecto de reforma si no se parte del prestigio de la autoridad que trata de apoyarse en el más amplio consenso de todos los ciudadanos. Por eso, todos los que pretenden la ruptura mediante la utilización de la violencia en la calle o en las ideas, deben saber con toda claridad que el Gobierno no está dispuesto a ponerse nervioso ni a desacompasar el ritmo de la reforma que tiene trazado, en atención a los postulados o a las demandas arbitrarias, cuando no suicidas, de algunos grupos minoritarios que claramente pretendes la subversión y la destrucción del Estado.

La Inmensa mayoría del pueblo español quiere la democracia, la paz y la justicia, y a esa demanda responde el Gobierno con la celeridad y el ritmo que permite el país. Con ello no hace sino seguir el camino trazado por el mensaje de S. M. el Rey, que personifica la soberanía nacional y encarna la España nueva y moderna que constituye ya nuestro presente y nuestro futuro.

Entiendo que los gobernadores civiles y jefes provinciales deben llevar a todas las provincias a que van destinados ese sentido del Estado a que antes me he referido y ese sentido a la modernidad en la convivencia española que implica el perfeccionamiento y la culminación de la convivencia democrática.

Si es cierto que vivimos en una etapa de transición, en donde se quiere intencionadamente provocar la confusión en la calle y en las ideas, también es cierto que el Gobierno del Rey no está, dispuesto a que las minorías del desorden consigan sus propósitos. La democracia es algo que hay que conquistar, con hechos, todos los días. El tiempo que se ha trazado el Gobierno para su culminación es breve y el necesario para llevarlo a cabo en toda su profundidad. El Gobierno no está dispuesto a dejarse confundir. El servicio al Rey exige ideas claras y pulso firme. La época de transición que vivimos lo exige aún con mayor rotundidad. La Inmensa mayoría del pueblo español pide una democracia pacífica y justa y la tendrá."

GRUPOS POLÍTICOS:

CUATRO MINISTROS

INFORMAN A LA

PRENSA

MADRID, 23. (INFORMACIONES.)—Cuatro ministros del Gobierno se reúnen a mediodía de hoy «m un grupo de periodistas para informar, entre otras cosas, del alcance de los proyectos de ley sobre la regulación del derecho de asociación política. Se trata de los señores Praga (vicepresidente del Interior y ministro de la Gobernación), Garrigues (Justicia), Suárez (Movimiento) y Martín Gamero (Información).

 

< Volver