El discurso del presidente/encuesta. 
 Opiniones de urgencia     
 
 ABC.    29/01/1973.  Página: 15-18,78-79. Páginas: 6. Párrafos: 75. 

ABC. JUEVES 29 DE ENERO DE 1 9 7 6, PAO. 1S.

EL DISCURSO DEL PRESIDENTE/ENCUESTA

OPINIONES DE URGENCIA

Poco después del discurso del presidente del Gobierno, ABC solicitó de distintas personalidades políticas, de diversas tendencias, su opinión sobre el mismo. Amablemente han respondido a nuestra encuesta unas sesenta personas.

ANTONIO GARRIGUES Y DIAZ-CAÑABATE (ministro de Justicia): «Que esperen a juzgar al presidente y al Gobierno por sus frutos».

Era un discurso difícil, extremadamente difícil. Por la personalidad política del que lo pronunciaba, por el foro a qúe iba dirigido, por la expectación de todos los sectores políticos del país y de fuera del país, por la intrínseca dificultad de la materia del mismo. Tenía que ser el discurso no sólo de un jefe de Gobierno, sino, sobre todo, de un hombre de Estado, porque el actual Gobierno no tiene solamente que gobernar, sino que hacer Estado. Tenia que atravesar por un desfiladero entre montañas a un lado y otro de prevención y de incomprensión. Tenía que usar del instrumenta de la palabra con precisión, con mesura y con autoridad, pero sin prepotencia. Tenía que ofrecer algo estable y consistente precisamente por su equilibrio, yo creo que todo esto lo ha conseguida el presidente Arias. A los objetores y a los defraudados, que los habrá, les pido que esperen a juzgar al presidente y al Gobierno por sus frutos, que es por lo que se conoce a los hombres, sean o no políticos.»

JUAN MIGUEL VILLAR MIR (ministro de Hacienda): «Una pieza excelente».

«Estoy personalmente orgulloso de formar parte del primer Gobierno de la Monarquía y de estar a las órdenes de Carlos Arias Navarro. El discurso me parece una pieza excelente y ha sido la mayor satisfacción oírlo en el Pleno y ver el cumplimiento de su programa.»

SERVANDO FERNANDEZ-VICTO-

RIO (presidente del Tribunal de Cuentas de! Reino): «Debemos ayudar al Gobierno».

"Para mí el discurso pronunciado hoy la Cámara por el presidente Arias Navarro tiene como exponente la visión clara del justo nivel entre un pretérito respetable y un futuro cuyas líneas ha marcado con toda, dignidad y ponderación. Después de oírle creo que todos los españole» debemos ayudar al Gobierno que preside tan alta figura nacional "

FERNANDO SUAREZ GONZÁLEZ

(ex ministro): «Un político prudente no podía decir otras cosas».

«No sé si mi testimonio puede tener alguna significación. Probablemente me falta objetividad para enjuiciar un discurso del señor presidente, siendo notorios mi admiración, mi afecto y mi respeto hacia él. Con esa salvedad, puedo decir que me ha parecido un alarde de sensatez política, Es muy fácil hacer el arbitrista, y opinar sin la responsabilidad que don Carlos Arias tiene sobre sí. Pero, puesto en su lugar, no creo Que un político prudente pudiera haber dicho cosas muy distintas. En todo caso, el señor presidente ha hecho por España, en los dos últimos años los sacrificios bastantes como Para tener derecho a pedir a todos que sacrifiquemos para llegar a una zona de entendído y hacer posible el progreso. Merece las ayudas.»

JOSÉ MARÍA RUIZ MATEOS (presidente de Rumasa): «El tiempo dará su exacta dimensión».

El presidente ha anunciado una reforma constitucional de evidente importancia. Por otra parte ha expuesto ante el país una serie de propósitos cuya exacta dimensión nos irá dando el tiempo.

Ha sido prudente en sus planteamientos, desechando la tentación de una fácil demagogia. En el delicado momento político que vivimos, cualquier paso precipitado podría acarrear consecuencias difícilmente conciliables con el inmensamente mayoritarío deseo de conseguir una auténtica libertad firmemente basada en una convivencia civilizada.

En mi opinión, el Gobierno merece un generoso margen de crédito. En definitiva, el futuro tenemos que construirlo entra todos.

ANTONIO GARRÍGUES WALKER

(abogado): «Frialdad». «La reacción inmediata ha sido de frialdad. Nuestro presidente conoce bien al país en su conjunto y en especial la situación de confusión ideológica en la que vivimos. Por mucho que intentemos olvidarlo, el poder político y el poder económico siguen estando concentrados en pocas personas y es necesario operar con algún tipo de anestesia. Entre el ansia de libertad real que existe en España y el espíritu conservador aún más real que actúa de freno, la postura del Gobierno tiene que ser ecléctica y gris, precisamente para poder actuar con eficacia. En este tránsito haria la democracia ofrecen más peligro los utópicos que los extremistas. Si e! Gobierna es capaz de cumplir sin vacilaciones en toda su extensión el programa ya anunciado la evolución sin ruptura entra dentro de la punible e inclusa de lo probable. Lo que ya no soportaría el país serían retrocesos por pequeños que fueran».

CONSEJO NACIONAL

RAIMUNDO FERNANDEZ – CUESTA

(procurador por designación directa): «Discurso constructivo».

«Un discurso de gran altura, bien construido y constructivo, propio de un jefe de Gobierno. A mi modo de ver, tiene partes, mejores que otras. Me ha gustado su afirmación de la autoridad, de la unidad nacional, del respeto a los Principios del Movimiento y a la obra de Franco.

No he entendido su referencia a la reforma de] asociacionismo político: concretamente, hasta qué límites se va a llegar. Ha anunciado un ensanche del Estatuto, ¿llegando hasta los partidos políticos? Por otra parte ha aludido a la reforma de las Cámaras legislativas. Si todo ello ha de hacerse sobre una plataforma de partidos y mediante el sufragio universal inorgánico..., no entiendo cómo se concilla con el respeto a los Principios del Movimiento, cuyo respeto ha reiterado »

NICOLÁS FRANCO Y PASQUAL DEL POBIL (consejero nacional por La Coruña): «Mas bien conservador».

«Me parece un discurso profundo y muy importante, aunque con un talante más bien conservador. No obstante, si se transforman en realidades las facetas reformistas que en él se contiene, podrá suponer un paso más hacia adelante en un camino que debe ser eminentemente democrático, pero no de ruptura.»

OLTRA MOLTO (consejero nacional por Alicante): «Denso, ponderado, realista».

«Denso, ponderado, realista, con los píes en el suelo y la mirada en el futuro. Tiene partes perfectamente diferenciadas, y es demasiado ingenuo pretender una síntesis apresurada que a la vez sea interesante. Es un discurso para estudiarlo detenidamente. Pero estoy de acuerdo con el contenido general A partir de este discurso, de esta fecha, tiene que acentuarse el sentido de participación de todos los españoles en el perfeccionamiento de las Instituciones... y de España misma.»

ALEJANDRO FERNANDEZ SORDO

(consejero nacional por designación): «Meditar primero».

«Realmente creo que este discurso no permite respuestas de primera -Impresión. Sería cuestión de meditar primero las actitudes a tomar a partir de él. Y sería no una meditación Individual, sino asociada y plural.>

ALLENDE Y GARCIA-BAXTER (consejero nacional por designación): «Democratización sin ruptura».

«Me ha parecido muy bueno. Sobre todo, la parte primera, se ha mantenido En el cuadro de intereses globales, y en la necesidad de democratización sin ruptura.»

JOSÉ MARIA ADÁN (consejare nacional): «Claro y contundente».

«Claro y contundente respecto a la unidad e integridad de la Patria frénte separatismos, anarquías y marxismo.

Necesario, en cuanto a la necesidad de desarrollo de los derechos y libertades

AB.C. JUEVES 29 DE ENERO DE 1976. PAG 16.

EL DISCURSO DEL PRESIDENTE/ENCUESTA

dividuales (expresión religión, manifestación, asociación, etc.)

Hubiese necesitado clarificación en lo referente a la reforma institucional: la determinación del ámbito asociativo, los cauces de participación, la reforma de las Cámaras, la definición y potenciación de la estructura del Movimiento... son irreversibles, pero han de ser coherentes, abiertas y consecuentes con los principios fundamentales.»

DON CARLOS PÍNULA TOURIÑO

(consejero nacional por Zamora): «Un gran discurso».

«Ha sido un gran discurso, profundo y muy meditado. Pienso que es el discurso que esperaba y deseaba oír el pueblo español que bajo la capitanía indiscutída

de Franco logró con esfuerzo y sacrificio la venturosa realidad de la España actual.

El presidente Arias ha dicho rotundamente no a los propósitos subversivos a los intentos de institucionalizar el caos, a los deseos demenciales de unas minorías obstinadas en aniquilar el patrimonio fecundo logrado a lo largo de cuarenta años de paz, prosperidad y progresiva participación de los españoles en el que hacer político.»

MERCEDES SANZ PUNYET (conjero nacional por Huesca): « coincidido con cuanto esperaba».

«Me ha Interesado muchísimo pues coincidido con cuanto yo esperaba del presidente. Ha sido un discurso completo para comprender un acabado programa a seguir en la gobernación de España asentado en el presente, pensando en el futuro y sin olvidar todo lo conseguido.»

TERCIO SINDICAL

DON JOSÉ RAMÓN ESNAOLA RAYMOND (procurador sindical): «Gran pieza doctrinal».

«El discurso del presidente Arias es una grán pieza doctrinal y al mismo tiempo lleva dentro toda la sabiduría de un político práctico que sabe hasta dónde se puede prometer y comprometer.

Se trata de una abierta declaración reformadora, sin sobrepasar los limites de la prudencia. Su principal argumento quizá sea aquél que establece la libertad política sobre un basamento primario de justicia social. El mismo ha definido su propósito con estas dos palabras; ni rigidez, ni aventura.»

JULIO DE MIGUEL (Unión Nacional de Empresarios): «No estoy de acuerdo».

«No estoy de acuerdo. Me ha parecido positivo lo que ha dicho de la informa de la mayoría de edad para la sucesión al Trono. Y lo referente al ejercicio del orden público y la necesidad de una Prensa veraz e informativa. Bien Pero me ha resultado del todo negativo el no definir de una vez para siempre como inadmisible e Inoperante el Estatuto de Asociaciones Políticas.»

DIONISIO MARTIN SANZ (representante del Sindicato Nacional de Olivo): «Debería haberlo démorado».

«El presidente debería haber demorad su discurso para haber ofrecido algo más concreto en bastantes campos, que. un vez oídos, han quedado en nebulosa. Personalmente me han satisfecho la referencía al pacto social y cuanto a los aspecto económicos, lamento la falta de una línea clara de planificación económica, porque dudo que se pueda hacer un desarrollo sil una clara planificación.»

DON ROQUE DE ARAMBARRI Y EPELDE (procurador sindical): «Discurso clarividente».

«En estos tiempos, en que el país esté atravesando momentos de confusión, le intervención del presidente del Gobierne era necesaria y ansiosamente esperada por todos los españoles. Para mí no sólo ha sido una pieza oratoria bien preparada 3 meditada, sino también clarividente al trazar los rumbos del acontecer político del Gobierno que preside.»

TERCIO FAMILIAR

DAVID PÉREZ PUGA (familiar por Pontevedra): «Discurso esperanzador».

«Un términos generales es un discurso esperanzador para él proceso de democratización que el país necesita. Pero me hubiera gustado que, en vez de anunciarlo en la Cámara, fuera sometido a debate, porque así se demostraría plenamente que la democratización había empezado de verdad.»

ESPERASE DE ARTEAGA (procurador familiar por Salamanca): «Un discurso que no va a gustar».

«De Inferior calidad política a los pronunciados por Carlos Arias en esa misma tribuna. Me parece que no va a gustar tanto como susto el del 12 de febrero del 74.

Le ha faltado concreción, quizá por tratar demasiados temas y algunos de forma gaseosa. Ha Insistido en cuestiones fracasadas como son las Asociaciones Políticas. Después de este discurso, yo no sé cuál va a ser el papel que desempeñe el Movimiento-Organlzaclón que en sus actuales estructuras, es un escollo para el desarrollo político del país y hasta para la reforma constitucional.»

VENANCIO HERNÁNDEZ CLAUMARCHIRANT (procurador familiar por Zamora): «Ha aclarado muchas cosas».

«Mi opinión es que se ha tratado de un discurso prudente y claro, en una línea de reforma ponderada, lejos de la ruptura y del regreso. En lineas generales ha aclarado muchas cosas, aunque algunas —asociacionismo, reforma de las Cámaras, reforma de leyes penales y procesales— se han esbozado sin llegar a concreciones Es de esperar que lleguen más adelante.

MANUEL ESCUDERO RUEDA (familiar por Guipúzcoa): «Muy difuso». «El discurso es muy difuso. Yo hubiera dado una mayor concreción en aspectos como el regional y el social y en lo que se refiere a los plazos. El presidente debería haber concretado una nueva configuración sindical y haber dado una idea clara sobre que es, en realidad, el separatismo.»

JOSEP MELIA (procurador familiar por Baleares): «Ambiguo»

«No me ha parecido un buen discurso. Es ambiguo, está mal construido y su lenguaje supone un retroceso histórico. Pretende hacer compatibles las reformas con el continuismo. Con ello Arias abre las puertas al «caetanismo» y se convierte en albacea de la herencia .del Sistema, en el hombre del «bunker». Creo que ha cometido un gran error porque se ha colocado en la «tierra de nadie», y ha declarado la casi imposibilidad de una evolución sin exclusiones ni privilegios.»

GABRIEL SOLÉ VILLALONGA (procurador familiar por Castellón): «Marcado por la prudencia».

«Se viene diciendo que la reforma económica principal es política. En este sentido el discurso del presidente Arias está marcado por la prudencia. Habría que añadir, y añado, que la reforma política es, buena ( continua abajo )

ABC JUEVES Z9 DE ENERO DE 1976 PAg. 17.

EL DISCURSO DEL PRESIDENTE/ENCUESTA

medida, económica. En esta ocasión el juego de palabras encierra un contenido importante: la reforma fiscal se hace Inevitable.»

DON JOSÉ MARÍA MORRONGO GARCÍA (procurador familiar por palencia): «Moderado».

Si tuviera que resumir en una sola palabra el discurso del presidente, utilizaría el término «moderación». Ha hecho un repaso de todas las cuestiones Importantes, señalando criterios y orientaciones, sin establecer posturas o medidas concretas.

DON MARCELO FERNANDEZ NIETO

(procurador familiar por Salamanca): «Respuesta adecuada»

Discurso de la continuidad, con reformas sustanciales, sin rupturas. Lo considero como la adecuada respuesta en las actuales circunstancias. Tranquilizador para muchos, esperanzador para los más. Quizá defraude a cuantos aspiraban a reformismos radicales. Personalmente, para mí. satisfactorio.

PON FÉLIX PÉREZ Y PÉREZ (procurador familiar por Burgos): «Oportuno, original y esperanzador».

En definitiva el discurso me ha parecido una exposición -completísima respecto a nuestra política del futuro. Para mí ha sido un discurso oportuno, original, prometedor y, sobre todo, esperanzador. Lo que significa que es algo así como una tabla de salvación, en un momento inesperadamente difícil, surgido a menos de dos meses de la muerte de Franco.

El error ha sido pretender llegar a la meta, que es la democratización, con demasiada prisa. Es preferible ser «fondistas» en esta prueba y aguantar lo preciso para llegar a la meta con energías y plenitud.

O DON CARLOS BONET HERNANDO

(procurador familiar por Logroño): «Clarificador».

«El discurso del presidente ha sido clarificador. Por lo menos nos sirve pare saber dónde estamos y a dónde queremos Ir. Francamente positivo.»

n DON ANTONIO SEGOVIA MORENO

(procurador familiar por Huelva): «Mi más absoluta conformidad».

«A mí me gustaría separar cuanto hay de positivo con la forma de expresión y las motivaciones expuestas. Me voy a una frase: «Esta es la hora.» Porque no hay otra. Y la hora es la de la reforma Institucional, la de la democratización y representatividad de las instituciones. La de modificar el derecho de expresión y reunión. La de la unidad jurisdiccional. La de modificación del Código Penal. La de una profunda transformación del sistema tributario. A esa hora y a este tiempo doy mi más absoluta conformidad.»

DON ENRIQUE VILLORÍA (procurador familiar por Madrid): «Interpretación positiva».

«Me parece una interpretación positiva del presente y del futuro español. El anuncio de reformas institucionales es importante en la medida que se incremente la participación democrática en la vida política a todos los niveles.»

DON OCTAVIO CARREÑA ARTES

(procurador familiar por Murcia): «Rotundamente claro».«Efectivamente, no se parte de cero y era justo proclamarlo con solemnidad. Las afirmaciones referentes a la unidad de la patria al mantenimiento del orden y a la consideracion que merecen las Instituciones, creo que sintonizarán con una gran mayoría del pueblo español.

El presidente ha dejado claro que el proceso democratizador va a continuar a ritmo adecuado: pero utilizando al máximo los recursos de nuestras Leyes actuales, con las reformas que sean necesarias. Particularmente, me han producido una gran satisfacción las frases sobre la investigación científica.»

DON MANUEL PADRÓN QUEVEDO

(procurador familiar por Las Palmas): «Tranquilizador». «En mi opinión el discurso, magnífico de expresión, ha respondido en todos los aspectos a los preocupantes interrogantes que los sucesos actuales desacostumbrados. hablan originado.

Creo que el presidente ha dado no sólo una perfecta definición de lo que debe ser la democracia española, sino la confianza, inspirada en la firme decisión por parte del Gobierno, de mantenerla con toda dedicación, autoridad y responsabilidad. Asi quedará compatibilizado el montaje institucional del gran legado Histórico que hemos recibido, con el ejercicio de los derechos de reunión, asociación, expresión, etcétera, complementarios de la obligada libertad cívica.

Quiero destacar también, pensando como español canario, el acertado futura de las regiones, dentro de la unidad nacional.»

DON AFRODISIO FERRERO PÉREZ (procurador familiar por León): «Actitud política de centro-centro».

«El discurso de Arias Navarro se puede enmarcar con ej nombre de la reforma institucional, dentro de un orden democrático. Actualizar, reformar, Innovar han sido las constantes de su alocución. Sin duda insistió en la conveniencia de la reforma no constituyente; es decir, promover desde nuestra constitución abierta, reformas frente a cambios provisionales.

Evidentemente es un discurso de un gobernante que asume una actitud política de «centro-centro» con el que me identifico.»

ORGANISMOS Y CORPORACIONES

MIGUEL RAMÓN IZQUIERDO (alcalde de Valencia): «Importante».

«Ha sido importante, como estaba previsto. Su principal mérito, en mi opinión, es habernos dado a conocer lo que el Gobierno piensa y desea hacer en los momentos actuales. ¡Ojalá! los propósitos anunciados sé traduzcan en hechos. Hará falta la colaboración de todos los españoles. Y su comprensión.»

[] MARCOS RICO (rector de Universidad): «Mesurado y prudente».

«Mesurado y prudente, ha dejado entrever más de lo que ha dicho. Por ejemplo: que ese callejón sin salida que es el Estatuto de Asociaciones desembocará en partidos políticos. Yo al menos he previsto "partidos..., aunque numéricamente POCOS".

Me ha parecido muy oportuno el "capote" económico con que ha paliado los disgustos provocados por el discurso del ministro de Hacienda. Arias ha puesto un especial énfasis al anunciar la necesaria reforma fiscal.

Por lo demás, ha sido un discurso de notable apoyo a la Monarquía.

Se ha puesto de manifiesto la humanidad del hombre que ha pronunciado el discurso: lealtad y prudencia. Así es Arias, nuestro presidente.»

DON EZEQUIEL PUIG Y MAESTROAMADO (procurador por el Colegio de Licenciados y Doctores): «Discurso puente entre el pasado y el futuro».

«Califico el discurso como un discurso puente entre el pasado y el futuro, es decir, entre dos pilares: el primero lo considero tan sólido como deseo que lo sea el segundo, y tengo fe en que así será, con la alta dirección del Rey Don Juan Carlos, como lo es el primero debido a las sabias previsiones de Francisco Franco.»

DON JOSÉ ELIAS GALLEGOS ROMERO (procurador en representación del Instituto de Actuarios): «Confianza y crédito al Gobierno».

«Es pronto para juzgar un discurso tan denso en contenido. Sin embargo, le señalo que en unos pasajes me ha parecido justo y ponderado; en otros, firme y enérgico, quizá en demasía y. en alguno, a mi juicio, desilusionante.

Los conceptos de justicia social, por medio de una lógica política de rentas y tratando de lograr el pleno empleo, son conceptos generales que es necesario matizar y plasmar en realidades concretas. En este aspecto creo que ha vuelto a los cauces normales, soliviantados sin duda por anteriores declaraciones. La composición de las dos Cámaras puede ser oportuna. La regionalidad está bien tratada, pero sin profundidad. La regulación del derecho de reunión hace tiempo que la

ABC. JUEVES 29 DE ENERO DE 197 6. PAG. 18.

EL DISCURSO DEL PRESIDENTE/ENCUESTA

Pedimos en el seno del Grupo Parlamentario.

Por lo que respecta a la dicotomía asociaciones-partidos, me ha defraudado lo expuesto. Si partamos ahora no se deben aceptar posiciones de privilegio. Y las asociaciones lo tienen.

En definitiva, confianza y crédito al Gobierno, siempre y cuando como contrapartida se nos dé la tan ansiada democracia y la participación del pueblo en la labor política. Una petición: ¡Que no nos defrauden!»

FABIÁN ESTAPE (rector de la Universidad Central de Barcelona): «Tranquilizará a muchos sectores».

«Estoy seguro de que el discurso del presidente tranquilizará a muchos sectores que en las últimas semanas se hallaban singularmente inquietos por los destinos de tas reformas políticas esperadas. En cuanto a la política económica hay que destacar las reformas fiscales anunciadas, aunque pienso «rué la presente coyuntura no es el mejor momento, vero, naturalmente, las coyunturas se padecen, no se eligen.»

DON RAFAEL DÍAZ LLANOS (procurador por e! Consejo General de Economistas): «El único discurso adecuado para las Cortes».

«Era el único discurso adecuado para estas Cortes. Y fue muy bueno. No puede pretenderse que se dejaran-señaladas todas directrices para la reforma democrática, aunque, en definitiva, se anunció el

envío a la Cámara de diversos proyectos para discusión y elaboración. Quizá hubiese sido conveniente conocer el criterio concreto del Gobierno en los problemas fundamentales, a la manera como se expresó en la política fiscal. Seguramente en los proyectos aludidos se sabrá la forma de responder el Gobierno ante el Parlamentó, característica elemental de toda demorada. Aunque Canarias es una región más de España, las circunstancias excepcionales porque atraviesa hubiesen hecho necesaria alguna referencia más concreta. ¡Que el Señor ilumine al Gobierno y a las Cortes para, seguir el recto camino hacia una España mejor!»

ASOCIACIONES

MANUEL CANTARERO DEL CASTILLO (R.S.E.): «El Movimiento no puede ser obligatorio».

«El discurso de Arias ha contenido formulaciones de reformas que podrían haber sido recibidas como inicialmente válidas, si no hubiera invocado tanto el pasado hasta imponerlo como condición radical para el presente y para el futuro. Es, por vía de afirmación innecesaria de la legitimidad, el mismo error que comete la oposición por vía de negación.

En cualquier caso, el programa de reformas, al exigir un referéndum, provoca una coyuntura de sanción popular de mayor alcance porque al en el mismo no se produce una afluencia masiva de votantes y no se gana por una mayoría expresiva, sería el sistema el que quedaría virtualmente rechazado en su conjunto.

El Movimiento es respetable, pero no puede ser obligatorio para los ciudadanos que no quieran estar en él. Lo que no se puede sostener más es que los ciudadanos respetables que no quieren estar en el Movimiento no tengan más remedio que estar en la clandestinidad. Creo que o los hombres del régimen se deciden a cambiar a fondo de terminología o aquí no va a haber nada que hacer. Por otra parte, si antes del referéndum el Gobierno no ha dado satisfacción a las clamorosas demandas populares en material social, ya puede darlo por perdido.*

PEDRO PÉREZ ALHAMA (Anepa): «Atractivo para la Cámara».

«Mi opinión personal sobre el discurso del presidente Arias, entiendo que haya podido ser excesivamente moderado para un sector del país y posiblemente atractivo para la Cámara a cusen especialmente va dirigido.

Cabe destacar en cuanto a las Leyes Fundamentales, dice introducir algunas modificaciones, no habla de reformas; sin embargo, en varias ocasiones repite las modificaciones muy limitadas. Con respecto & una democracia española, supongo será una democracia ordenada y controlada. Y en

cuanto a la participación política, deja bastante claro que la participación seguirá siendo por medio de los cauces establecidos de asociaciones y no de partidos, aunque promete el ensanchamiento del estatuto jurídico de asociaciones políticas.»

JAVIER CARVAJAL (U. D. P. E.): «Positivo y clarificador».

«Hemos escuchado atentamente el discurso responsable, prudente y taxativo en muchos aspectos del presidente Arias ante las Cortes y puedo decir, como primera impresión, que Unión del Pueblo Español suscribe un alto porcentaje de cuanto en él se ha dicho. Sin embargo, los muchos pontos que se han tratado y la inconcrecion en determinados aspectos importantes merece un estudio cuidadoso que permita adivinar las intenciones y las futuras actuaciones que del discurso puedan derivarse.

(PASA A LA PAG. 78)

ABC. JUEVES 29 DE ENERO DE 1976. PAG 78

ULTIMA HORA EN ABC * ULTIMA HORA EN ABC

EL DISCURSO DEL PRESIDENTE/ENCUESTA

(VIENE DE LA PAG 18>

En general, desde nuestro punto de vista, puede considerarse positivo y clarificador y cabe esperar que a partir de él la acción del Gobierno se desarrolle coherentemente, explicitando los aspectos a que antes me he referido,

Está clara la voluntad de perfeccionamiento del sistema, desde la legitimidad y dentro de la legalidad, lo que sin duda molestará a quienes desean ver consumado su apresurado derribo. Lo estimo, por tanto, positivo y creo que en líneas generales no se le puede regatear el apoyo al presidente Arias, de acuerdo con las líneas de su intervención, aun cuando existan parcelas con las que no estamos conformes o con

las que no podamos manifestar nuestra plena coincidencia.)»

O VICENTE SEGRELLES (de Frente Institucional): «Reformista, pero moderado».

«Ha sido un discurso reformista pero moderado y prudente, en la línea y talante a que nos tiene acostumbrados el presidente Arias. Acaso algo tímido en algunos pasajes, en los que tal vez el pueblo esperaba más concreción y más avance. De todas formas. Frente Institucional ve identificado gran parte de su programa con las lineas maestras de! discurso y esperarnos que todas estas reformas anunciadas se instrumenten mediante un referéndum.»

GRUPOS POLÍTICOS

RAFAEL PÉREZ ESCOLAR (presidente de G. O. D.S.A.): «Cajón de sastre».

Cara: modestia expositiva; respeto a la figura del Rey; propósito de desarrollo democrático: apunte de proceso constitucional reconocimiento de la independencia del Poder .judicial y de los derechos Individuales; estímulo de la autonomía regional.

Cruz: estilo un punto retórico y arcaico; exceso de citas legales; reiteración en las Invocaciones históricas Inmediatas; reminiscencias tecnocrátieas al final del discurso; heterogeneidad del contenido, cual si de un cajón de sastre se tratara: insuficiente tratamiento de un punto principalísimo: la unidad jurisdiccional.

Otrosí: ambiente nostálgico; aplausos retrospectivos.

ENRIQUE BARÓN (secretario de Información de Reconstrucción Socialista): «Ofrece menos que en el programa de 12 de febrero».

El presidente del Gobierno ha hablado a unas Cortes que no existirían si hubiera elecciones democráticas y que se comportan como guardianes de la ortodoxia franquista. Ha reconocido explícitamente el fracaso de´´ programa del 12 de febrero y. sin embargo, ha ofrecido menos que entonces a un país que ha evolucionado mucho más rápidamente y en el cual existe y se manifiesta una profunda aspiración popular de amnistía y libertad, y con un movimiento obrero que ha dado prueba de su decisión en sus objetivos salariales y de afirmación de un sindicalismo democrático con una impresionante madurez cívica. De este modo no se puede hacer el pacto social que el país necesita, y es de destacar que el presidente ha estado muy por debajo o muy por detrás de las declaraciones que hacía a la Prensa americana.

JOAQUÍN RUIZ GIMÉNEZ (Izquierda Democrática): «Se está frustrando (a ocasión histórica».

Siento de verdad no poder dar un juicio favorable. Hubiera deseado que el presidente del Gobierno, de cuya buena voluntad no dudo, hubiera confirmado e incluso ampliado las perspectivas de cambio social y político que se señalaban en el mensaje del Rey ante las Cortes, en la declaración del Gobierno y en las numerosas declaraciones de algunos ministros. No ha sido así, y eso plantea muchas inquietudes e interrogantes todas formas, intentando un análisis

rápido sobre lo oído por la radio, diré que lo más negativo a mi juicio ha sido el tono áspero e incluso amenazante de alguno de los párrafos, los argumentos contra la amnistía y contra la derogación del decreto lev llamado He Prevención del Terrorismo, el carácter muy limitativo, y yo diría que anacrónico, respecto al cauce del derecho de asociación y todo lo concerniente a la ordenación de las regiones.

Lo que me parece más aceptable es la referencia a la unidad de jurisdicción, siempre que eso implique la desaparición del Tribunal de Orden Público y del Tribunal Central de lo Penal y la sumisión de todos los procesos ante las audiencias y el Tribunal Supremo: también estimo positivo su anuncio de la famosa reforma fiscal que nunca llega, con tal de que sea ana autentica reforma fiscal que implique una mas justa distribución de la carea impositiva.

Creo que también es positivo la indicación de la necesidad de atender a las reivindicaciones de los trabajadores, no sólo en el aspecto estrictamente económico, sino también -en el sindical.

Para emitir un juicio definitivo habría, que esperar a conocer los textos de los proyectos de ley o de los decretos que se anuncian. Pero confieso que en este instante no puedo por menor que sentir tristeza porque se está frustrando la ocasión histórica que España tenía de avanzar hacia una auténtica estructuración democrática sin violencia, pero en un proceso constituyente con participación de todos los españoles a través de partidos políticos y organizaciones sindicales, sin excluir alguna.

JUAN ANTONIO ORTEGA DIAZ AMBRONA (T.A.C.I.T.O.): «No ha estado a la altura».

Mentiría si dijera que el discurso del presidente Arias me ha gustado. Con todos los respetos, creo que no ha estado a la altura de la nueva etapa histórica anunciada en el discurso de la Corona. El presidente se ha Inclinado más por la continuidad que por las reformas. Estas han sido anunciadas con Inconcreción y ambigüedad; como sin convicción. En cambio, las limitaciones, las restricciones y cautelas se han expresado en forma tajante e inequívoca.

PABLO CASTELLANOS (secretario de Relaciones Internacionales de la U. G. T.): «Las necesidades del país».

«Si el abanico de soluciones que en ese discurso ofrece el Gobierno tiene que servir

de dato para valorar el conocimiento que ese Gobierno tiene de las necesidades del país, se puede concluir que ese discurso es la manifestación más clara del desconocimiento por el Gobierno de la realidad del país.

Me temo mucho que ha sido un discurso para tranquilizar fascistas.»

IGNACIO CAMUÑAS (Partido Demócrata Popular): «Falsa ortodoxia constitucional».

«No es posible pensar que la Monarquía pueda arraigar y consolidarse en este país de la mano de un Gobierno franquista, más preocupado de velar por una falsa ortodoxia constitucional que verdaderamente dispuesto a salir al encuentro de la mayoría del pueblo español.

Pienso, y así lo he creído siempre, que la posición de Don Juan Carlos no puede ser la de Rey-arbitro al modo europeo, porque este país no es una democracia europea, sino una dictadura constituyente y en este momento acéfala por la propia peculiaridad del hecho sucesorio. Y si Juan Carlos no está dispuesto a asumir el papel que Franco representaba, entonces no tiene más remedio que tomar la iniciativa y arriesgar el prestigio y el peso de la Corona en la operacion de desbloqueo de la presente situación.»

MIGUEL BERMUDO DE ERCILLA

(Federación Popular Democrática): «Decepcionante para el país»

«Considero el discurso vago, inconcreto e indeterminado y sin un plazo de ejecución, por lo que considero que es decepcionante para el país que esperaba hechos concretos, y que la propia declaración o espíritu del 12 de febrero fue mucho más concreta en cuanto a objetivos y plazos. Por otro lado el cambio lo fundamenta en los mecanismos constitucionales existentes: Cortes, Consejo del Reino y Consejo Nacional. y con su actual estructura dudo mucho puedan acometer una reforma constitucional de la importancia que el país requiere para lograr una autentica homologación democrática.»

FERNANDO GARCÍA LAHIGUERA

(vicepresidente de U.S.D. E.): «Se pretende que la voluntad nacional siga administrada por los históricos».

«No negaré que en el discurso se advierte voluntad de Introducir ciertas reformas indispensables a la altura de nuestro tiempo. Pero, en definitiva, como ciudadano que aspira a serlo, creo que se pretende que la voluntad nacional siga siendo administrada por los históricos del régimen y no por el pueblo ni por sus supuestos «intérpretes interesados» a los que sin ninguna afición se ha referido el presidente Arias.»

RAMÓN MUÑAGORRI TRIANA (Comité Permanente de U. S. O., en Madrid): «Insuficiente para la sociedad española».

«Mi impresión general es desfavorable. Como sindicalista me preocupa especialmente la referencia que se hace a que una posible reforma sindical pueda partir del Congreso sindical, ya que entiendo que el mismo no es representativo de los intereses y aspiraciones de los trabajadores. En general es un discurso medido y sopesado en función de sus destinatarios: Las Cortes. Por ello sus formulaciones resultan claramente insuficientes si tomamos como termómetro la sociedad española, que reclama unos derechos fundamentales sin lapisas ni exclusiones y ana amnistía sin limitaciones como premisas básicas para una democracia real y no a la española como dice el presidente.»

COMENTARISTAS DE PRENSA

O PEDRO CALVO HERNANDO («Mundo Diario» y «Gaceta Ilustrada»): «A la defensiva».

El discurso ha soliviantado a la oposición, ha decepcionado a los demócratas, no ha gustado a los aperturistas y no ha satisfecho al «bunker». Su lenguaje, duro y amenazador, casi siempre a la defensiva, no es la más adecuada tarjeta de presentación de los anuncios reformistas que, sin duda, contiene, aunque con demasiadas ambigüedades e ínconcreciones. El presidente Arias sabrá por qué no se ha decidido a asumir el reto de esta hora histórica con todas sus consecuencias.

JOSÉ ONETO («La Vanguardia Española» y «Cambio-16»): «Lamentables las referencias a la Prensa».

Creo que no es el discurso que estaba esperando el país en esta decisiva etapa histórica. Es un programa 12 de febrero renovado que no hace referencias concretas, claras y precisas a lo que en la calle pide la mayoría silenciosa.

Por otra parte, me han parecido lamentables las referencias a la Prensa, teniendo en cuenta que gran parte de la Imagen política del señor Arias se debe a los medios de comunicación, medios de comunicación que han ejercido su labor durante cuarenta años y la continúan ejerciendo con una moderación y una prudencia que no se puede comparar con la que se realiza en ningún país europeo civilizado.

RAMÓN Pl («TeleXprés»): «Ha hablado como franquista».

El discurso no responde, en absoluto, a la expectación que había despertado su anuncio. El presidente Arias ha hablado como franquista y ante franquistas, poniendo el acento en lo que hay que preservar antes que ponerlo en lo que es preciso reformar. Si democracia quiere decir partidos libres. Sindicatos libres y elecciones libres, seguimos sin saber si aquí va a ser posible.

POSIBLE TRASLADO DE LOS

RESTOS MORTALES.DE

ALFONSO XIII

Boma, 28. (Efe.) Informaciones que circulan en esta capital especulan con la posibilidad de que los restos mortales de Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII sean trasladados a finales del mes de febrero a España para ser inhumados en el monasterio de El Escorial, coincidiendo con el aniversario del fallecimiento del Monarca.

Aunque en los medios oficiales españoles de Roma no se ha podido obtener confirmación de la noticia, los rumores señalan que el traslado se efectuaría a bordo de un navio de guerra español desde el puerto de Civittavechia hasta Cartagena. Con este motivo —se dice— se trasladaría a Roma. Misión oficial del Gobierno español.

 

< Volver