Discurso del presidente Arias ante el Pleno de las Cortes. 
 Es la hora de la reforma     
 
 Informaciones.    28/01/1976.  Página: 1,6. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

Director: JESÚS DE LA SERNA

DECANO DE LA PRENSA DE LA TARDE • Diario independiente :- Edita Prensa Castellana, S. A. San Roque, 7 :•: Teléfono 222 83 85 •:• Madrid, miércoles 28 enero de 1976 -:- 10 ptaa. -:- 48 págs.

Discurso del presidente Arias ante el Pleno de las Cortes

ES LA HORA DE LA REFORMA

• MODIFICACIÓN DEL CÓDIGO PENAL

• ORGANIZACIÓN INSTITUCIONAL DE LAS REGIONES

• HABRÁ DOS CÁMARAS COLEGISLADORAS

• LA INICIATIVA PRIVADA, BASE DEL DESARROLLO ECONÓMICO

• SERÁN RECONSIDERADAS LAS NORMAS VIGENTES SOBRE ASOCIANISMO POLÍTICO

MADRID, 28. (INFORMACIONES.)CREEMOS en (a virtualidad y conveniencia de la reforma; entendemos que existen motivos suficientes para abordarla, y deseamos realizarla en el más breve plazo, de acuerdo con un calendario de prioridades y según criterios de racionalidad política, dentro del plazo de la prórroga de la legislatura, que se estima suficiente, aplicándonos todos con calor a la tarea (...). El país posee una legalidad constitucional que posee los mecanismos necesarios para acometer cualquier reforma que la prudencia aconseje y que el pueblo español demande.

Esta es la hora.» Ha dicho el presidente del Gobierno en su discurso programático esta mañana ante el Pleno extraordinario de las Cortes.

El primer ministro, en un largo y ponderado discurso, ha anunciado, entre otros, los siguientes puntos de reforma:

"Será objeto de acción Inmediata por el Gobierno, para su envío a estas Cortes, un proyecto de ley que modifique los artículos 172 a 174 y concordantes del Código Penal, en el que se revisará asimismo la materia círcunstancialmente afectada por la publicación del decreto-ley sobre prevención del terrorismo."

* Se va a proceder a la organización institucional de las regiones, sin caer en nacionalismos ni separatismos.

Persuadidos de la insuficiencia de las normas asociativas, por su escaso arraigo en la realidad en que deben insertarse, no tendremos ningún escrúpulo en reconsiderar las normas asociativas vigentes. "El Gobierno desea abrir los cauces a todas las tendencias de la sociedad española, que sintonicen con los principios fundamentales de nuestro ordenamiento constitucional, colocando altas barreras tan sólo para aquellas iniciativas que en sí mismas lleven los gérmenes de su autoexclusión". El presidente Arias ha obviado expresamente el termine de "partidos políticos".

* "Una renovada ley electoral será objeto de nuestra inmediata y preferente atención".

* "Introduciendo las necesarias reformas, debe irse a la configuración de dos Cámaras especializadas y colegisladoras. Ambas Cámaras serían iguales en derechos, sin perjuicio de

(Pasa a la pág. 6.)

Año y medio para la reforma

HACE sólo dos meses, el Rey trazaba un programa nacional de convivencia, concordia y renovación histórica. «La institución que personifico —dijo— Integra a todos los españoles.» Ahora, el presidente del primer Gobierno del Rey acaba de enunciar los principios y objetivos que han de servir para poner en práctica una concepción constitucionalísta y democrática de la Monarquía. No se trata de un calendario político ni de un programa articulado, sino de un enunciado de propósitos.

Estos momentos excepcionales son los de la reforma y la clarificación. Del discurso del señor Arias se destacan unas líneas maestras que resaltamos y suscribimos:

• La reforma es posible y necesaria. (Creemos —dice— en la virtualidad y conveniencia de la reforma, entendemos que existen motivos suficientes para abordarla y deseamos realizarla en el más breve plazo posible.»

• Caminamos hacia una alternativa democrática, hacia una democracia coronada,

representativa y social, con una Constitución fuerte y dinámica.

• La reforma, con un calendario de prioridades, será realizada dentro del plazo de

la prórroga de la legislatura (hasta el 30 de junio de 1977).

» El único protagonista es el pueblo español, dentro de 1a legalidad: «El país posee una legalidad constitucional que contiene los mecanismos necesarios para acometer cualquier reforma que la prudencia aconseje y el pueblo español demande.»

Contiene el discurso de don Carlos Arias los principios que, una vez desarrollados, deben conducir a una reforma profunda de nuestro sistema político y de nuestra realidad económico-social. Que han de dar lugar a unas nuevas fronteras de libertad y justicia.

La reconsideración de unas normas asociativas con insuficiente arraigo, la nueva y más permisiva regulación de los derechos de reunión y manifestación, la unidad jurisdiccional y la renovada ley electoral, el objetivo de la plena integración en Europa, la perspectiva de dos Cámaras al modo de las que existen en los sistemas constitucionales europeos, la búsqueda de un pacto social que se afirme en una acomodación del sistema sindical, la definición del Movimiento como comunión en los Principios, componen el cuadro esperanzador que se deduce del discurso del presidente Arias.

Nos parece que la interpretación y puesta en práctica de este Programa para la Reforma ha de ser todo lo amplia, profunda y rápida que la realidad social permita y el pueblo español reclame. Los únicos límites son el respeto a la legalidad y a un ritmo y orden de cambios sólo moderado por la prudencia que evite una situación anárquica.

No se puede perder un tiempo precioso. Las resistencias, manifiestas o encubiertas, a los cambios necesarios no hacen más que facilitar el trabajo de quienes trabajan por la ruptura. Y no hacen sino vulnerar el espíritu y la letra de la Ley —contrayendo una grave responsabilidad histórica— quienes obstruyen que la Ley sea usada para su propia reforma y perfeccionamiento. Y asi, la reforma constitucional mediante el recurso al referéndum es el único camino que permite respetar la Ley y la voluntad de los españoles. Pese a las dificultades y resistencias no le han de faltar al presidente Arias el respaldo de una gran mayoría de españoles para cumplir el programa cuyos principios acaba de enunciar, y que el Gobierno ha de llevar a cabo con imaginación y valentía.

DISCURSO DEL PRESIDENTE ARIAS EN LAS CORTES

((No seré tan ingenuo de tenderme a mí mismo una trampa» en torno a los partidos políticos

VOLUNTAD DECIDIDA DE REINTEGRAR GIBRALTAR A LA PATRIA

EL LOGRO DEL PLENO EMPLEO, UNA META PRIMORDIAL

EL GOBIERNO DESEA ABRIR LOS CAUCES DE LA PARTICIPACIÓN

SE ESTÁN CONSIDERANDO LAS ALTERNATIVAS POSIBLES CON LA O.T.A.N.

(Viene de la pag. anterior.)

las cargas y sacrificios y el pleno empleo.

Una política de rentas de auténtica justicia ha de distribuir con equidad y rigor las cargas y sacrificios, y debe garantizar que la sociedad española en general, y muy especialmente los trabajadores, no vean mermado su poder adquisitivo por la erosión monetaria ; y habremos de conseguir —con la colaboración y el esfuerzo de torios— elevar en los próximos años el bienestar de los españoles, sobre todo de los que no hayan alcanzado los mínimos necesarios para una subsistencia digna

El logro des pleno empleo debe ser considerado una meta primordial. Y por pleno empleo entiendo que todos • los españoles tengan un puesto donde poder trabajar a pleno rendimiento; que se creen nuevos puestos de trabajo para que accedan a ellos tanto un mayor porcentaje de la población adulta, como las lluevas generaciones que alcancen edad laboral, así como nuestros trabajadores que regresen del extranjero. El empleo sigue inevitablemente las vicisitudes de las estructuras productivas, pero asentado siempre sobre el principio de que satisfacer el derecho a un trabajo digno y adecuadamente remunerado obliga inexcusablemente a toda sociedad respecto a sus miembros.

La iniciativa privada, cuyo formidable empuje contribuyó en forma decisiva a ganar la batalla contra el subdesarrollo tiene asignado en esta hora un puesto insustituible, al que se ha hecho acreedora con su esfuerzo.

LA JUSTICIA SOCIAL,

ASPIRACIÓN SUPREMA

DEL GOBIERNO

Solo en una sociedad equilibrada puede lograrse plenamente la suprema aspiración de; Gobierno: la justicia social Justicia social que desde la vertiente económica ha de basarse, además de en la política de rentas y pleno empleo, en una ordenación fiscal que logre la justa contribución proporcionada a la real y verdadera capacidad de cada sujeto y el cumplimiento cor seriedad, de la función redistributiva que un sistema tributario debe juzgar en una sociedad moderna. Deseo recordar a las Cortes que en el Pleno celebrado el pasado 22 de junio anuncié la presentación, en el plazo de un año, de un "Libro Blanco" sobre la reforma fiscal. El empeño está en pie. Más aún.

Como la conversión de un "Libro Blanco" en disposiciones legales requiere elaboraciones y un detallado estudio, debo anunciaros que, sin esperar a ello, el Gobierno tiene intención de presentar a esta Cámara a lo largo del año, diferentes proyectos de ley que, en las lineas del "Libro Blanco" marcará, introduzcan las reformas más urgentes, en el Indicado sentido de una justicia social y tributaria cada Tez más exigentes. Concretamente, me complace anunciar a las Cortes que el Gobierno, antes de tres meses, remitirá dos proyectos de ley.

uno sobre reforma del impuesto general sobre la renta de las personas físicas y otro sobre disciplina contable v represión del fraude fiscal Por tanto, la reforma del sistema tributario va a ser abordada en esta nueva etapa con decisión y rigor, mediante sucesivas disposiciones. Y estos dos importantes proyectos de ley se orientarán a mejorar el reparto de las cargas públicas, haciendo que cada uno tribute según su efectiva capacidad y que los que incumplan estos deberes hallen la sanción que su conducta antisocial merece

El cuadro de nuestra política económica no puede limitarse a un repertorio de soluciones técnicas. La respuesta debe ser global y política y debe ofrecer, en un lenguaje claro, un nuevo modelo de crecimiento hacia una sociedad también renovada

El pacto social en que deberá sustentarse esa política habrá de tener muy presente la base sindical Confiamos en que el Congreso Sindical promoverá las medidas y adoptará las determinaciones precisas para facilitar la acomodación del sistema a los cambios operados, en los últimos tiempos en la sociedad española

Pero esa vía ha de iniciarse ya, creando en trabajadores y empresarios la conciencia de las destructoras consecuencias que trae consigo la inflación, señalando que tanto los salarios, como las rentas, deben ser tratados por una política firme y justa, en" la que la inversión como remedio del paro y la mejora del subsidio correspondiente ocupen un lugar principal.

La creación de infraestructuras básicas es objetivo prioritario para afianzar y elevar los "niveles de bienestar y de la calidad de vida a que el Gobierno se comprometió en su primera declaración.

La ordenación del territorio y la política del suelo y de la vivienda, especialmente de la vivienda social, constituyen uno de los retos más apasionantes, juntamente con la conservación del medio ambiente y del equilibrio ecológico, problemas que requieren la definición de directrices con horizontes válidos hasta el próximo decenio.

El Gobierno robustecerá el protagonismo de agricultores y ganaderos en la modernización de su medio y procurará unas mejores condiciones de vida en las áreas rurales. Se corregirá en lo posible nuestra balanza comercial agraria y se potenciará el aprovechamiento armónico del medio natural.

Sin entrar en su detalle, nos proponemos conseguir unas estructuras industriales verdaderamente competitivas, • atendiendo también con carácter inmediato a los sectores que atraviesan mayores dificultades, como los de construcción naval y pesca marítima.

En el perfeccionamiento de los circuitos comerciales han de hacerse más eficaces sus mecanismos. rompiendo, cuando sea necesario, aquellas situaciones monopolistas, más o menos encubiertas, que elevan abusivamente los costos de comercialización. Entre otras armas se utilizará, para este fin, el apoyo que pueden prestar los movimientos organizados de consumidores que serán, y no sólo por este motivo, fomentados al máximo.

En este decidido propósito de mejora que nos anima, queremos hacer una especial referencia a la Administración Pública, concebida no sólo como instrumento del Estado para el cumplimiento de sus fines, sino como institución al servicio de los ciudadanos. De ahí la inesquivable necesidad de hacer frente al desajuste entre las actuales estructuras administrativas y las nuevas realidades sociales.

Las metas a alcanzar son: la remodelación de las normas que rigen la función administrativa, el logro de la adecuada coordinación y distribución de los distintos órganos de la Administración. en aras de una mayor eficacia; el perfeccionamiento de las garantías ciudadanas de los particulares en sus relaciones con el poder público, y la dedicación de una atención preferente a los funcionarios y servidores del Estado, elemento indispensable y frecuentemente marginado, para el buen f´uncionamiento de éste

Señores procuradores, temo haber abrumado vuestra atención con este parlamento que ha querido situarse con fidelidad, realismo y esperanza en la encrucijada de un tiempo difícil, pero iluminado dichosamente por las postreras palabras del Caudillo y el primer mensaje de la Corona.

El Gobierno, consciente de la significación histórica del momento, no va a regatear esfuerzos para encontrar la respuesta adecuada. Pero sabe igualmente que es el pueblo español, al que vosotros representáis, el verdadero protagonista de su presente y el último responsable de su futuro.

Ese magnífico pueblo que tantas pruebas de solidez moral, de buen sentido y de lealtad profunda ha sabido dar en los últimos decisivos meses, merece no ser jamas defraudado.

Yo le pido, una vez más, su presencia, la suya y no la de intérpretes Interesados, en todas las áreas de decisión política ; para que impida que nadie falsee su imagen laboriosa, ordenada y pacífica y rechace cualquier receta que conduzca a su disgregación;

para que la nostalgia no sea freno, sino estímulo; para que se vertebre definitivamente con sentido y dimensión nacionales en la tarea de hacer un mañana cada vez mejor.

Por que creemos en este pueblo, estamos orgullosos de

servirle con la ilusión, la responsabilidad y la entrega que merece esa empresa común que llamamos España.»

i

Los preceptos legales a tos que se ha referido el presidente del Gobierno en su discurso son los siguientes:

• Fuere de los españoles, articulo 16. «Los españoles podran reunirse v asociarse libremente para fines lícitos y de acuerdo con lo establecido por las leyes.

El Estado podra crear y mantener las organizaciones que estime necesarias para el cumplimiento de sus fines. Las normas fundacionales, que revestirán forma de ley, coordinarán el ejercicio de este derecho pon el reconocido en el párrafo anterior.)

La orden - circular del 20 de julio de 1939 regula las normas para la celebración de reuniones públicas En su exposición de motivos afirma que «los principios jerárquicos del Régimen, han impuesto la necesidad de someter a disciplina y ordenación cierto número de iniciativas, cuya oportunidad y sistematización debe fijarse por la alta dirección política del Estado». Una de sus normas establecía que la celebración de reuniones y manifestaciones requiere la autorización del Ministerio de la Gobernación, por conducto del gobernador civil.

• La ley de 15 de junio de 1880 versa también sobre reuniones y manifestaciones. Es el antecedente legislativo de la orden anteriormente citada En les preceptos de esta ley se exige permiso previo para celebrar manifestaciones de cualquier tipo, excepte las religiosas.

fin estas dos últimas normas se apoyan los articulos 166 y 167 del Código Penal vigente, que tipifican lo que no son reuniones • manifestaciones pacíficas.

AMBIENTE DE GRAN EXPECTACIÓN

(Viene de la pág. primera.)

que los temas económicos y presupuestarios deberían iniciarse previamente en la Cámara baja. Una ley orgánica regularía las relaciones entre los Cuerpos colegisladores´´.

ir El Gobierno se lia propuesto remitir a las Cortes un proyecto de ley sobre los derechos de reunión y manifestación.

Dentro de la camara de jurisdicciones, las jurisdicciones militar y eclesiástica se enmarcarán en los necesarios y estrictos límites que la peculiaridad de su objeto demanda

En politica exterior el presidente Arias ha subrayado el propósito del Gobierno de la plena integración de España en la C.E.E., a la vez que estudia las posibles alternativas en relación con la O.T.A.N., y la necesidad de que Gibraltar vuelva a la soberanía española. El primer ministro ha justificado la actuación española en la descolonización del Sahara y ha subrayado la importancia del tratado con Estados Unidos

Ha reafirmado, en relación con la Iglesia, «la mejor voluntad y sinceridad dentro de un marco de recíproca independencia y mutuo respeto», y ha añadido:

«El enfoque de las relaciones con la Iglesia e, igualmente, con las confesiones no católicas, ha de instrumentarse en el contexto de la libertad religiosa, reconocida como derecho fundamental de los espoñoles »

El señor Arias ha anuncia do el perfeccionamiento de la ley de Prensa y una «política económica realista», con la meta primordial del pleno empleo y «un puesto insustituible» para la iniciativa privada. Asimismo, ha anunciado que antes de tres meses se enviará a las Cortes un proyecto de ley sobre reforma del impuesto general sobre la renta y otro sobre disciplina contable y represion del fraude fiscal

En cuanto a los sindicatos. «confiamos -ha dicho— en que el Congreso Sindical promoverá las medidas y adoptará las determinaciones precisas para facilitar la acomodación del sistema a los cambios operados, en los últimos tiempos en la sociedad española.

Casi en el comienzo de su discurso, el primer ministro ha puesto de relieve que "el Rey no es responsable de la acción específica de gobierno", y que "la institución monárquica no se identifica con los grupos políticos ni con los hombres que los representan, ni está sujeta a sus vaivenes, pues como fiel guardián de un deposito inalienable, personifica e integra a todos los españoles en un consenso de concordia nacional"

También ha señalado que "la triple legitimidad de la Corona se sitúa por encima de las contingencias de lo opinable".

En este marco ha anunciado que se rebajará la mayoría de edad del Rey para acceder al Trono, que se modificarán las normas sobre la Regencia y las derivaciones de la ley Sálica.

El presidente Arias ha sido aplaudido por los procuradores en dieciocho ocasiones y una ovación cerrada ha coronado sus últimas palabras.

Los miembros del Gobierno ocupaban el "banco azul». La sala estaba completamente abarrotada y se respiraba un ambiente de suma expectación.

28 de enero de 1976

INFORMACIONES

 

< Volver