El Grupo Popular, que apoyaba la abstención, y los partidarios del no se consideran vencedores morales. 
 Tras la victoria del Sí en el referéndum, Felipe González promete trabajar por la paz     
 
 El País.    13/03/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El Grupo Popular, que apoyaba la abstención, y los partidarios del ´no´ se consideran vencedores morales

Tras la victoria del si en el referéndum, Felipe González promete trabajar por la paz

El presidente del Gobierno, Felipe González, se dirigió, a las 22.40 de ayer, a los españoles a través de TVE para anunciar el triunfo del sí en el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN. González, en una breve intervención leída, planteó "la necesidad de un consenso sobre la política de paz y seguridad con todas las fuerzas con representación parlamentaria". Según los datos, prácticamente definitivos, proporcionados por el Ministerio del Interior (sobre el 99,75% de los votos escrutados), los síes alcanzan el 52,53%, y los noes, el 39,84%. La participación se situaría en el 59,73% (40,27% de abstención); los votos en blanco suman el 6,54%, y los nulos, el 1,09%. En Euskadi, Cataluña, Navarra y Canarias se ha producido una clara victoria del no, y Andalucía, Extremadura y ambas Castillas votaron masivamente a favor de la permanencia en la Alianza Atlántica. Los portavoces de los colectivos antiatlantistas y Coalición Popular valoraron, cada uno por su lado, los resultados del referéndum como una victoria moral.

El presidente del Gobierno aseguró en TVE que el resultado de la consulta es "una victoria del pueblo español y no de un sector determinado del mismo". Asimismo, se dirigió a los que "de buena fe" han optado por el no para asegurarles que su Gobierno defenderá la paz y la distensión. "La política española", añadió, "procurará, a partir de ahora, una activa contribución a la causa de la paz y un apoyo decidido a la distensión".

Por su parte, Manuel Fraga manifestó, a las 22.30, su satisfacción por el resultado de la consulta. "Teníamos razón en que el referéndum era innecesario. Coalición Popular ha cumplido lo que había prometido, y está claro que ha triunfado la abstención. Fraga señaló que si a la abstención aproximada del 40% se suman los votos en blanco ("que era", dijo, "la otra alternativa que nosotros recomendábamos"), todavía había sido más notable la victoria de la opción defendida por el Grupo Popular. Fraga aseguró que el Gobierno ha sometido a los españoles a una tensión innecesaria, permitiendo la resurrección de grupos olvidados.

Por su parte, los portavoces de los colectivos antiatlantistas mostraron su esperanza de que la victoria moral, que a su juicio han alcanzado, sirva como germen de la reconstrucción de la izquierda no gubernamental.

En el País Vasco, según datos provisionales facilitados a las nueve de la noche por el Gobierno autónomo, el no obtuvo un 65,16% de los votos emitidos, mientras que el sí alcanzaba un 31,30%. Los votos en blanco suponen un 2,74%, y los nulos, el 0,8%. La participación se situó en el 65,7%. El lendakari, José Antonio Ardanza, afirmó: "El voto negativo en el País Vasco y Cataluña tiene un punto en común y es la insatisfacción por la política autonómica del Gobierno".

La normalidad constituyó la tónica de la jornada, si bien se produjeron numerosas anécdotas y confusiones, muchas de ellas propiciadas por los errores en el censo electoral. El día soleado contribuyó a la afluencia a las urnas, aunque las temperaturas resultaron inferiores a las de otros comicios que registraron mayores índices de abstención.

El príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina ejercieron por vez primera su derecho al voto. El heredero lo hizo por correo desde la Academia General Militar de Zaragoza, y las infantas votaron, acompañadas de los Reyes, en el colegio electoral de San Fernando, en El Pardo (Madrid).

 

< Volver