Autor: Alcántara, Manuel. 
 Vuelta de hoja. 
 A otra cosa     
 
 Ya.    12/03/1986.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

A otra cosa

«Se juega hoy el sorteo extraordinario del prescindible referéndum»

MANUEL ALCÁNTARA

HOY sale. Se juega hoy el sorteo extraordinario del prescindible referéndum y es ocasión de alegrarnos porque nos va a tocar a todos. El simple hecho de poder hablar de otra cosa a partir de mañana constituye un premio. Los periódicos podrán contar mejor la historia de las últimas veinticuatro horas del mundo, la televisión será más amena, los políticos serán menos monótonos y las calles estarán más tranquilas. Así como se dice que el momento más maravilloso del amor es el de subir las escaleras, el más grandioso momento de las consultas populares es cuando ya están evacuadas.

Si bien se mira, todos los objetivos han sido cubiertos. Ha habido dimisiones, palos, infartos y mítines. Dos simbólicos españoles empezaron discutiendo en un bar qué postura favorecería más sus anhelos pacifistas y acabaron a navajazos. Otros pasearon el cadáver de Tierno y nos garantizaron lo que un hombre como él hubiera votado en una situación como ésta. Otros miles firmaron cartas. Firmas y más firmas de intelectuales conocidos y de otros que empezaron a conocerse a raíz de haber firmado. El PNV pidió oficialmente a sus electores que votaran en vascuence, y el señor Solchaga demostró que la sinceridad no está absolutamente proscrita en política, al confesar, no sin cierta melancolía, que «lo más útil hubiera sido no hacer el referéndum».

Ya ha pasado lo peor. Ningún resultado puede ser tan temible como el latazo, y por muchos riesgos que se corran no hay ninguno comparable al del aburrimiento. Se ha conseguido dividir de nuevo a los españoles, pero como hay que mirar el lado bueno de las cosas debemos pedir que siempre que suba la presión política baje el precio de la gasolina. Somos muchos los españoles cuya máxima aspiración es que nos dejen tranquilos. Lo que más nos importa es la vida cotidiana y la verdad es que durante estos últimos días esto no ha sido vivir.

 

< Volver