Autor: Espina, Wilfredo. 
 Referéndum. 
 Tres sugerencias, tres     
 
 Ya.    10/03/1986.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Tres sugerencias, tres

WIFREDO ESPINA

TRES sugerencias para el día de reflexión que es mañana. De reflexión ante ese inmenso lío político-jurídico-electoral en que nos ha metido —por una «machada», que diría Pío Cabanillas— don Felipe González votando un referéndum para hacer exactamente lo contrario —¡viva etica!— de lo prometido. Tres sugerencias marginales, ya que no se trata de liar aún más el lío.

Se nos ocurre que para los periódicos que mañana quieran guardar una estricta neutralidad ante la opinión pública podría ser una magnífica solución publicar dos fotos del mismo tamaño en la portada. Las dos de Felipe González: una, presidiendo la gran manifestación contra la OTAN —una de las mayores que ha tenido lugar en nuestro país-celebrada a finales del 81, con un pie reproduciendo su promesa de sacar a España de la OTAN; y la otra, de su reciente intervención en el Congreso, defendiendo la permanencia de nuestro país en la OTAN. Dos fotos del mismo tamaño y colocadas simétricamente, para ilustrar a, los ciudadanos y no influirles en ningún sentido. El título general podría ser éste: «Sin comentarios.»

Una segunda sugerencia es para el caso de que gane el «sí», Y se trataría de organizar un gran homenaje nacional a don Leopoldo Calvo-Sotelo, que siendo presidente del Gobierno logró que el Parlamento votara mayoritariamente nuestra entrada en la OTAN, que, por lo visto, era lo bueno. Los atlantistas de toda la vida le deben este homenaje, ya que sin su decisión difícilmente España habría estado en la OTAN y, consecuentemente, tal vez tampoco en el Mercado Común. Y los socialistas conversos le deben también este homenaje a don Leopoldo porque, como viene repitiendo Felipe González, ha sido gracias a que hace cuatro años que ya estamos en la OTAN, que ha podido darse cuenta de que no es ninguna cosa mala, sino conveniente.

Y la tercera sugerencia es para el caso de que triunfe eí «no». Va dirigida al Presidente y a todo su Gobierno, rogándoles que —como ya han empezado a hacer— no utilken el posible «no» como escusa o gran coartada para intentar justificar todos sus errores, incapacidades e incumplimientos.

Tres sugerencias, tres, para el día de reflexión sobre el mayor acto de irreflexión.

 

< Volver