Autor: Colchero Sainz, José Virgilio. 
 Referéndum: Alegría en Europa y Estados Unidos. 
 Fernández Ordóñez comunicó a los países de la CEE y a Estados Unidos los resultados     
 
 Ya.    13/03/1986.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

REFERENDUM: ALEGRÍA EN EUROPA Y EE. UU.

Fernández Ordóñez comunicó a los países de la CEE y a Estados Unidos los resultados

Madrid/José V. Colchero

Siguiendo instrucciones del Presi:nte González, el ministro de Asunis Exteriores, Fernández Ordóñez, amó anoche por teléfono a sus co;gas de la CEE y al secretario de stado norteamericano, Shultz, para omunicarles el resultado del refeéndum. Es prácticamente unánime I sentir de los miembros de la Conunidad occidental de que se ha abierto una nueva página en las relajones con España.

Las dos superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética siguieron la jornada electoral española con suma cautela, rechazando declaraciones o comentarios a través de sus embajadas en Madrid que, no obstante, estuvieron enviando amplios informes cifrados a Washington y Moscú.

Estados Unidos, aliado de España, preparó un comunicado (más exactamente dos, uno por si salía el no y el otro por si salía el sí) para publicar después de conocerse los resultados, en Washington, a través de la Secretaría de Estado, en inglés; y en Madrid, a través de la Embajada, en castellano. Aunque Estados Unidos era el único aliado de España que sabía que seguiría siéndolo, independientemente del resultado del referéndum (porque, en cualquier caso, se mantendría el vínculo bilateral), el interés del seguimiento de todo el proceso de la consulta popular ha sido muy grande y caracterizado por un menor nerviosismo que el perceptible en embajadas de los aliados europeos. El embajador norteamericano, Thomas Enders, no ha hecho ninguna declaración propia y se ha , limitado al comunicado oficial preparado por el Departamento de Estado. La Embajada soviética ni siquiera ha emitido un comunicado preparado en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Moscú. El consejero de prensa en la representación en Madrid, Vladimir Zcmski, dinámico y habitualmente muy comunicado, que ha traído a la política diplomático informativa soviética el «espíritu de Gorbachov», se ha casi disculpado por no dar una reacción oficial de la URSS ante el referéndum, pero ha querido con esa cautela evitar toda sospecha de intromisión en asuntos internos españoles. No hay, de momento, embajador de la URSS en Madrid después de que se despidiera el mes pasado Yuri Dubinin. La URSS planifica también, como los países occidentales, su política respecto a España en la etapa «post-referéndum», pero no la pondrá en práctica hasta la visita del Presidente González a Moscú el próximo mayo.

También los embajadores de los países miembros de la CEE han preferido mantener una postura de reserva y se han abstenido de hacer declaraciones oficiales. Han informado ampliamente a sus respectivos gobiernos que, a su vez, han recibido la versión española a través del ministro Fernández Ordóñez. Hoy puede haber declaraciones oficiales en las capitales de los distintos países europeos, a quienes interesa primordialmente, según comentarios no oficiales de embajadores en Madrid, el saber cómo se concretará en el futuro el papel español en la CEE, incluidos los aspectos de seguridad.

Los boletines informativos de la radio y de la televisión en Europa y América han dado muy amplia cobertura informativa durante toda la jornada de ayer al desarrollo del referéndum. Ha sido el acontecimiento español que más interés ha despertado en el extranjero, y especialmente en Europa, en los últimos diez años, más incluso que las elecciones generales de 1977,1979 y 1982, quizá porque la decisión de los electores españoles ahora influía de manera más directa en su propia seguridad.

La BBC de Londres ha resaltado el hecho de que someter a referéndum la permanencia o salida de la OTAN ha supuesto «un paso sin precedentes» en la Alianza Atlántica. La información del referéndum español en los audiovisuales extranjeros (los periódicos no la recogerán hasta la mañana de hoy) no se ha limitado a los boletines informativos, sino que ha ocupado amplio espacio en servicios de corresponsales y enviados especiales.

 

< Volver