Autor: Valverde, Gustavo. 
   Reagan: España ha afianzado sus valores democráticos y fortalecido los de sus aliados     
 
 Ya.    13/03/1986.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Reagan: «España ha afianzado sus valores democráticos y fortalecido los de sus aliados»

Nueva York/Gustavo Valverde

Estados Unidos dio ayer la bienvenida al resultado del referéndum, que asegura definitivamente la participación de España en la Alianza Atlántica. Sin perder nada de tiempo, la Administración Reagan expresó su satisfacción en un breve comunicado de cuatro párrafos leído por uno de los portavoces, John Reap, del Departamento de Estado.

«Estamos satisfechos —dice esta declaración— de que el pueblo español haya elegido continuar la asociación de su nación con los otros quince miembros para la defensa colectiva de su común herencia». «Al afianzar la seguridad de sus valores democráticos, España ha fortalecido la de sus amigos y aliados. También ha reforzado el sentido de confianza que comparten los otros miembros de la comunidad democrática occidental. Damos la bienvenida a estos resultados.»

Esta declaración oficial del Gobierno de Estados Unidos fue emitida al filo de las once de la noche (hora española), una hora después de que las primeras informaciones de las agencias diesen con carácter de urgencia el resultado victorioso parcial del «sí» en la consulta sobre la permanencia de España en la OTAN. Curiosamente el texto de esta declaración oficial norteamericana elude mencionar ni una sola vez la palabra OTAN.

Tanto las agencias internacionales como las emisiones de radio y televisión destacaron rápidamente estos primeros resultados oficiales emitidos en Madrid, primero por el ministro del Interior, José Barrionuevo, y posteriormente por el Presidente del Gobierno, Felipe González. Previamente al cierre de las urnas, los despachos de agencia todavía reflejaban la incertidumbre sobre el referéndum español, asegurándose que nadie se atrevía a hacer un pronóstico, debido a que las posturas eran muy reñidas. En algunos de estos despachos de agencia todavía se temía que España podría muy bien ser el primer país que abandonase la Alianza.

El consenso dentro de la Administración Reagan, como comenté un alto funcionario del Departamento de Estado antes de emitirse la declaración oficial, es que «el resultado de la consulta es el que más beneficia a España y a sus aliados».

Hasta mañana lo ocurrido en esta fecha histórica del \2 de marzo no será materia de análisis, tanto en los miembros más destacados del Gobierno de Estados Unidos como en los medios de opinión. Una nota constante, sin embargo, ya se viene apuntando desde hace días en los principales medios informativos de aquí: la campaña del referéndum ha reforzado los sentimientos antinorteamericanos en España y, como afirmaba ayer el diario bostoniano «The Christian Science Monitor», cualquiera que sea el resultado del referéndum, este puede sentar un dañino precedente para el resto de los países de la Alianza y es probable que provoque en España un período de inestabilidad política.

Agradecimiento alemán

El «sí» mayoritario del pueblo español en el referéndum sobre la OTAN «impidió que la Alianza Atlántica y, consecuentemente, la causa común de los pueblos libres de Occidente recibiesen un duro golpe». Así lo afirmó el portavoz del Gobierno de Bonn, Friedhelm Ost, tras conocer los resultados oficiales de la consulta popular española sobre la permanencia del país en la Alianza Atlántica.

En un comunicado difundido la pasada noche en Bonn, Ost explicó que sólo por eso, el pueblo español merece «nuestro agradecimiento». El portavoz calificó el «sí» como fruto de la «madura decisión del pueblo español», y añadió que «España ha demostrado ser un valioso e imprescindible miembro de la Alianza».

Ost dijo también, en nombre del Gobierno de Helmut Kohl, que «la clara mayoría a favor de la permanencia de España en la OTAN ha demostrado la razón de aquellas fuerzas políticas, dentro y fuera de España que promocionaron el ingreso del país ibérico en las dos grandes asociaciones de Occidente: la Alianza Atlántica y las Comunidades Europeas».

 

< Volver