Autor: Palma, Luisa. 
 Los partidos, tras el referéndum. 
 La oposición dispuesta a aceptar el consenso que propone Felipe González  :   
 Coalición Popular descarta, de momento, la moción de censura. 
 ABC.    14/03/1986.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

La oposición dispuesta a aceptar el consenso que propone Felipe González

Coalición Popular descarta, de momento, la moción de censura

Madrid. Luisa Palma

Coalición Popular y Minoría Catalana están abiertas a considerar la oferta de consenso en política exterior que ha propuesto el presidente del Gobierno, Felipe González. Este es el primer paso en lo que se ha llamado «día después» del referéndum y en el que el centro-derecha replantea su estrategia sobre dos ejes: descartar de momento la moción de censura y trabajar con la hipótesis de que las elecciones generales no se adelantarán.

Las valoraciones sobre los resultados del referéndum proliferaron ayer en la mayoría de las fuerzas políticas y cada cual destacó aquellos matices más convenientes desde su punió de vista, sin que hubiera ninguna variación de lo ya considerado en la noche electoral. Sin embargo, dentro de lo que será la estrategia en los próximos meses, hubo un paso importante: la oferta de Felipe González para conseguir un consenso en política exterior fue bien recibida por las principales fuerzas de la oposición. Así, el líder reformista y portavoz de la Mmoría Catalana, Miguel Roca, dijo ayer a los periodistas que aceptaba sin reservas y con «absoluto entusiasmo» esta oferta. En la Coalición Popular, sin embargo, están dispuestos a considerar positivamente este ofrecimiento aunque el «entusiasmo» brilla por su ausencia. Como ha dicho Manue! Fraga, no vale la «ley del embudo», es decir «consenso cuando yo quiero y en los temas que yo quiero» sino que hay que «ser serios» porque muchos asuntos de Estado requieren este beneplácito. Ei presidente del Partido Liberal, José Antonio Segurado, participando de la misma opinión añadió ayer, durante un almuerzo con periodistas, que el consenso era posible pites, aunque la Coalición Popular quería la integración plena en la OTAN, incluso en su estructura militar, el resultado del referéndum había sido equilibrado y el «sí» no vinculaba en este aspecto por lo que «un Gobierno podría considerar cambiar esta matización».

Otro de los factores que se ha considerado tras los resultados del referéndum ha sido la presentación o no de la moción de censura, pero la Coalición Popular, aunque es un asunto que prepara desde hace tiempo, no cree que sea adecuado proponerla de momento. Así lo dio a entender el propio Fraga poco después de que se conocieran los resultados y de esta misma opinión participó el democristiano Osear Alzaga minutos después at afirmar que ni sí ni no, ni que se yo, porque al fin y al cabo la técnica de la moción no permitía ni anunciarla ni desmentirla. Más claro fue ayer José Antonio Segurado cuando manifestó que «una moción de censura a pocos meses de las elecciones generales me parece inoperante y es más, introduciría elementos de crispación cuando ahora el electorado lo que quiere es tranquilidad».

Sobre la fecha de celebración de las elecciones generales la impresión de la Coalición Popular, que apela a la lógica, es que no se adelantarán y tendrán lugar en octubre. Esta es también la opinión que reina en el PSOE y en el Gobierno. Sin embargo, el líder reformista Miguel Roca dijo ayer que las elecciones generales tendrían que ser en el mes de junio pues «la disfunción en el resultado del referéndum sigue poniendo en tela de juicio la representatividad del Parlamento». En su opinión todo depende de la lectura que haga Felipe González, y si considera o no que en los «noes» hay un importante porcentaje de atlantistas.

En consonancia con ello, está la elaborada valoración sobre el referéndum que han realizado. Miguel Roca destacó ayer la participación «básicamente norma) y aceptable» mientras que la Coalición Popular, en este caso Segurado, dijo que la postura de Felipe González «ha sido seguida por casi 20 millones de personas» (votos «noes» más abstención). Reafirmándose en su postura los liberales creen que si la Coalición hubiera propugnado la libertad de voto «hubiese ganado el «no». Para Roca, por el contrario, la libertad de voto que dio a sus electores ha encajado con la vocación europeísta y la «sanción a un estilo político». Roca no aceptó que su partido, Convergencia Democrática, hubiese propiciado el mayoritario «no» en Cataluña

 

< Volver