Autor: Diego, Enrique de. 
 Después del Referéndum. 
 Izquierda Socialista analiza hoy si puede convivir o no dentro del PSOE  :   
 La vuelta de Luis Gómez Llorente potencia la reflexión interna. 
 ABC.    15/03/1986.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SÁBADO 15-3-86

Izquierda Socialista analiza hoy «si puede convivir o no» dentro del PSOE

La vuelta de Luis Gómez Llórente potencia la reflexión interna

Madrid. Enrique de Diego

Izquierda Socialista analiza hoy las consecuencias del referéndum sobre la OTAN en el seno del PSOE y tas posibilidades que se ofrecen de convivencia interna para la corriente. Según un diputado socialista, este análisis va a ser todo lo amplío que se pueda y se estudiará desde la desaparición o el mantenimiento de Izquierda Socialista, e incluso la posibilidad de participar en otro proyecto político. aunaue sobre esto no ha habido contactos.

Uno de los datos más importantes para la corriente en los últimos días ha sido la vuelta al debate interno de Luis Gómez Llórente, indiscutible líder moral de la corriente, que hasta ahora había mantenido un total alejamiento, con el único punto de contacto de los lazos de amistad. Luis Gómez Llórente siguió los resultados del referéndum en una reunión convocada por Pablo Castellano, a ia que asistieron también Carlos López Riaño, Antonio García Santes-mases y algunos otros dirigentes de Izquierda Socialista. Luis Gómez Llórente «se mostró muy cercano» a los dirigentes de la corriente que se habían manifestado claramente por el «no» y habían tenido actuaciones públicas en ese sentido.

Con todo, hoy no asistirá a la asamblea de Izquierda Socialista. La posición de Gómez Llórente es, según un dirigente de la corriente, de «solidaridad, sin perder su actual autonomía. Ha seguido con interés y preocupación los últimos acontecimientos». Su presencia en la reunión sirvió para potenciar la reflexión interna.

Esta reflexión comprende tres posibilidades: seguir en el partido como corriente; seguir en ei partido, pero disolver la corriente ya que no existen posibilidades de funcionar como grupo, y optar por participar en el juego político desde algún otro proyecto que implique el fortalecimiento de la izquierda.

En cuanto a la primera posibilidad, Izquierda Socialista cree que va a depender, sobre todo, de la posición de la dirección. «La mayoría del partido tiene ahora la, posibilidad de homogeneizarse y clarificarse -dice uno los principales representantes de la corriente-. Tiene la obligación de clarificar el modelo de partido que quiere, y ahora está para ello en un momento conveniente e histórico. No puede responder a te nueva situación desde la confusión y la ambigüedad con que analiza siempre las situaciones de triunfo.»

La segunda de las posibilidades representaría el mantenimiento de posiciones críticas meramente estéticas, pero sin romper con el partido, es la que tiene menos peso en la reflexión interna. Respecto de la tercera, la ruptura con el partido y la participación en algún proyecto político de fortalecimiento de la izquierda, está puesta sobre el tapete y será analizada hoy con tranquilidad y profundidad. La reflexión parte de que el partido ha hecho ya una reconversión de los supuestos económicos que son señas de identidad de la izquierda. «Es obvio que Miguel Boyer, Carlos Solchaga o Joan Majó son intercambiables con la derecha y podrían ser incluso dirigentes.» Cerrado prácticamente ese debate, el PSOE acaba de hacer su reconversión más fuerte en la política exterior con el referéndum sobre la permanencia de España en la Alianza Atlántica. «Ya no quedan prácticamente debates propiamente de izquierdas. Hay que analizar si existen razones para permanecer en el PSOE.»

Cantos ambientes de ruptura

Los vientos rupturistas que corren por Izquierda Socialista no alcanzan la fuerza de una tempestad. «Si se puede convivir en el seno de) PSOE, se convivirá. Si no se puede convivir, no se convivirá.» Aunque ha existido el rumor de que dirigentes de Izquierda Socialista se han entrevistado con miembros de la Convergencia de Izquierdas, que están tratando de formar Gerardo Iglesias, Ramón Ta-mames y Alonso Puerta, estos no parecen haber existido. «No hay contactos. Eso se puede desmentir rotundamente. Los dirigentes de Izquierda Socialista no han mantenido conversaciones absolutamente con nadie.»

La decisión final dependerá, en buena parte, de las decisiones de la dirección, pero, por de pronto, desde hace tiempo Izquierda Socialista quiso tener la reunión de hoy antes que la ejecutiva del PSOE.

 

< Volver