Autor: Freijanes, Víctor F.. 
 Don Manuel Fraga. 
 Necesitamos fundamentalmente orden y ley     
 
 Informaciones.    25/08/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DON MANUEL FRAGA

«Necesitamos fundamentalmente orden y ley»

VIGO, 26 (INFORMACIONES, por Víctor F. Freixanes).

UN país necesita fundamentalmente orden y ley. El gran problema de nuestro país, a través de su historia,

es que confunde el orden con la fuerza y la libertad, con lo libertario, es decir, con la ausencia de ley. La

libertad sólo tiene sentido con la sujeción a las leyes», ha declarado en Vigo don Manuel Fraga en el acto

de presentación de «Fraga, un hombre de Estado», biografía del político que firma don Octavio Cabezas.

Anteayer, el libro fue presentado en La Coruña por el señor Romay Becaria, ex subsecretario de

Gobernación Ayer, en Vigo, los presentadores fueron don Alvaro Qunqueiro, que hizo una semblanza

literaria del señor Fraga como hombre y como gallego y don José González Páramo, que definió al ex

ministro como «hombre de centro atacado constantemente sobre todo en los últimos tiempos, por una

oposición intransigente y una derecha capitalista a la vieja usanza».

La alternativa Fraga es presentada como la alternativa de la ley y el orden de la reforma, ya que el

Gobierno que tuvo España a lo largo de estos cuarenta años, según palabras del propio Fraga, fue «el

mejor de los Gobiernos posibles».

«En el otoño habrá novedades, y novedades importantes. A lo largo de estas últimas semanas, el señor

Fraga ha estado tomando contactos con la base de su asociación y con políticos, tanto de la oposición

como del sistema, con nombres importantes que no puedo ahora dar, pero que se sabrán en su momento»,

explicó a INFORMACIONES un portavoz oficioso de Reforma Democrática. «El señor Fraga prepara su

entrada en la política activa y trabaja intensamente.»

Hoy se presenta el libro en El Ferrol, después, en Villalba pueblo natal del político.

Al parecer los hombres de Reforma Democrática, que se constituirán en partido político a partir del

otoño, reestructurarán tanto su organización como su estrategia, con vistas a reafirmar una base dentro de

los grandes sectores medios de la sociedad española. También se intenta encontrar una palabra definitoria

entre «cambio» y «ruptura», una palabra que no sea ni una cosa ni otra, pero que no lleve al país a

aventuras incontroladas. «Soy conocido por un par de leyes importantes —dijo el señor Fraga en su

intervención—, la ley de Prensa de 1966, que demostró ya en aquel momento que la reforma es posible

siempre, que se puede hacer poco a poco, ajustada a las circunstancias, y que sus conquistas son

irreversibles. Las aventuras nunca justifican el riesgo, y el país no quiere riesgos innecesarios.» En ello se

insistió varias veces a lo largo de las intervenciones.

 

< Volver