Autor: García, Rocío. 
 El PCE estudia propuestas para una alternativa de izquierdas. 
 La Plataforma Cívica, Punto de origen para una nueva candidatura     
 
 El País.    14/03/1986.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

EL PAÍS, viernes 14 de marzo de 1986

POLÍTICA

El PCE estudia propuestas para una alternativa de izquierdas

La Plataforma Cívica, punto de origen para una nueva candidatura

Roclo GARCÍA, Madrid

La Coordinadora Estatal de Organizaciones Pacifistas (CEOP) advirtió ayer al Gobierno que no está legitimado para utilizar los síes obtenidos en el referéndum como un apoyo a su política proatlantista. Por otra parte, a partir de añora, los dos colectivos antiatlantistas, la CEOP y la Plataforma Cívica por la Salida de la OTAN, seguirán caminos diferentes. Mientras la CEOP se inclinará por el desarrollo del

movimiento pacifista organizado, descartando cualquier posible opción electoral, buena parte de los integrantes de la Plataforma Cívica intentará fraguar una alternativa de izquierda con vistas a las próximas elecciones.

Los portavoces de la CEOP, en su última comparecencia pública como tales, señalaron la imposibilidad de apoyar la política de consenso propugnada por el Gobierno, ya que "sería un fraude a los siete millones de votantes del no".

Las intervenciones de los portavoces de la CEOP, entre los que se encontraban Rafael Grasa, Carlos Otamendí, Antonio Escalante, Almudena Berguería, Lucía García y Agustín Moreno, coincidieron en sus críticas a la campaña del Gobierno y el Partido Socialista Obrero Español y a la utilización de los medios de comunicación públicos.

Agustín Moreno, de CC OO, dijo que los dirigentes socialistas han realizado una campaña "políticamente reaccionaria y éticamente inmoral", y agregó que la palabra ética debía ser retirada del vocabulario del Gobierno.

Carlos Otamendi dijo que el Gobierno ha desnaturalizado la consulta haciendo uso del voto del miedo.

En opinión de Otamendi, muchos de los ciudadanos que han votado sí no han dado un sí a la OTAN, sino a la seguridad para España, a partir de una campaña de mentiras y chantajes.

Los dirigentes de la CEOP señalaron que el proceso político vivido en España ha reforzado al movimiento pacifista y anunciaron que centrarán sus campañas a partir de ahora en evitar la renovación del convenio bilateral con Estados Unidos y continuarán la lucha en contra de los gastos militares, los bloques y la OTAN, así como a favor de la neutralidad. También señalaron que exigirán el cumplimiento estricto de las tres condiciones del preámbulo de la pregunta y la firma del Tratado de No Proliferación Nuclear, "escamoteada por el Gobierno", ajuicio de Almudena Berguería. En este sentido, Rafael Grasa se preguntó sobre el "futuro del enlace militar que tiene España en el mando militar del Atlántico, su presencia en el comité militar y el comité de planes de defensa, organismos de los que Francia no forma parte".

Reunión del PCE

El comité ejecutivo del Partido Comunista de España (PCE) se reúne hoy para analizar los resultados del referéndum. Según señaló ayer Andreu Claret, miembro de la ejecutiva comunista, uno de los temas que analizará el PCE será el tratamiento dado por TVE en la campaña y "la necesidad de una democratización en el Ente que pasa por el cambio de los responsables". Gerardo Iglesias, secretario del PCE, pidió el miércoles la dimisión de la dirección de TVE.

En cuanto a la alternativa de izquierdas propugnada por representantes de la Plataforma Cívica para la Salida de la OTAN —Ramón Tamames, Alonso Puerta y el propio Iglesias—, tras conocer los resultados del referéndum, Claret señaló que el comité ejecutivo estudiará las propuestas del PCE para "contribuir a ofrecer una continuidad unitaria a la dinámica que se ha puesto en marcha en esta campaña por medio de la Plataforma Cívica, ensanchando su actuación a otros campos como el de las libertades públicas y la política económica y social".

Según Claret, el PCE está dispuesto a abordar el asunto con la "máxima generosidad, renunciando a todo tipo de exclusivismo y protagonismo". Los resultados del referéndum, con cerca de siete millones de noes, ha introducido, en opinión de Andreu Claret, un cambio sustancial en el panorama político y concretamente en el de la izquierda. "Nada será igual después del referéndum", dijo el portavoz comunista.

Carlos Otamendi dijo ayer que el movimiento pacifista nunca se convertirá en una opción electoral concreta, porque supondría su desmembramiento. Según Otamendi, "la CEOP no puede transformarse en una plataforma electoral con miras a las elecciones generales de este año de 1986. No ha habido posibilidad de hacer una transformación del pacifismo organizado en plataforma política alguna. Se trata de un movimiento muy plural y en ello residen sus grandes ventajas, lo mismo que sus principales limitaciones".

Ruptura del movimiento

"La CEOP", agregó Otamendi, "ha conseguido agrupar a centenares de colectivos y a millares de activistas pacifistas de procedencia cristiana, ácrata, demócrata, ecologista".

"Personalmente", reconoció Carlos Otamendi, "creo que sería un gran error tal transformación. Supondría una ruptura del movimiento pacifista y de su pluralidad. Nadie puede atribuirse el capital político del movimiento pacifista. Es un tema que tengo absolutamente meditado. Hay que mantener la sensatez y darse cuenta de que ello sería muy peligroso. No descarto que pueda haber gente que se aventure en esta iniciativa, pero yo, desde luego, tengo muy claro que tal cosa sería un gran error".

 

< Volver