Autor: Baró Quesada, José. 
   Alma y cuerpo     
 
 ABC.    11/12/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA SEMANA POLÍTICA

ALMA Y CUERPO

Fueron días de signo predominante-mente económico. como reflejó la noto oficial ¿e la Cominea Delegada del Gobierno, cuya reunión presidió Franco el viernes, y como se desprende de la visita de López de Letona a los Estados Unidos, de la intervención del ministro de Hacienda en la constitución de. la Permanente del Consejo Nacional de Empresarios, de lot ecos suscitados por la declaración del Consejo Nacional de Trabajadores, de la conferencia de Prensa del comisario general de Abastecimientos para anunciar una serie de medidas contra la subida de precios en el mercada y, sobre todo, de la noticia, un tanto espectacular, acerca del alza de la peseta, en un 1 por 100, frente mi dólar.

Sumamente interesante, pues que revela una profunda tiendan a la economía nacional y, en consecuencia, al mejoramiento social por millones de españoles anhelado. Cualquier ciudadano tiene derecho a una nevera, una lavadora, una llenadora, un televisor, un «Seiscientos», una educación esmerada para sus hijos, una casa decorosa y confortable, un descanso veraniego en la montana o junto al mar. Hay qite vivir con alegría y confianza, sin angustias ni agobios, libre todo padre de familia de la vergüenza y la amenaza de la letra que vence, de los recibos atrasados del colegio o del alquiler del piso, del compañero que le mira insolentemente la ropa raída, de tantas necesidades físicas que traen los días y las horas.

Son legítimas exigencias del cuerpo y, en parte también, del mima. Pero hay otras cosas que al alma fundamentalmente competen y no pueden darte de lado. No sólo de pan vive España, la gran idealista, la gran sacrificada, la gran misionera. Por eso, llevada de ni fervor mariano y de su amor a los soldados que, llegada la ocasión, la defienden, se postró ante las advocaciones de la Inmaculada Concepción, Patrono del país y del Arma de Infantería, y de Nuestra Señora de Loreto, Patrono del Ejército del Aire. Las tropas desfilaron en tales acontecimientos delante de la tribuna de los Príncipes Don Juan Carlos y Doña Sofía, Y, al final de la semana, los asistentes a las Jornadas Catalanas del Sindicato Nacional de Actividades Diversas, que preside García Corres, veneraron devotamente en su santuario a la Virgen de Montserrat, tan entrañablemente española.

Dentro de ese confortador ambiente espiritual se lamentó muy de veras la muerte del bondadoso cardenal arzobispo de Santiago, doctor Quiroga Palacios, y siguió hablándose del nombramiento de prelados para Importantes diócesis. España, contrariamente a la que dijo un político republicano de triste recordación, no ha dejado nunca de ser católica. El catolicismo, impregnado de marianismo hasta el tuétano, es la esencia gloriosa de su ser nacional. El cuerpo patrio tiene en lo más íntimo de su alma a Jesús y a María. No valen Innovaciones ni desviaciones. Con Dios y la Virgen hemos hecho lo mejor de nuestra Historie. Con Dios y la Virgen encaramos confiados el porvenir.—José BARO QUESADA.

 

< Volver