Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Seis discursos importantes     
 
 ABC.    14/03/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

SEIS DISCURSOS IMPORTANTES

Ha quedado atrás una semana en la que han prevalecido, incluso sobre hechos faustos o dolorosos, seis discursos, de más o menos resonancia pública, pero caracterizados por su trascendente proyección nacional. Fue el primero el del vicepresidente del Gobierno, almirante Carrero Blanco, asegurando que España goza de buena salud. Una pieza oratoria digna de una eminencia moral, superior a la protocolaria de la púrpura, fue la del cardenal Enrique y Tarancón ante la XVI Asamblea Plenaria del Episcopado español, a propósito del famoso y ya desinflado «documento» llegado furtivamente de Roma. Otro discurso, de gran interés doctrinal, basado en no pocas Encíclicas, lo pronunció ante la misma Asamblea el nuncio apostólico, monseñor Dadaglio, poniendo con precisión en su punto cuáles y cómo deben ser las relaciones de la Iglesia con el Estado. Quien lea atentamente sus palabras—ha escrito Apostua—no encontrará en ellas un átomo de hostilidad hacia nadie, pero tampoco una bendición. La conferencia de don Pedro Sainz Rodríguez en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas sobre «La Biblia en las letras españolas», resultó una lección maravillosa de las que dejan huella en el campo de la cultura, ya que no en vano don Pedro es una mente altísima con genialidad auténtica. También la conferencia del ex ministro Manuel Fraga, en Barcelona, exaltando las posiciones políticas de centro frente a los extremismos ya los ultras de la izquierda y de la derecha, ha tenido amplia repercusión y muchos consensos en la Prensa y en la calle. Y finalmente, en el orden de las finanzas, hay que señalar el discurso del marqués de Bolarque sobre el espectacular crecimiento del Banco Urquijo, que sitúa su capital y reservas en casi 13.000 millones de pesetas.—ARGOS.

 

< Volver