Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Hojeando la prensa     
 
 ABC.    15/04/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS HOJEANDO LA PRENSA

Hay días que la lectura de los periódicos diarias convulsionan las mentes más firmes a consecuencia de sorprendentes bombardeos informativos. Pongamos por caso el día de anteayer, donde leemos, por ejemplo, este increíble exabrupto del gobernador civil de Santander, señor Colomer Marqués: «Progresismo, centrismo y pluralismo son palabras que llevan consigo un fuerte contenido de cobardía y matiz canallesco.´» El señor Colomer Marqués es muy dueño de ponerse la camisa azul y de pronunciar una soflama, pero no tiene derecho—y menos desde su puesto de gobernador—a injuriar a tantos españoles honrados que se llaman progresistas, centristas y pluralistas, lo cual no está reñido con las leyes fundamentales del Estado, sino todo lo contrarío, ya qué afirman el progreso, no desdeñan el centro como punto de equilibrio y moderación y aceptan y proclaman la pluralidad de ideas y sentimientos en el orden político. Otra noticia interesante y curiosa—quizá por carecer de precedentes—es la de que han sido denunciado* ante la jurisdicción canónica el juez y los magistrados del Tribunal de Orden Público por el caso del padre Buendía, procesado por supuesto delito de propaganda ilegal. La denuncia presentada por el abogado don Jaime Miralles se basa en el canon 2341 del Código Canónico, que dice que si alguien se atreve a llevar ante un juez laical a un clérigo sin haber obtenido licencia del ordinario local debe ser castigado por el ordinario, o sea, por el obispo, con penas proporcionadas a la gravedad de la culpa. En un artículo en «Ya» sobre Papini, de Ernesto Giménez Caballero, le dice el primero al segundo, en 1947, hablando de Mussolini, que su obsesión era la de «durare», «durare». Y e la pregunta de Giménez Caballero tt le convenció al Duce al decirle que debía enmendar a Shakespeare en «Macbeth», el gran Papini respondió: «Plaza Loreto fue su respuesta, colgado cabeza abajo.»-ARGOS.

 

< Volver