La semana política     
 
 Informaciones.    08/04/1972.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

HAY ocasiones en que los rumores adquieren tal consistencia que se elevan a la categoría de hechos políticos. Y este es el caso en que la palabra «crisis» ha tomado cuerpo en los pasillos de las Cortes, en los mentideros o en las faginas de los periódicos. Se sigue especulando con la condecoración de once ministras con ocasión del 1 de abril, las listas de «ministrables» han vuelto a circular profusamente, algunas ampliadas a cargos ministeriales de nueva factura. El país cree que el Gobierno va a ser reorganizada, y, ese sentir es lo que queremos recoger aquí. Que las predicciones se cumplan o no, es otra cuestión El caso es que «la noticia de Ja semana» —la crisis— no se ha producido.

El Consejo de ministros de ayer ha deparado, nuevamente una reseña oficial muy «técnica». Se va a prestar ayuda al sector agrios y Se remitirá a las Cortes un proyecto de ley sobre la lucha contra la contaminación atmosférica. El Consejo acordó dos nombramientos militares: el del general Alvarez Arenas como director general de Reclutamiento y Personal y el del teniente general Cuadra Medina como jefe del Estadio Mayor del Ejército del Aire. Cuadra Medina era director del CESEDEN (Centro Superior de Estudios para la Defensa Nacional); es uno de los más jóvenes tenientes generales del Ejército, hombre brillante y próximo colaborador del jefe del Alto Estado Mayor, teniente general Díez-Alegria.

La «rentree» universitaria se ha producido sin novedades dignas de mención. Parece me la calma reina en los «campus», aunque todos los problemas de fondo que alteraron los dos primeros trimestres del curso sigue» en pie. Sigue parausada la Facultad de Medicina de la universidad Complutense (desde noviembre), aunque, al menos, ya se trabaja sobre el discutían pian de estudios. El colectivo de la Bazan (que por su carácter interprovincial motivó los sucesos de El Ferrol) ha sido aprobado por el Ministerio de Trabajo.

El asunto Matesa vuelve a relucir a cuenta de la calificación de la defensa de don Juan Vila Reyes, que corre a cargo de don José María Gil Robles. El señor Gil Robles pide la, libre absolución de su defendido y aduce el convenio tácito entre la empresa y la Administración para superar, mediante la tolerancia de determinadas infracciones fórmales, una legislación anticuada en materia de exportación y que impedía el desenvolvimiento as una empresa de tal envergadura.

El ministro de Trabajo ha hecho unas declaraciones sobre la Seguridad Social, cuyo proyecto de ley de perfeccionamiento y financiación dará lugar, sin duda, a vivos debates por su incidencia sobre la economía de las empresas. «Las cuentas de la Seguridad Social —ha dicho don Licinio de la Fuente— están legalmente controladas por medio de un mecanismo que se estableció en su propia ley de Bases. No se trata, por tanto, de ningún "secreto" que se quiera ocultar. De todas formas, hemos encargado a la dirección general de la Seguridad Social la preparación de un resumen general de su gestión en el periodo de financiación que acaba de concluir, al que vamos a dar la máxima difusión.»

El señor Sánchez Bella, ministro de Información y Turismo, ha dicho a ta televisión argentina que resulta «extremadamente positivo que en España haya un razonable nivel de contestación; es ello una demostración de que los españoles ejercitan su inalienable libertad de expresión».

 

< Volver