La semana política     
 
 Informaciones.    15/04/1972.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

LA pasada semana nos hacíamos eco de los rumores sobre una eventual reorganización del Gobierno. Pese a que los recogíamos con las naturales reservas, es obligado ahora señalar que han remitido. Pero fasto es reconocer que tan escaso significado tienen la inflación de los rumores como tu ausencia. Darle vueltas al tema, pese a su trascendencia, no pasa de ser un divertimiento de la «clase política» ante la carencia de tema» de mayor empaque. La vida política oficial sigue un curso tranquilo que no da pie para grandes comentarios.

Por lo demás, la tónica de la semana la sigue dando la respuesta -actos de desagravio, concentraciones patrióticas, discursos, etc.— a la oleada de terrorismo que ha padecido el País Vasco en los primeros días del me». En uno de estos actos patrióticos, el gobernador civil de Santander, señor Colamer Marqués, después de repudiar enérgicamente el separatismo, afirmó que «progresismo, centrismo y pluralismo ton palabras que llevan consigo un fuerte contenido de cobardía y matiz canallesco». Traemos a colación esta dita porque es exponente de la irritación que suscita el terrorismo. Irritación que explica las anteriores palabras, fin duda improvisadas, emocionales y na meditadas

El caso e» que a tema del orden publico polariza, la atención. Ayer mismo, la «política de la dinamita» se ha desplazado hasta Cataluña. A diez kilómetros de Tarrasa ha sido volado un monumento a los caído» en la guerra civil. No es extraño que proliferen las declaraciones sobre tan delicada cuestión. El gobernador civil de La Coruna —que tuvo que bregar con los sucesos de El Ferrol- ha pedido tí apoyo ciudadano a las fuerzas encargadas de mantener el orden público. También dijo, refiriéndose a los Consejos locales del Movimiento, que tal no tener un contenido administrativo tu función, eminentemente política, debe plasmarse en la información, en dar a conocer e1 ambiente de los pueblos, Sus estados de opinión, al mismo tiempo que sirvan para canalizar sus necesidades».

En El Ferrol han continuado las detenciones por los sucesos del 10 de mano. En total han sido detenidas 64 personas; unas han pasado a disposición fudicial, con a sin fiama; otras han sido multadas y algunas han sido puestas en libertad. Entre los detenidos hay sacerdotes.

La inauguración de la presa de El Atazar, que abastecerá de agita a Madrid, ha vuelto a traer, a colación en las páginas de algunos periódico» el debate sobre la política-gestión. Para unos, la eficacia en la gestión política —eficacia económica— es encomiable, pero no suficiente. A la mejora del nivel de vida —vienen a decir— hay que sumar un crecimiento de la participación política.

A este respecto, por ejemplo, hay que recoger unas manifestaciones del consejero nacional por La Canina, don Nicolás Franco (sobrino del Jefe del Estado). Acaba ¿e proponer al Consejo Provincial de su provincia un debate sobre el asociacionismo político. A juicio de don Nicolás Franco, el tema volverá en breve al tapete del Consejo Nacional. En tanto se articula el tan añorado asociacionismo, algunas manifestaciones políticas ponen en evidencia la necesidad de aquél. En Sevilla hemos tenido una concentración carlista a escala nacional, presidida por el marqués de Marchalina, don Juan Palomino y don Manuel Fal Conde. Una concentración política que, si se nos permite, calificaríamos de sparao/icíaZ», por no decir «extraoficial». El asociacionismo, qué duda cabe, es el mejor método para evitar las autoexclusiones del sistema.

A la III Conferencia de la U. N C. T. A, D. que se celebra en Chile acudirá una nutrida representación española, encabezada por el ministro de Comercio. Defenderemos en Santiago de Chile nuestra calificación como «país en vías de desarrollo» y al tiempo aceptaremos conceder preferencias arancelarias a los países más pobres. La intervención en la Conferencia de la delegación española dará pie a mas amplio comentario la próxima semana.

A nivel periodístico sigue insistiéndose en que el Presidente Nixon hará escala en España en su viaje a Moscú del próximo mes. Se especula con la posibilidad de que el «One U. S. Air Force», que transportará al Presidente, haga escala en la base de Zaragoza. El Presidente Nixon pasaría, quizá, dos días de descanso en algún lugar de la Costa Brava antes de reemprender viaje hacia la U. R. S. S.

Finalmente, no puede dejar de reseñarse en esta panorámica de la vida del país la unánime impresión que ha causado el accidente de Fuerteventura. Catorce paracaidistas han perdido la oída y mas de sesenta han sufrido heridas. Una desgracia que por afectar a nuestro Ejército es motivo de pésame para toda la nación.

 

< Volver