Autor: VARELA. 
   Las verdad sobre las escisiones en UDE  :   
 Con la gran coalición y el Gobierno de fondo. 
 El Alcázar.    08/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

la balanza

LA VERDAD SOBRE LAS ESCISIONES EN U.D.E.

(Con la gran coalición y el Gobierno al fondo)

ERA un secreto a voces la escisión en el seno del partido Unión Democrática Española, como

consecuencia de la influencia que el señor Osorio, actualmente vicepresidente segundo del Gobierno y

ministro de la Presidencia, había ejercido desde que el expresidente Arias, le llamara para formar parte

del primer gobierno de la monarquía. La pequeña brecha abierta en aquella ocasión fue convirtiéndose en

abismo, cuando el actual presidente del Gobierno —algún día podrá contarse porque que razones —le

llamó sin condiciones; es decir, dándole un ancho margen de confianza, para los puestos que actualmente

desempeña. A partir de ese momento, la actividad del señor Osorio que llamó a su vez a formar Gobierno

a varios de sus amigos de asociación, según algunas fuentes, sin consulta previa al señor Silva, líder

indiscutible a nivel popular de UDE; a partir de ese momento, el Vicepresidente no cejo en su empeño de

hacer del grupo UDE, su grupo. Primero consiguió dividirla en dos. Los que seguían a él y los que

seguían, la mayoría a nivel de base, a Silva. Con Silva continuaba otro de los prohombres de la asociación

desde el principio: Monreal Luque.

Pues bien, desde ese momento, es decir desde el momento que los miembros de UDE fueron ministros,

ninguno de ellos asistió a las reuniones del Comité ejecutivo, al que algunos pertenecían.

Todo iba resolviéndose, mal que bien, hasta que la intensa actividad del señor Osorio por provincias fue

descubierta, con sorpresa, por miembros de la asociación. El señor Osorio, según éstas fuentes no iba a

hablar de la política del Gobierno, del que forma parte, sino a establecer "pivotes" dentro de la asociación

para su futuro partido. Así las cosas, con un matiz u otro, algunos miembros empezaron a llamarle el de

Gaspari español. (Se recordaba en este sentido las conversaciones que mantuvo, con suerte varia, con

"líderes" demócrata-cristianos tales como Alvarez Miranda, Gil Robles, Luiz Jiménez, etc. y con el

beneplácito tácito —no expreso— de Tarancón).

Todo iba resolviéndose mal que bien hasta que llegó la formación de la "cuádruple alianza", a la que se

adhirió Silva Muñoz. Con ello estaba de acuerdo, y sería ingenuo creer que no se le había consultado, el

señor Monreal Luque. Pero esta coalición de fuerzas que el Gobierno no consiguió por falta de

imaginación, realismo y, sobre todo, mano izquierda, alteró a muchos miembros del Gabinete. A partir de

este momento empezaron las presiones. Por ejemplo, don Gonzalo Fernández de la Mora fue cesado de su

cargo de Director de la Escuela Diplomática. Y otros miembros de la "coalición" recibieron serias

advertencias desde algunos sectores de la Administración. Uno de ellos fue Silva Muñoz que recibió

ofertas alternativas de cese o ascenso, según tomara una actitud u otra. Y a la vista está Silva Muñoz

prefirió continuar en la "coalición". No parece que la misma actitud haya tomado el señor Monreal Luque,

al que en algunos círculos políticos, citaban ayer, como ministro, seguro, si se produjera —como

parece— la minicrisis.

En una palabra que la división en dos de UDE, fue asaltada anteayer, para hacerla añicos. Se trataba —via

Osorio— de hacer una subdivisión en la división. Y ahí está: lo han conseguido. Lo han conseguido

convencido a Monreal Luque y, paradojas, votando los ministros, que no asistían a ninguna reunión desde

hace unos meses, porque ya se consideraban de otro grupo, por correspondencia. Es decir que la primera

batalla la ha ganado Osorio.

Ahora hay que esperar a saber —si como parece— Silva, que por otra parte tiene la mayoría de base,

decide continuar en la "gran coalición", que actitud adoptará colegiadamente este colectivo conservador

frente a esa actitud beligerante y de reto. A lo peor, el señor Osorio habría prestado un flaco servicio al

Gobierno, en un momento político muy delicado también. Pero eso lo sabremos pronto.

VARELA

 

< Volver