La semana política     
 
 Informaciones.    10/06/1972.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL Consejo de ministros de ayer ha tenido un carácter fundamentalmente técnico. Ha dispuesto, entre otras cosas, la reorganización de los Ministerios de Trabajo y de Industria y ha anunciado la posibilidad de elevar ligeramente los arrendamientos urbanos.

Una vez más, el tema de Europa ha acaparado la atención, nacional, centrada esta vez en la mesa de negociaciones del Consejo de ministros comunitarios. En Luxemburgo se ha conseguido, en principio, «una renegociación del acuerdo España-C. E. E. a un nivel más alto», según palabras del embajador Ullastres.

El ministro comisario del Plan de Desarrollo, don Laureano López Rodó, ha presidido la delegación española ante la Conferencia del Medio Ambiente Rumano, que se está celebrando en Estocolmo. En su intervención en la Asamblea, el señor López afirmó: «Es preciso armonizar la política de desarrollo económico y la del medio ambiente...» «Nuestro objetivo es el de incrementar el patrimonio de los españoles presentes y futuros, y consiguientemente la meta tradicional del crecimiento del producto nacional bruto debe ser controlada y revisada para que no distorsione tal objetivo.»

La comisión permanente del Episcopado español, reunida en estos días, ha hecho público un comunicado en el que reafirma, la decisión de «proseguir sin titubeos la renovación conciliar de la Iglesia en nuestro país» y de avanzar «hacia una evangélica independencia de todo poder de este mundo al servicio de la necesaria libertad de la Iglesia en la predicación del mensaje de salvación». (Ver información nacional.)

Otra cara de la actividad política sigue encontrando como cauce lo que se ha llamado «parlamento de papel». En los diarios españoles han continuado durante esta semana los editoriales, artículos y declaraciones´ de personalidades políticas del país que exponen sus opiniones, a menudo polémicas, sobre los principales problemas del momento y las perspectivas nacionales.

Finalmente, y en el orden económico, el Gobierno mantiene su interés en controlar los precios y ha tomado medidas con esta finalidad a través de la Comisaria General de Abastecimientos y Transportes, que ha comenzado a realizar una serie de importaciones «de choque» de productos de consumo.

 

< Volver