La renovación de la administración de justicia     
 
 Cuadernos para el Diálogo.     Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LA RENOVACIÓN DE LA

ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

El fiscal del Tribunal Supremo ha dicho hace días en La Coruña que la administración de justicia en España está en trance de una renovación, y que es natural y conveniente que la renovación se produzca lentamente, ya que las estructuras jurídicas son muy clásicas.

Uno de los temas más urgentemente necesitados de ser reformados es el de las jurisdicciones especiales. La aspiración a la pronta unificación de jurisdicciones es muy ampliamente compartida —en realidad no se ha exteriorizado oposición verbal alguna, que sepamos— por jueces, fiscales, abogados, catedráticos, y hasta cuenta a su favor con solemnes declaraciones oficiales que han anunciado su supresión. Sin embargo, al nivel de las realidades, se tiene la clara impresión de que el propósito unificador está estancado.

El tema es especialmente actual por lo que se refiere al Juzgado y Tribunal especial de Orden Público. Su actualidad viene determinada por la reciente ampliación o creación de un nuevo Juzgado y Tribunal, reflejo de un aumento constante de los procesamientos por estos organismos especiales, y por la severidad de las penas impuestas por la comisión de delitos que en la mayoría de los casos son «delitos artificiales», cuya configuración penal en nuestra legislación se ha hecho a costa de recortar sensiblemente el campo de acción de derechos fundamentales, como lo son el derecho a la libertad de expresión, de reunión o de asociación. Son por ello los delincuentes políticos —categoría desconocida oficialmente— personas que se caracterizan en la mayoría de los casos por su elevación de miras, espíritu de sacrificio, noble idealismo e indiscutible patriotismo. ¿Acaso pueden negarse estas virtudes

Pag. 8 Cuadernos para el Diálogo

a personas como Alejandro Rojas Marcos, el sacerdote obrero Francisco García Salve, Marcelino Camacho, Nicolás Sartorius, Saborido Galán, por citar solamente los nombres que más recientemente han aparecido en los periódicos, procesados por dicho Tribunal de Orden Público?

Al unir nuestra voz, una vez más, desde estas columnas, a la petición formulada unánimemente en el Congreso de la Abogacía en la ciudad de León, de supresión de las jurisdicciones especiales y concretamente del Juzgado y el Tribunal especial de Orden Público, también nos pronunciamos por la supresión de los «delitos artificiales» —inexistentes en los países miembros de la Comunidad Europea, a la que se dice autorizadamente que estaremos integrados a medio plazo—, sometidos a su jurisdicción, en la seguridad de que con ello se abriría un importante cauce para el futuro de la convivencia de todos los españoles.

Hay aspectos en la reforma de la administración de la justicia —la desaparición de las jurisdicciones y tribunales especiales y la acentuación de la protección penal del ejercicio de las libertades públicas en vez de su recortamiento— que por su gravedad y trascendencia están exigiendo pronto remedio. •

440

 

< Volver