Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Capítulo de actualidad     
 
 ABC.    10/10/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

CAPITULO DE ACTUALIDAD

Gonzalo Fernández de la Mora, ministro de Obras Públicas, ha hecho una» declaraciones en el Consejo de Europa, poniendo de relieve, entre otras cosas, que la democracia es diálogo y respeto a la dignidad del hombre. Absolutamente de acuerdo. Esa es la misma plataforma enunciada y exaltada por Laureano López Rodó en su entrevista para la televisión argentina, donde cuanto dijo no admitía otra réplica que la necesidad de realizar cuanto había afirmado. Don Gregorio López Bravo, ministro de Asuntos Exteriores, ha expresado en Nueva York su convicción de que no es previsible ningún cambio en el Gobierno. Sus razones tendrá. Don Alfredo Sánchez Bella, ministro de Información y Turismo, ha asegurado en una carta, en respuesta a otra de Gil Robles, que ni indicación, ni mucho menos órdenes, han sido formuladas a publicación alguna en relación con la defensa personal de don Juan Vilá Reyes. En la» Cortes se ha discutido sobre el genocidio y sobre el tráfico de drogas, y el señor Sierra Haya ha dicho, a propósito de los castigos para los traficantes, estas suaves palabras: «Hay todavía países en los que al ladrón se le corta la mano. En los pueblos que aplican estas leyes existen pocos mancos hoy día, y, por tanto, no hay ladrones. En los pueblos que no aplican esta ley no hay mancos, pero hay ladrones.» Elocuentísimo. Es curioso que en los Sindicatos del Seguro y del Metal no han podido celebrarse las elecciones, porque los candidatos, que eran «únicos», se han retirado. En cambio, en los Sindicatos de Papel y Artes Gráficas y en el de la Piel han salido triunfantes, naturalmente, los también candidatos «únicos» que se presentaban. En la conmemoración de los treinta años del I. N. /, su presidente ha dicho estas palabras: «El I.N.I. debe llevar a cabo su gestión con una gran prudencia para eliminar al máximo los riesgos de utilizar de forma inadecuada unos recursos que provienen, del esfuerzo de todos los españoles.» ¡Muy bien!—ARGOS.

 

< Volver