El año político/nacional     
 
 Informaciones.    30/12/1972.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL AÑO POLÍTICO

LA cohesión política, los criterios de autoridad, el reforzamiento, del principio de «unidad de poder y coordinación de funciones», que inspira el Estado, son algunos de los puntos que pudieran caracterizar este 1972 que aflora termina. Institucionalmente no cabe duda de que la noticia de mayor carga política fue la promulgación en julio de dos leyes de la Jefatura del Estado. Por una de ellas se reafirmaba el carácter vitalicio de los cargos de Jefe del Estado, presidente del Gobierno y Jefe Nacional del Movimiento en la persona de Francisco Franco. Se remachaba el plazo de ocho días en que el Principe deberá prestar juramento como Rey una ves vacante la Jefatura del Estado y se establecía que en caso de producirse la sucesión sin que Franco hubiera designado presidente del Gobierno, el puesto seria automáticamente ocupado por el vicepresidente del Gobierno. Este cesaría en la presidencia, como es preceptivo, por incapacidad, dimisión, decisión real de acuerdo con el Consejo del Reino o expiración del mandato de cinco años.

La segunda de las leyes aludida» reforzaba la «coordinación de funciones» de los órganos del Estado estableciendo el arbitraje del Jefe del Estado en caso de conflicto entre tas Cortes, el Gobierno o la Justicia.

Franco cumplió ochenta años; solo otros dos estadistas accedieron antes que él a la más alta magistratura de sus respectivas naciones: los Emperadores del Japón y de Etiopia. El Jefe del Estado fue bisabuelo, y su nieto político, don Alfonso de Borbón, recibió el ducado de Cádiz y el tratamiento de Alteza Real.

El Principe de España multiplicó en el ano notoriamente su responsabilidad a nivel de representación de Estado, como Hacen constar sus innumerables audiencias y sus entrevistas con todas las personalidades políticas de relieve que visitaron España en el año. Uno de tos más importantes viajes de Estado realisado por el Príncipe al exterior fue el que hizo en septiembre a la. República Federal Alemana. La visita contribuye a estrechar los lasos entre ios dos países y fue girada en un momento especialmente interesante de la politica europea; en ciernes de la Conferencia de Seguridad, en vísperas de las elecciones alemanas, negativa noruega ai Ingreso en la C. E. E., etc. En sus entrevistas con el canciller Brandt, con el Presidente de la República y con su anfitrión Scheel, el Principe se ocupó primordialmente de temas como el de nuestra emigración laboral en Alemania, adquisición de material bélico, sistema Pal de televisión en color, cooperación nuclear para fines pacíficos y relaciones España-C. E. E. En declaraciones a la televisión alemana, el Principe expresó su deseo del ingreso de España en el Mercado Común por interés de ambas partes. A la Prensa declaró: «Ahora tengo las puertas abiertas a todos; cuando sea Rey, seguiré siendo igual.»

La comparecencia ante las Cortes en sesión informativa del ministro secretario general del Movimiento, señor Fernández Miranda, constituye por la naturaleza especialmente «política» de su Departamento otro indicio del carácter de 1972. El ministro, sin rechazar explícitamente las asociaciones de acción politica, afirmó que éstas devendrían inevitablemente en los partidos políticos incompatibles con el sistema. Reputó de «genial» el término «tendencias», expresado meses antes por el ex ministre Girón, aunque te mostró partidario de abrir cauce a las «corrientes» en materia de participación política. Sobre nuestras relaciones con la C E. E., expresó rotundamente su negativa a aceptar condicionamientos de orden político previos a nuestro ingreso en la Comunidad

 

< Volver