El I.C.A.I. Clausuró ayer los actos de su centenario  :   
 Intervinieron don Joaquín Planell y los señores Solas y Oriol y Urquijo. 
 ABC.    26/11/1959.  Página: 48. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

A B C. JUEVES 26 DE NOVIEMBRE BE 1959

EL I.C. A. I. CLAUSURO AYER LOS ACTOS DE SU CENTENARIO

Intervinieron don Joaquín Planell y los señores Solas y Oriol y Urquijo

El Instituto Católico de Artes e Industrias celebró- ayer el acto dé clausura de su cincuentenario. Presidió

el ministro de Industria, D. Joaquín Planell, y pronunciaron conferencias D. José Solas García y don José

María de Oriol y Urquijo.

Trató el Sr. Solas en su disertación el tema "La técnica de la civilización moderna",-y dijo, entre otras

cosas, que el orden social antiguo basado en la propiedad por ocupación tiene que ceder paso a un nuevo

concepto de propiedad como consecuencia del trabajo. El error capitalista que el no apreciarlo a tiempo, y

la reacción fue el marxismo. Una nueva jerarquía social se establece basada en el hombre "-creador, en la

técnica, y en la ciencia.

El derecho de todos los hombres y de todos los pueblos de participar en el grado más próximo de

civilización que la técnica hace posible ha traído también consigo la revisión del concepto de sociedad.

política natural del hombre. La unidad, europea es una estructura política de esta nueva naturaleza.

En el orden económico-social el buscar el mayor grado de civilización por la disponibilidad de bienes:

materiales "exige la gran producción y en consecuencia los grande capitales. Si éstos los aporta el Estado,

la Banca o un. gran conglomerado popular, la consecuencia es la pérdida del empresario. Desaparece el

motor económico de Ja sociedad que fue hasta ahora el pequeño propietario que podía emprender un

negocio. Toda la responsabilidad de creación queda en manos de los técnicos.

El examen de este fenómeno exige la creación de unidades económicas especializadas autónomas,

responsables, pero armonizadas entre sí como fundamento de todo el orden económico futuro.

Don José María de Oriol- hablo sobre "La electricidad "en el bienestar de los españoles". Manifestó que

"la economía española ha perdido del orden de 50.000 millones de pesetas a consecuencia de las

restricciones eléctricas padecidas en los pasados años, según los datos resultantes-, del concurso

convocado por U. N. E., S. A. sobre la incidencia de las; restricciones en la economía nacional".

Estas pérdidas pueden volver a producirse si se presentan años secos, desfavorables, porque el problema

de la satisfacción de la creciente demanda eléctrica no está resuelto aún. "No deben inducimos a error—

añadió el Sr. Oriol—las circunstancias hidráulicas extremadamente favorables p6r que estamos

atravesando, pues sería sumamente peligroso disminuir el ritmo de crecimiento de la industria eléctrica.

Las empresas privadas se creen en condiciones de resolver definitivamente el problema por si mismas, y

están resueltas a ello." "Buena prueba—argumentó el conferenciante—son los programas en curso y la

constitución de sociedades jóvenes para el aprovechamiento de la energía nuclear. Lo que hará falta es

que no se entorpezca el camino de la industria eléctrica y que se propicien los supuestos necesarios para

que el mercado de capitales halle incentivos en las inversiones y colabore en el esfuerzo;"

El señor Oriol glosó después la figura de padre Pulgar, fundador del I. C. A, I., sn recia personalidad

humana, orientada al servicio de un fin. Mentalidad de científico, a quien la ciencia sirve ´porque va´

acompañada de la verdad. Y ahi el esfuerzo tiene siempre un objetivo. La finalidad perseguida por el

padre Pulgar, que conquistó un bien ganado prestigio internacional, fue el bienestar de los españoles, a

través de la formación de técnicos eléctricos.

Por último, el ministro de Industria pronunció unas palabras y destacó el reconocimiento que debe España

a las enseñanzas técnicas del I. C. A. L, que han. permitido formar una pléyade de ingenieros que ´han

contribuido eficazmente a lograr un alto nivel industrial, "La patria—dijo—tiene un saldo´ pendiente con

el I. C. A. I., que si no" podrá ser nunca cancelado, merece ser reconocido,"

 

< Volver