Autor: Serna Arenillas, Víctor de la (VICENTE SALANER). 
 En el Comité de Descolonización. 
 Marruecos y Mauritania protestan por la creación de un partido político en el Sahara español     
 
 Informaciones.    01/03/1975.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

EN EL COMITÉ DE DESCOLONIZACIÓN

MARRUECOS Y MAURITANIA PROTESTAN POR LA CREACIÓN DE UN PARTIDO POLÍTICO

EN EL SAHARA ESPAÑOL

Por V. DE LA SERNA

NACIONES UNIDAS, 1.

LA protesta mauritana y marroquí, en cartas al Comité de Descolonización, por la creación en Sahara del

partido político Unión Nacional Saharaui es considerada como una interpretación errónea de la última

resolución de la Asamblea sobre el Sahara, según decían anoche fuentes diplomáticas de la O. N. U.

familiarizadas con el tema.

Las dos cartas, dirigidas al presidente del Comité de los 24, embajador señor Salim Ahmed Salim, están

fechadas el pasado 26 de febrero y se hicieron públicas ayer, también simultáneamente. El representante

permanente de Marruecos, señor Driss Slaul, habla en la suya de «la creación, el 16 de febrero de 1975,

por las autoridades españolas, de un supuesto partido político saharaui, la Unión Nacional Saharaui, que

excluye el reconocimiento de cualquier otra organización política, y cuya orientación es inspirada

totalmente por España». Por su parte, el embajador mauritano, señor Mulay El Hassen, dice que «las

autoridades españolas crearon en El Aaiún una organización política, que no sólo es orientada, sino que

además excluye toda otra tendencia de la opinión pública saharaui».

La nota marroquí, más prolija que la mauritana, afirma que se trata de una «acción unilateral del Gobierno

espartar»; Que hace «caso omiso totalmente de las disposiciones de la resolución 3.292 (XXIX) de la

Asamblea General, de 13 de diciembre de 1974, que señalan precisamente que corresponde

exclusivamente a la Asamblea decidir, a la luz de la opinión consultiva de la Corte Internacional de

Justicia, las condiciones para la descolonización del Sahara occidental». La nota mauritana sólo dice que

«tales medidas son contrarias al espíritu y a la letra» de la resolución.

La carta del señor Slaui afirma que la creación del P.U.N.S. «constituye un serio atentado contra los

esfuerzos de las Naciones Unidas para acelerar el proceso de descolonización efectiva de ese territorio», y

concluye: «Le agradecerla que pidiera al Gobierno español las explicaciones necesarias con respecto a

esta medida unilateral, y que lo invitara a ceñirse estrictamente a las disposiciones de la citada resolución

y a abstenerse de tomar medidas que pudieran alterar la situación actual en el territorio». La nota

mauritana no incluye esa solicitud.

El Comité, que no tiene reuniones previstas por ahora —a la espera del regreso de su misión de visita a

las Islas del Cabo Verde—, no ha hecho más, por ahora, que distribuir las dos cartas como documentos

oficiales. En la misión española, cuyo jefe, don Jaime de Piniés, se encuentra en Madrid, no había aún

anoche reacción oficial. Se espera en la O.N.U. que esta sea comunicada próximamente, como en

anteriores ocasiones, al presidente del Comité.

Las cartas contienen discrepancias con varios datos relacionados con la fundación del P.U.N.S., recogidos

en particular en crónica de INFORMACIONES desde el Aaiún, el pasado día 18, y en una entrevista,

también en nuestro periódico, con el señor Jalihenna Rachid, secretario general del P.U.N.S., fechada en

Las Palmas el día 25. Ambas son, por tanto, anteriores a las cartas marroquí y mauritana.

EL DESARROLLO POLÍTICO

En la primera crónica se observaba que en la autorización legal a un partido político en el Sahara

intervenía el hecho de que las leyes peninsulares sólo se aplican subsidiariamente, ya que en España no

son legales los partidos. Por eso mismo se indicaba que era posible la aparición de otros partidos, lo que

repetía en la crónica del día 25. En esta se hablaba del «nuevo Juego que pueden dar los partidos

«políticos que se formen y autoricen o las tendencias que se aglutinen en el seno del partido P.U.N.S.».

Por otra parte, las fuentes de la O.N.U. indican que la resolución 3.292 no menciona, ni por tanto prohíbe,

la creación de partidos políticos. En los dos párrafos dispositivos que se refieren a las acciones de España

en el territorio, «invita urgentemente a la potencia administradora a retrasar el referéndum» de

autodeterminactón, y «reitera su invitación a todos los Estados a observar las resoluciones de la Asamblea

General en relación con las actividades de intereses extranjeros, económicos y financieros, y a que se

abstengan de contribuir, por sus inversiones o su político de inmigración, al mantenimiento de la situación

colonial en el territorio». Las fuentes afirman que la creación del P. U. N. S. no se opone en nada a esas

disposiciones, por lo que no puede hacer «caso omiso» de ellas. Subrayan las mismas fuentes que el

artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas encomienda a las potencias administradoras el desarrollo

político de los territorios coloniales, para prepararles a la autodeterminación y a la independencia.

Las cartas de Marruecos y Mauritania afirman que el P.U.N.S. ha sido creado por «las autoridades

españolas», y cuya orientación está «inspirada» por España. Las fuentes de la O.N.U. afirman: «El

"status" legal de que goza el P.U.N.S. en el Sahara indica, desde luego, una preferencia de la potencia

administradora de la que no gozan organizaciones como el Movimiento Revolucionario de los Hombres

Azules (Morehob), o el Frente Popular de Liberación de Sguia-El-Hamra y Río del Oro (Fpolisario).»

PRÓXIMA VISITA A MADRID

Al respecto, se ha informado de que la plana mayor del P. U. N. S. viajará próximamente a Madrid a

explicar su programa a la Prensa. En su entrevista en INFORMACIONES, el señor Jalienna decía: «La

ideología de la unión es una especie de socialismo islámico, a caballo entre el extremismo de Kadafi y la

postura de Nasser.» Añadía que «se constituirá un partido único con diferentes tendencias, al igual que en

otros países del "tercer mundo"». El señor Jalihenna da por descontada la independencia del Sahara.

En las reseñas del congreso del P. U. N. S. se mencionó la presencia de una delegación del Fpolisario y de

un diálogo tranquilo entre los dos grupos. El señor Jalihenna, según se informó en estas páginas, ha

viajado frecuentemente a Mauritania para conectar con el Fpolisario, «en vista a un esfuerzo común, pero

no han dado resultados positivos sus encuentros». El secretario general define a este grupo rival —que no

está autorizado por el Gobierno español— como de inspiración comunista, «a la vista de los lazos que les

unen con China, Albania y otros países».

Fuentes de la O. N. U. afirman que de los grupos clandestinos, el Fpolisario es en estos momentos «con

gran diferencia» el más poderoso y con mayor número de seguidores. El P. U. N. S., por su parte, afirma

tener unos 18.000 afiliados, de los que unos 7.500 están en El Aaiún. El Sahara tiene más de 60.000

habitantes, según las cifras españolas más recientes.

 

< Volver