Declaración programática de la Unión Nacional Saharaui  :   
 No descarta la cooperación con Marruecos y Mauritania, pero rechaza sus pretensiones anexionistas. 
 ABC.    12/03/1975.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. MIERCOLES 12 DE MARZO DE 1975. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 24.

DECLARACIÓN PROGRAMÁTICA DE LA UNION NACIONAL SAHARAUI

No descarta la cooperación con Marruecos y Mauritania, pero rechaza sus pretensiones anexionistas

Aaiún, 11. (Cifra.) El partido de la Unión Nacional Saharaui, recientemente constituido, ha hecho pública

su declaración programática de principios, en la que se establece como objetivo prioritario el de llegar a

un Sahara independiente a través de un proceso de autodeterminación acelerada.

El programa propugna la conservación de las tradiciones religiosas y sociales del país, adaptándolas a las

instituciones de un Estado moderno; la instauración de un sistema económico que explote y desarrolle las

riquezas naturales para aumentar e1 nivel de vida de todos los ciudadanos; la obligatoriedad y gratuidad

de la enseñanza en todos sus niveles, y la reorganización y adaptación de la justicia islámica a las

características de un Estado de derecho.

Asimismo incluye la confesionalidad islámica del Estado y la configuración del árabe como idioma

nacional, la garantía del pleno empleo, la promoción de la mujer y de la juventud, el impulso de las

cooperativas agrícolas y el fomento de una política de seguridad social y ayuda sanitaria. También

contiene un propósito de amistad y cooperación con España en los diversos aspectos de la vida del país.

PROTESTA DE MARRUECOS Y DE MAURITANIA

La creación del partido, que celebró su primer Congreso nacional hace pocas semanas, que provocó una

insólita nota de protesta de Marruecos y Mauritania ante las Naciones Unidas, se verificó en octubre de

1974 y fue debida a una reacción del pueblo saharaui, preocupado por la campaña de propaganda que

Marruecos difundía —y difunde— desde una emisora situada en la localidad de Tarfaya o Cabo Juby, con

la que se intenta convencer de que los anhelos de la población autóctona se inclinen a su «reincorporación

a la madre patria».

La población de Tarfaya está enclavada precisamente en la zona comprendida entre el río Draa y el

paralelo 27 grados 40 minutos, territorio auténticamente saharaui, que, por antiguos Tratados

internacionales suscritos con Francia, España entregó a Marruecos en 1957, y que los saharauis

reivindican.

El presidente de la Asamblea General de Sahara, Jatri Uld Said Uld Yumani, en recientes declaraciones a

la Prensa española, recordó la absoluta coincidencia de todos los saharauis en reivindicar esa provincia de

Tarfaya el día en que el Sahara

haya logrado su autodeterminación definitiva.

El partido lanza su programa político bajo el lema «Libertad, Justicia y Unidad» como base de su

actuación, de la que destaca la intención de que el Sahara mantenga relaciones de amistad y cooperación

con todos los países, especialmente los islámicos y aquellos situados en su área geográfica.

En esta clara alusión a Marruecos, Mauritania y Argelia no se descarta la cooperación con ellos, aunque

se rechazan rotundamente las pretensiones anexionistas de los dos primeros.

 

< Volver