Autor: Conte, Rafael . 
 Hassan II. 
 El Sahara español, problema número uno para Marruecos     
 
 Informaciones.    29/04/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

HASSAN II:EL SAHARA ESPAÑOL, PROBLEMA NUMERO UNO PARA MARRUECOS

MIENTRAS la Prensa marroquí ha desatado una violenta campaña contra Argelia, el monarca hachemita

ha formulado unas virulentas declaraciones a la radio francesa, en las que amenaza con «vietnamitar el

Sahara bajo administración española si el territorio no es entregado a Marruecos. De otra parte, el rumor

de que España y Marruecos han entablado negociaciones secretas sobre el contencioso del Sahara, sólo ha

suscitado escepticismo en circuios de las Naciones Unidas.

Por Rafael CONTE PARÍS. 29.

LA Prensa marroquí ha iniciado una violenta campaña contra Argelia, a causa de la postura que este

país ha adoptado sobre el tema del Sahara español, cuya simple anexión desea Marruecos.Y al mismo

tiempo, el Rey de Marruecos, Hassan II, en unas declaraciones a la radio francesa, ha señalado que el

tema del Sahara español es "el problema nacional número uno" de su país.

Los medios informativos franceses conceden actualmente cierta atención a los temas marroquíes, en

función de la visita que el Presidente Giscard d´Estaing va a realizar a dicho país próximamente. No cabe

duda de que el Soberano marroquí intentará que Francia apoye sus tesis sobre el Sahara, pero va a ser

muy difícil que el Presidente Giscard se comprometa directamente en el problema.

Al ser preguntado por la razón de que no haya en Marruecos elecciones generales, Hassan II respondió

que ello era necesario porque las elecciones hacen que un país «efectúe un "streap tease"», y que ello va

en contra de los intereses nacionales marroquíes, que son los de lograr la unanimidad de todos para luchar

por la anexión del Sahara español. Sobre la hipótesis de que España rechazara las pretensiones

marroquíes, de tal manera que se llegara a plantear una situación de fuerza, Hassan II respondió:"Estoy

sereno. La independencia no se consigue con agitaciones, sino con la tenacidad de los pueblos. La

dinámica de la historia va en favor de todas las descolonizaciones. En el peor de los casos, el de que la

situación se prolongue y se "pudra", que se "vietnamice" el Sahara occidental, nosotros no tememos esta

vietnamización, pues al fin y al cabo Vietnam ha quedado para los vietnamitas. La frontera entre

Marruecos y el Sahara occidental es de 5.000 kilómetros y harían falta varias divisiones, de uno y otro

lado, para hacer una guerra clásica. No creo que España la desee, y por nuestra parte no tenemos esa

posibilidad. Si se pretendiese imponer un proceso de autodeterminación en el Sahara el pueblo marroquí,

con su Rey a la cabeía. marcharía sobre ese territorio.»

El Soberano hachemita insistió en su juicio de que el sahará occidental forma parte de Marruecos, y alegó

que tres de sus antepasados han sido saharauis. Yo quisiera —añadió— que este problema se arreglara lo

más rápidamente posible por medio de un diálogo con España, que debe abandonar el Sahara. O lo

devuelve a la madre patria,o creará un nuevo Vietnam.

Al mismo tiempo, el diario Le Monde publica una declaración del secretario general del Istiqlal, Hamed

Bucetta, en la Prensa marroquí, calificando la actitud argelina sobre el problema de ((incalificable)), y

plantea el tema de hipotéticos territorios marroquíes ocupados por Argelia. «Si este país pretende separar

el Sahara occidental de Marruecos por un pretendido referéndum, tenemos derecho a reclamar la

devolución de todos los territorios marroquíes ocupados por Argelia —como Touat y Tidikelt— sin

referéndum alguno...

Al parecer, estas reacciones violentas provienen de un "altercado" entre los ministros argelino y marroquí,

señores Buteflika Laraki, en el que el primero afirmó sin ambages que el Sahara occidental "no forma

parte de Marruecos", pronunciándose en favor de la autodeterminación del territorio.

(Más información en página 7.)

 

< Volver