Enérgica respuesta española a las declaraciones de Hassan II  :   
 Está contenida en el escrito dirigido al secretario general de la ONU por nuestro representante permanente. 
 ABC.    08/05/1975.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

política y social

ENÉRGICA RESPUESTA ESPAÑOLA A LAS DECLARACIONES DE HASSAN II

Está contenida en el escrito dirigido al secretario general de la O. N. U. por nuestro representante

permanente

Con referencia a las declaraciones de S. M. Hassan II a la emisora francesa France Inter, el representante

permanente de España ante las Naciones Unidas, don Jaime de Piniés, ha dirigido el siguiente escrito al

secretario general de dicha organización, según informa Europa Press:

«Señor secretario general:

Siguiendo instrucciones de mi Gobierno, tengo la honra de señalar a la atención de Vuestra Excelencia las

declaraciones hechas por S. M. Hassan II el pasado día 28 de abril a la emisora francesa France ínter, que

han sido ampliamente difundidas por las agencias internaciorales de Prensa.

En estas declaraciones el Rey de Marruecos se refirió al proceso de descolonización del Sahara en

términos incompatibles, a juicio de mi Gobierno, con los propósitos y principios establecidos en la Carta

de las Naciones Unidas v con las resoluciones aprobadas por la Asamblea General para la

descolonización de aquel territorio.

Entre otras cosas y en relación con la presencia de fuerzas armadas marroquíes en la frontera del Sahara

Su Majestad afirmó: "¿Por qué mantenemos este ejército allá?" (zona Sur de Marruecos). "Por dos

razones: primero, para afirmar la presencia marroquí: además, y sobre todo, para servir de marco —a

todos los niveles— a la marcha inexorable que no dejará de emprender el pueblo marroquí, con su Rey a

la cabeza, en el caso de que espíritus amargados o ligeros pretendiesen iniciar el proceso de

autodeterminación en el Sahara."

El proceso de autodeterminación del Sahara que está en marcha no es como pretende implicar el Rey de

Marruecos la inicitiava de unos espíritu ligeros, sino la expresión de la voluntad de la Organización de las

Naciones Unidas basada en la Carta y en la resolución 1.514 (XV) y claramente definida en una larga

serie de resoluciones sobre el Sahara, aprobadas muchas de ellas con el voto favorable de Maruecos, en

las que se reconoce el derecho del pueblo saharaui a la libre determinación y a la independencia, y se fijan

los cauces para el ejercicio de ese derecho.

Las afirmaciones de Su Majestad Hassan II no sólo sorprendentes por cuanto implica un evidente

desprecio de la doctrina de las Naciones Unidas para la descolonización del Sahara, tachando de espíritus

amargados o ligeros a quienes la formularon y quieren aplicarla, sino, y ello es aún más importante,

porque suponen una grave amenaza e intolerable intimidación al pueblo saharaui en unos momentos

trascendentales en su proceso de autodeterminación, que debe ser garantizado por las Naciones Unidas.

Como Vuestra Excelencia sabe, el próximo día 12 está prevista la llegada al territorio de una Misión del

Comité especial enviada a raíz del ofrecimiento que en nombre de mi Gobierno tuve la honra de hacer

ante la IV Comisión el pasado día 3 de diciembre de 1974.

Las declaraciones de Su Majestad Hassan II a que me he referido, parece pretenden intimidar a dicho

pueblo con una clara amenaza de marcha: es decir, de usar la fuerza para impedir la autodeterminación,

en forma incompatible con los propósitos de las Naciones Unidas. Igualmente incompatibles con el alto

objetivo de paz de las Naciones Unidas son las siguientes palabras pronunciadas por Su Majestad Hassan

II en la citada entrevista a «France Inter»: «Incluso si el Sahara se pudre, esto no puede sino favorecer a

Marruecos.»

Marruecos, como miembro de las Naciones Unidas y como país de la zona, tiene la obligación de

mantener la paz y seguridad en la misma, y resulta por tanto, sorprendente que vea como favorable a sus

intereses un hipotético deterioro de la paz en el Sahara.

Mi gobierno, en su calidad de potencia administradora, pone estos hechos en conocimiento de Vuestra

Excelencia, y le ruega de traslado de esta nota al presidente del Comité especial encargado de la

aplicación de la declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales, al

presidente de la Misión de visita al Sahara y que sea distribuida como documento de la Asamblea

General.

Reitero a Vuestra Excelencia, señor secretario general, las seguridades de mi más alta consideración.—

Jaime de Piniés, embajador representante permanente de España en las Naciones Unidas.»

 

< Volver