Autor: Marín Rodríguez, Antonio. 
 Llega hoy a Madrid. 
 La misión de la ONU respetará la voluntad saharaui  :   
 Nuestro mandato consiste en contribuir a la descolonización del territorio, preservando la amistad de España con los países limítrofes. 
 ABC.    08/05/1975.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC. JUEVES 8 DE MAYO DE 1975.

LLEGA HOY A MADRID

LA MISIÓN DE LA O. N. U. RESPETARA LA VOLUNTAD SAHARAUI

"Nuestro mandato consiste en contribuir a la descolonización del territorio, preservando la amistad de

España con los países limítrofes"

NACIONES unidas. 7. (Recibido por télex.) Simeón Ake, embajador de Costa de Marfil ante la O.N.U.;

el representante permanente alterno de Irán, Manoucheht Pishva, y la señorita Martha Jiménez Martínez,

miembro de la Misión de Cuba, que componen la Comisión detenida por el Comité de Descolonización e

invitada por el Gobierno de España para informar sobre la situación política en el Sahara occidental, han

salido con destino a Madrid, adonde llegarán mañana.

El embajador Ake, que hará primero una breve escala en París, se despidió diciendo: «Confirmo mis

declaraciones anteriores: entendemos que nuestro mandato consiste en contribuir a la solución política de

la descolonización de ese territorio, preservando al mismo tiempo la amistad de España con los países

limítrofes del mismo.»

La señorita Jiménez, adscrita a los servicios diplomáticos del Gobierno de La Habana desde 1959,

considera que la misión que les lleva a España y al Sahara occidental es «importante y delicada». Y

añadió: «Cuba está a favor de la Resolución 1.514 de 1960 (declaración sobre concesión de la

independencia a los países y pueblos coloniales) y propugna su aplicación a todos los pueblos.»

El diplomático iraní manifestó: «Percatándonos de la trascendencia de nuestra próxima visita a Madrid y

a El Aaiún, y de las que posteriormente haremos a Rabat, Argel y a Nuakchott, nos proponemos cumplir

nuestro cometido con la máxima escrupulosidad y ateniéndonos fielmente a los puntos de referencia, con

lo que confiamos así poder rendir un servicio a la causa de la colaboración internacional, dentro del más

absoluto respeto a la voluntad política de los saharauis.»—A. MARÍN.

 

< Volver