Autor: Calle, Ángel Luis de la. 
   Sahara: Tensión y pesadumbre entre la población  :   
 Una pregunta clave: ¿por qué estamos siento atacados y no podemos responder?. 
 Informaciones.    27/06/1975.  Página: 7-8. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

SAHARA: Tensión y pesadumbre entre la población

EL AAIUN, 27. (INFORMACIONES, por Ángel Luis de la Calle.)

LOS ánimos están tensos en la capital del Sahara. La muerte de cinco españoles en las cercanías de Tah

por la explosión de una mina anticarro, el ataque marroquí a dos de nuestros aviones y el hecho de que, en

fin, estos dos tristes episodios sean eslabones más en una cadena que ya va sintiéndose demasiado larga y

pesada, conforman un ambiente de pesadumbre de indignación, de hastío entre los habitantes de esta

ciudad.

Ya no es fácil saber desde aquí qué está pasando en el Sahara: en este territorio se conocen así las

provocaciones marroquíes y el efecto que causan: pero no es fácil responder a las preguntas que estos

actos ´´revocan: las respuestas parecen lejanas e incluso ajenas.

Es muy delicada la atmósfera que poco a poco va cubriendo de tintes sombríos las miradas, los

pensamientos y las palabras de los españoles que aquí residen. Los militares, desde el simple soldado al

más alto oficial están cumpliendo las órdenes recibidas con un temple y un espíritu (y que esto no suene a

halago fácil), sobre el que algún día será preciso extenderse. Pero este sentido puramente castrense del

deber no evita las preguntas que como simples seres humanos se nacen quienes están acostumbrados y

obligados a cumplir órdenes: ¿Por qué estamos siendo atacados y no podemos responder? ¿No cuenta

para nosotros el derecho de persecución, internacionalmente reconocido y aceptado

Ya no es fácil saber desde aquí qué está pasando en el Sahara: en este territorio se conocen así las

provocaciones marroquíes y el efecto que causan: pero no es fácil responder a las preguntas que estos

actos ´´revocan: las respuestas parecen lejanas e incluso ajenas en caso de agresiones por parte de un

vecino?

MANIFESTACIÓN DEL F. POLISARIO

Todo este ambiente, de respuesta tan difícil, ha influido probablemente en el ánimo de los organizadores

de una manifestación de apoyo al Frente Polisario, prevista en principio para anteayer día 25, y que no se

ha producido todavía. La constancia de los preparativos de esta demostración se basa en la compra de

telas y de pinturas que en gran cantidad se han hecho en las tiendas de El Aaiún en los últimos días, con el

presumible objeto de fabricar banderas y pancartas. Con buen tino, quienes dirigen a este grupo han

advertido que el horno no está para bollos y que de esta manifestación pasiva, de objetivos más o menos

definidos, podría salir fácilmente un grifo hostil, un insulto a España, que difícilmente sería tolerado en las

actuales circunstancias de dolor y pesadumbre. Las reacciones se rían prácticamente inevitables y las

consecuencias imprevisibles.

UNA PREGUNTA CLAVE: ¿POR QUE ESTAMOS SIENDO ATACADOS Y NO PODEMOS

RESPONDER?

REORGANIZACIÓN DE LOS PUESTOS

Se ha hablado de que España, con respecto al Sahara, había variado de estrategia, aunque no de política;

probablemente uno de los resultados de este nuevo planteamiento es la decisión de reforzar, en el plano

militar y civil, puestos fronterizos del Sahara, que desde hace unas semanas habían quedado bajo la

vigilancia y la atención de agentes nativos de la Policía territorial.

RUMORES

Como en cualquier sitio, aquí los rumores existen. El último, que parece estar totalmente desmentido

(aunque aquí no estén las personas que mas directamente pueden hacerlo), hablaba de una posible venta

por parte del I.N.I, de Fosfatos de Bu-Craa a un consorcio internaciones por 77.000 millones de pesetas,

cifra que triplicaría las cantidades hasta ahora invertidas por el I. N. I. en la puesta en explotación de los

yacimientos.

NUEVA POLÍTICA

Junto a los rumores, especulaciones. Aún no está clara la motivación argelina de lo que parece un nuevo

mundo de su política con respecto al Sahara, a juzgar por él reciente discurso del Presidente Bu-medien.

Esta nueva orientación ha sorprendido en los medios militares y político de El Aaiún. En sus palabras, el

líder argelino siguió defendiendo como primer principio el derecho a la autodeterminación del territorio.

Pero en lugar de criticar, como en anteriores ocasiones, los afanes anexionistas marroquíes, Bu-medien

aludió a que a fin de cuentas lo que realmente interesa es que el Sahara sea en el futuro «un país árabe y

musulmán».

TENSIÓN EN EL SAHARA

Sobre la interpretación del posible giro argelino en el tema saharaui, cuyo alcance es difícil precisar,

pueda surgir el comentario que desde hace tiempo se hace en algunos sectores saharauis, representantes

sobre todo de los estamentos mas Jóvenes y más preparados de la población: el problema del Sahara, que

en principio no debería haber salido del ámbito de una pura discusión doméstica entre España y el propio

Sahara, se ha globalizado de forma patente y lo sigue haciendo cada día más. Todo el mundo está

interesado de repente en esta trozo de Africa, desde los países vecinos hasta los Estados Unidos y la U. R.

S. S.; todo e1 mundo se ofrece para ediar o se solicita intervención a otro medio planeta. Desde la Liga

Árabe hasta la República de Malí, Portugal o Francia, pasando, claro está, por las Naciones Unidas. Los

saharauis se preguntan dónde está el Sahara exponiendo sus pensamientos. En qué tribuna se escucha la

voz saharaui.

 

< Volver