Seria advertencia de España a Marruecos. 
 Los atentados marroquíes en el Sahara pueden tener graves consecuencias     
 
 Informaciones.    27/06/1975.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SERIA ADVERTENCIA DE ESPAÑA A MARRUECOS

Los atentados marroquíes en el Sahara pueden tener «graves consecuencias»

MADRID, 27. (INFORMACIONES.)

ESPAÑA ha advertido oficialmente a Marruecos que si se repiten los actos de violencia cometidos por

unidades militares marroquíes en el Sahara pueden acarrear «graves consecuencias», y que la

responsabilidad recaerá sobre el Gobierno marroquí. Creemos que es la más grave advertencia

diplomática hecha por España a algún país en los últimos años. Se ignora por el momento cuál es el

alcance de estas «graves consecuencias».

La enérgica protesta española fue entregada al embajador de Marruecos en Madrid, llamado al palacio de

Santa Cruz por el subsecretario del Departamento, señor Bovira.

A este propósito, la Oficina de Información Diplomática ha hecho público el siguiente comunicado:

«El subsecretario de Asuntos Exteriores convocó hoy (por ayer) al embajador de Marruecos, señor Pilali,

y le hizo entrega de una enérgica nota de protesta por los actos de violencia cometidos últimamente por

unidades militares con base en Marruecos contra unidades e instalaciones militares españolas en el Sahara

occidental.

El subsecretario de Asuntos Exteriores expresó al embajador el profundo disgusto y la preocupación

creciente que causa al Gobierno español la realización de dichos actos y le advirtió que su repetición

puede acarrear graves consecuencias, cuya responsabilidad recaerá sobre el Gobierno marroquí, que ya

fue requerido el pasado día 23 de mayo para que impida que desde su territorio se realicen o se preparen

actos de tal naturaleza.»

CONVERSACIÓN TELEFÓNICA PINIS-WALDHEIM

NUEVA YORK. 27. (INFORMACIONES.) — Alegando una ligera indisposición, el secretario general

de las Naciones Unidas, Kurt Waldheim, no mantuvo ayer el previsto encuentro con el embajador

español, señor Piniés. El encentro se redujo a una conversación telefónica entre ambos, en la que se

abordó esencialmente el problema del Sahara a la luz de los últimos acontecimientos. Previamente, Kurt

Waldheim había recibido el martes y el miércoles a los embajadores de Argelia y Mauritania.

27 de junio de 1975

 

< Volver