Autor: Sanz, José Luis. 
   Tensa situación en Melilla  :   
 Es difícil controlar a los terroristas marroquíes. Detenido, al parecer, un súbdito marroquí con cincuenta kilos de dinamita. 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Tensa situación en Melilla

Por José Luis SANZ (Enviado especial de INFORMACIONES.)

MELILLA, 30.—La situación en Melilla es más confusa, más grave. Ayer, antes de abandonar Ceuta, nos

confirmaron el número exacto de marroquíes que viven actualmente en la ciudad: alrededor de unos

12.000. En Melilla es de origen musulmán el 30 ó 40 por 100 de la población.

Estos datos son altamente significativos en estos momentos. Por esta razón, las dos capitales españolas

son sociológicamente distintas. En Ceuta, por ejemplo, en raras ocasiones se puede ver a un «moro»

paseando por la ciudad, excepto los marroquíes que trabajan en un local comercial. La mayoría de los

marroquíes viven en el barrio del Príncipe Alfonso, que, por cierto, están rodeados por varios cuarteles de

la Legión y del Ejército de Tierra.

En Melilla, sin embargo, están todas las calles llenas de marroquíes, que se dirigen libremente de un

punto a otro de la ciudad.

El control de esta población es prácticamente imposible. Así me lo ha confirmado una alta personalidad

de la ciudad; todos los días se expulsan de Melilla a más de treinta personas: algunos son reincidentes y

van a la cárcel.

Cómo controlar entonces los supuestos terroristas es el fundamental problema. Es casi imposible

controlar a los terroristas norteafricanos ante la masa de marroquíes que viven actualmente en Melilla.

Hasta tal punto no se puede controlar a la gente que anoche comprobamos que dos musulmanes —dos

jóvenes con edades comprendidas entre los veinticinco y treinta años— están hospedados en el mismo

hotel que nosotros: el parador nacional del Ministerio de Información y Turismo.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Por otra parte, las medidas de seguridad se han extremado al máximo en las dos capitales españolas. Ayer

nos confirmaron en Ceuta la expulsión de 30 familias sospechosas de estar relacionadas con los autores

de los dos atentados terroristas. Aquí, en Melilla, el control, si cabe, es mucho más riguroso. La Guardia

Civil y la Policía Armada paran e identifican a algunos sospechosos súbditos marroquíes. También hemos

podido observar cómo los «moros», al cruzarse con las fuerzas de orden público españolas, bajan la

cabeza y sonríen, saludando de esta forma a la Policía e identificándose así como españoles, pues, como

se sabe, son muchos los musulmanes los que tienen en estos momentos la nacionalidad española.

¿DETENIDO UN SUBDITO MARROQUI CON 50 KILOS DE DINAMITA?

Al parecer, la Policía detuvo ayer en Melilla a un súbdito marroquí, que es propietario de dos

establecimientos situados en la calle de Castelar. El rumor es prácticamente conocido por toda la ciudad,

y se dice que la Policía ha encontrado en uno de los establecimientos 50 kilos de dinamita. Este punto, por

el momento, no nos ha sido posible confirmarlo, pero repito que en Melilla ayer se hablaba

constantemente de este importante descubrimiento.

Asimismo, algunos taxistas de la ciudad han comentado el suicidio de otro súbdito marroquí, tras el

frustrado atentado a los depósitos de gasolina de la Schell. Al parecer, este musulmán era propietario de

una trapería situada en el barrio central de Melilla. Desde hace algún tiempo son muchos los españoles

que han abandonado Melilla. Las condiciones de vida en la ciudad son bastante duras: no hay industria y

la construcción prácticamente está paralizada. Asimismo, la flota pesquera melillense ha desaparecido

desde que Marruecos empezara a capturar embarcaciones españolas. Casi todos los pescadores

melillenses se han trasladado a la Península. A otros españoles, por el contrario, les gustaría abandonar la

ciudad, pero no tienen los suficientes medios económicos para hacerlo.

ES DIFÍCIL CONTROLAR A LOS TERRORISTAS MARROQUÍES

DETENIDO, AL PARECER, UN SUBDITO MARROQUÍ CON CINCUENTA KILOS DE DINAMITA

LAS VICTIMAS DE CEUTA

Por último, el pasado sábado se celebró un Pleno en el Ayuntamiento de Ceuta en el que se acordó

otorgar la Medalla de la Ciudad a don José Luis López Ramírez y don Fernando Fernández Moreno,

víctimas del segundo atentado terrorista. Asimismo, el Ayuntamiento ha aprobado una subvención

económica para sus familiares. El estado del señor López Ramírez continúa por el momento siendo grave

y se teme que pierda la vista de un ojo. El alcalde y el procurador familiar, señor Becerra, han solicitado

ser recibidos por el presidente del Gobierno.

 

< Volver