Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
 ABC en La Haya. 
 Mauritania expones sus últimos argumentos referentes al tema del Sahara  :   
 Insiste en la continuidad étnica con los mauritanos de los nómadas saharuis. 
 ABC.    11/07/1975.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC, VIERNES 11 DE JULIO DE 1975 PAG. 11.

ABC EN LA HAYA

MAURITANIA EXPONE SUS ÚLTIMOS ARGUMENTOS REFERENTES AL TEMA DEL SAHARA

Insiste en la continuidad étnica con los mauritanos de los nómadas saharauis

LA HAYA, 10. (Servido especial, por télex.) «Esperamos que la Corte reconocerá en el país chinguitano

los elementos de un pueblo formado por tribus que ejercieron una soberanía sobre el territorio del

Chinguiti o conjunto mauritano.» Mauritania ha puesto en esta frase todas sus esperanzas de obtener un

dictamen favorable en el Tribunal Internacional de las Naciones Unidas, que hoy escuchó la última

intervención oral de este país. El profesor de la Universidad Libre de Bruselas, Jean Salmón, ha cerrado el

circulo de la clara, aunque no compacta, argumentación da Mauritania sobre la existencia de lazos

jurídicos entre este país y el Sahara occidental en el momento de la colonización española. El profesor

Salmón ha pedido, en su defensa, no sólo el reconocimiento de dichos lazos, sino, también, una reforma,

de facto, del Derecho Internacional al pedir a la Corte que acepte como nación soberana a los pueblos

nómadas del mundo, hasta hoy no reconocidos en el Derecho Internacional.

Los observadores próximos a la Corte ven toda una labor científica en la argumentación de Mauritania

que contradice, en su base, a las tesis presentadas por Marruecos sobre la cuestión de la existencia de

lazos jurídicos de ambas naciones con el Sahara español, en el momento de la colonización. Marruecos

afirma la presencia de dichos lazos como prolongación de su territorio, y por ende de su soberanía, cultura

y jurisprudencia. Mauritania, con más pruebas étnicas, geográficas, documentales, culturales e históricas,

basa el concepto de soberanía territorial en la uniformidad de las tribus que conformaban el antiguo

Chinguiti o conjunto mauritano.

PUEBLO UNIDO. - Para el abogado de Mauritania, los nómadas del desierto son un pueblo unido, con

una soberanía territorial, con normas jurídicas, comerciales e incluso guerreras y aunque no responden a

la definición actual de «Estado» tienen, a su juicio, todos los elementos necesarios para que se les pueda

calificar de nación. «El nomadismo no es un grupo anárquico», dijo Salmón, quien añadió que la ausencia

de esta forma de Estado en el Derecho Internacional se debe, sobre todo, a la poderosa empresa de los

colonizadores que de alguna manera rompían la armonía natural de los pueblos viajeros del desierto.

Con estas afirmaciones Mauritania cierra un ordenado silogismo en cuyas premisas se establecen los

siguientes elementos: el Chinguiti o conjunto mauritano incluyó siempre a los pueblos o tribus del Sahara

occidental que no pudieron unirse a la República Islámica de Mauritania, en el momento de su

nacimiento, a causa de la colonización española; las tribus mauritanas han circulado siempre por todo el

Sahara (lo que contraria a Marruecos) y en especial por el sur de este territorio, y tienen las mismas

características étnicas y culturales desde antes y en el momento de la colonización española: Mauritania

no existía como Estado a la llegada de España al Sahara, por lo que resulta difícil establecer pruebas

materiales de lazos jurídicos de un «derecho» que estaba sobreentendido e incluido en la vida de las

tribus, pero si se acepta el concepto de nación para estos nómadas del desierto resulta evidente la

existencia de estos lazos, porque los saharauis eran y son mauritanos. La conclusión llega rápida para los

representantes del Gobierno de Nouakchott: el Sahara no era tierra de nadie en el momento de la

colonización española, sino tierra mauritana.

La decisión de los jueces, a la vista de la exposición del profesor Salmón, puede convertirse en un serio

precedente para el Derecho. Internacional si aceptan los argumentos en cuestión. Asimismo, de ciarse la

razón a Mauritania difícilmente se la podría dar a Marruecos una respuesta en la que se reconocieran

lazos jurídicos del Reino con una parte importante del Sahara. - Pablo SEBASTIAN.

 

< Volver