Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
 La Haya. 
 Enérgica defensa española de la autodeterminación del Sahara  :   
 Inesperada visita a La Haya de los ministros de asuntos exteriores de Marruecos y Mauritania. 
 ABC.    22/07/1975.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

MADRID. MARTES 22 DE JULIO DE 1975

LA HAYA

ENÉRGICA DEFENSA ESPAÑOLA DE LA AUTODETERMINACIÓN DEL SAHARA

Inesperada visita a La Haya de los ministros de Asuntos Exteriores de Marruecos y Mauritania

LA HAYA, 21. (Servicio especial.) Expectación política en los medios próximos al Tribunal

Internacional de las Naciones Unidas ante la inesperada visita a La Haya de los ministros de

Asuntos Exteriores de Marruecos y Mauritania, Amed el Araki y Hamdi Ould Mouknass,

llegados a la capital holandesa para una supuesta nueva concertación de las posiciones de

ambos países sobre el futuro del Sahara español.

De nuevo, el paisaje puramente político envuelve los trabajos de la Corte Internacional de las

Naciones Unidas, que hoy escuchó la cuarta intervención de España, solicitó precisiones al

Gobierno español sobre su declaración política del pasado día 23 de mayo, relativa al Sahara

español, y descubrió una vez más su interés por cuánto ocurre en torno a la cuestión de fondo

del dictamen que debería discurrir en un puro ámbito histórico-juridico.

Los jefes de la diplomacia de Marruecos y Mauritania se encuentran en la capital holandesa -

procedentes de la reunión de la O. U. A. en Kampala. donde han tenido un duro enfrentamiento

con representantes del Frente Polisario - y no para dar ánimos ni instrucciones a sus

respectivas Delegaciones ante la Corte de Justicia.

GOLPE DE TEATRO

Los observadores políticos coinciden en que este golpe de teatro tiene objetivos más

concretos, que incluso el lanzamiento de una nueva campaña de publicidad, ante la Corte y la

opinión pública internacional.

Se recuerda, ahora, que mucho se ha escrito sobre la existencia de un acuerdo secreto entre

Marruecos y Mauritania, que incluye la partición del Sahara, y se añade que dicho pacto no era

total porque no incluía un compromiso total sobre la propiedad y explotación última de los

fosfatos de Bu-Craa en el caso de reparto del Sahara.

¿Se negociarán ahora los fosfatos? ¿Intervendrán de manera coordinada Marruecos y

Mauritania en el turno de réplicas a las exposiciones orales?

PREGUNTAN AL GOBIERNO ESPAÑOL

Difícil será dar respuestas concretas a estas interrogantes, a las que hay que añadir

inmediatamente la enviada al Gobierno español por el juez argentino don José María Ruda,

quien dirigiéndose a la Delegación española dijo: «¿Cuál es la intención, alcance y contenido

del comunicado del Gobierno español, del pasado día 23 de mayo de 1975, y en particular de

sus párrafos 3 y 5 en relación con el presente proceso?»

La pregunta no falta de intencionalidad se refiere a la declaración del Gobierno español relativa

a su deseo de no prolongar su presencia en el Sahara, y en especial al párrafo en el que se

señala: «Si por circunstancias independientes a nuestra voluntad se retrasa la posibilidad de

realizar el traspaso de soberanía en términos tales que la presencia de España en el Sahara

estuviese gravemente comprometida, el Gobierno español se reserva el derecho de precipitar a

transmisión de poderes y de poner definitivamente fin a su presencia en este territorio, previo

aviso a las Naciones Unidas.»

ESPAÑA, MAS DURA QUE NUNCA

Ha sorprendido bastante en los medios próximos a la Corte la «radicalidad» con

que España ha expuesto hoy sus argumentos, criticando duramente las posturas de Marruecos

y Mauritania.

En su alocución, el catedrático de Derecho Internacional de la Universidad de Oviedo, profesor

Julio González Campos, combatió los argumentos presentados por Rabat sobre la posesión del

Sahara desde «tiempo inmemorial», a través del Tratado de Marrakech, de 1767, de las

convenciones del sultán de Marruecos sobre las ayudas a los náufragos, y del acuerdo

establecido entre Marruecos y Gran Bretaña de 1895.

El profesor español atacó, por último, el tercer argumento de Marruecos sobre su supuesta

soberanía del Sahara relativo a la definición de que el Sahara Occidental es el «resultado de

una creación escalonada de la política colonial europea del siglo XIX».

TRES DE LOS PÁRRAFOS CALIFICADOS DE «DUROS»

He aquí, a continuación, tres párrafos da la exposición hispana, que han merecido el calificativo

de duras y definitivas en La Haya:

* «La liquidación de las situaciones coloniales del pasado reclama el principio de la libre

autodeterminación de los pueblos coloniales, y no la anexión pura y simple a cargo de sus

vecinos.»

* «Si el Gobierno de Marruecos considera que la descolonización auténtica del

territorio consiste, necesariamente, en la anexión total o parcial del Sahara Occidental, en este

caso se puede admitir la idea de que la voluntad de acaparamiento de los fosfatos se muestra

al estilo comercial sudanés, nota ésta que parece constante en la historia de Marruecos.»

* «La posibilidad de instauración de un Estado independiente en el Sahara Occidental no ha

sido admitida exclusivamente por España y tampoco es el fruto de una maniobra política suya.

Basta recordar las resoluciones de la Asamblea general de la O. N. U. sobre el territorio y su

derecho a la libre autodeterminación e independencia de la población, reconocimiento que,

durante numerosos años, fue también apoyado por Marruecos.»

P. S.

 

< Volver