España vuelve a subrayar el derecho del Sahara a su autodeterminación  :   
 Concluyó la exposición de la tesis española en el Tribunal de La Haya con una intervención conciliadora. 
 ABC.    23/07/1975.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

ESPAÑA VUELVE A SUBRAYAR EL DERECHO DEL SAHARA A SU AUTODETERMINACIÓN

Concluyó la exposición de la tesis española en el Tribunal de La Haya con una intervención conciliadora

La Haya, 32. (Servicio especial.) «En la exposición escrita del Gobierno español se subraya - desde el

comienzo hasta el final - el derecho a la autodeterminación del pueblo del Sahara occidental, verdadero

protagonista de este asunto. Es precisamente por este pueblo, libre en el momento de la llegada de España

a su territorio y para el que deseamos la propiedad de su destino, por lo que el Gobierno español quiere

terminar su intervención.»

El jefe del Gabinete técnico del ministro español de Asuntos Exteriores, señor Martínez Caro, concluyó

con estas palabras la exposición oral de España ante la Corte Internacional de Justicia de las Naciones

Unidas, que actualmente trabaja en torno al dictamen consultivo sobre el Sahara occidental o español, fue

encargado por la Asamblea General de la O.N. U.

Nuevo ataque a la crisis marroquí

El señor Martínez Caro, en el curso de la breve intervención pronunciada por la tarde, resumió el centro

de las posiciones españolas, desarrolladas a lo largo de cinco horas por otros tantos oradores españoles, y

a atacado, una vez más, las tesis presentadas por Marruecos y Mauritania relativas a la competencia de la

Corte, a la explicación del término «terra nullius» al Sahara occidental en el momento de la colonización

española y a la soberanía territorial o étnica que ambos países aseguran haber ejercido sobre el territorio.

TONO CONCILADOR. - Esta última posición española discurrió en un tono reconciliador para los países

árabes afectados, a pesar de la radicalidad de los argumentos contrarios presentados por España - «España

no quiere ni puede desligarse del futuro de los pueblos del Magreb a los que permanece unido por lazos

definitivos...» -, y en ella se justificó la política exterior española frente a la descolonización del Sahara -

«España ha sido respetuosa con las Naciones Unidas...» - y se dejó entreabierta la puerta a un diálogo que

hoy aparece en La Haya como difícil o casi imposible, a la vista de los argumentos políticos y jurídicos

tan encontrados expuestos ante el Tribunal - «España está dispuesta a diálogo y a la cooperación con los

Estados interesados».

¿COLABORACIÓN? - Se entiende mal en la capital holandesa, vista la claridad cartesiana de los

argumentos presentados por España ante la Corte, y de manera especial los ataques del lunes y del martes

a las tesis de Marruecos y Mauritania sobre sus pretendidas soberanías sobre el territorio e identidad de la

población, cómo el Gobierno de Madrid podrá dar una salida a la cuestión del Sahara en colaboración con

Marruecos y Mauritania, si ambas naciones no renuncian antes a sus postulados tajantes y agresivos en

muchos casos.

En La Haya, la diplomacia española ha jugado fuerte y bien, presentando a la Corte un excelente trabajo

jurídico, histórico y político en busca de un digno final a la historia colonial de nuestro país, y siempre en

el marco legal dibujado por las Naciones Unidas.

ESPAÑA Y EL NORTE DE ÁFRICA. - España ha pedido la autodeterminación e independencia del

pueblo saharaui, y ha señalado que la Corte debe corroborar esta política, sin olvidar que «para España

reviste una gran importancia la segu-ridad, estabilidad y prosperidad del Norte de África».

Todo ello ha contribuido especialmente a clarificar un problema que permanecía difuso en las múltiples

conversaciones bilaterales y multilaterales de los Estados interesados, intérpretes, a su modo y manera de

las frases poco precisas y delicadas de las resoluciones de la O. N. U.

Ahora se sube quién es quién en el tema del Sahara, lo que facilita y dificulta, a la vez, una solución

aceptable por todos.

F. Polisario: No a Marruecos y no a Mauritania

La nota de color del día fue la mención ante la Corte, per don José Manuel Lacleta, de varios párrafos de

un documento que el Frente Polisario entregó a España hace varias semanas.

El señor Lacleta debatió los argumentos mauritanos sobre la identidad étnica y cultural del pueblo

saharaui y mauritano, hizo referencia al memorándum del Frente Polisario y leyó varios párrafos del

mismo, en el que los saharauis dicen: «Nuestro país no estuvo nunca sometido ni al sultán de Marruecos

ni al conjunto mauritano.»

¿Golpe de efecto? ¿Acuerdo entre Madrid y el Polisario? Nadie quiere aclarar las por qué, aunque esta

cita, que incluye una pura intencionalidad política sirve, a la vez, de prueba del deseo español de no

ahorrar argumentos para ganar la batalla del dictamen frente a Marruecos u Mauritania.

AGOTAR POSIBILIDADES . – Fuentes muy bien informadas en España nos han dicho en los pasillos de

la Corte: «Antes de iniciar otro camino hay que agotar las posibilidades del primero (autodeterminación e

independencia) iniciado por España.

Después, como hacen todos los Gobiernos, se pueden encontrar otras fórmulas si la primera no da

resultados.»

Podemos terminar esta crónica señalando que en la noche del lunes se entrevistaron los ministros de

Asuntos Exteriores de Marruecos y Mauritania, sin que nadie pudiera conocer el temario de la

conversación celebrada en un hotel de La Haya. El cierre informativo ha sido total, aunque se espera que

el turno de réplicas a las exposiciones orales, que se abre el próximo jueves, en la Corte, aclarará ciertas

dudas sobre el supuesto reparto del Sahara ente Marruecos y Mauritania.

Asimismo se cree que España responderá a la pregunta que le fue formulada el lunes por la Corte, así

como Marruecos y Mauritania las tres que fueron leídas el martes por los jueces sobre el nacimiento del

conjunto mauritano, las definiciones de soberanía de ambos países en la zona del Sahara donde se

encuentran los fosfatos y sobre ciertas contradicciones aparecidas en varios mapas presentados por las

Delegaciones africanas. - P. S.

 

< Volver