Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
 ABC en La Haya. 
 Argelia pide conclusiones válidas para la Asamblea General de la ONU  :   
 Considera que la Corte debe declararse competente y reconocer que el Sahara es de los saharauis. 
 ABC.    04/08/1975.  Páginas: 2. Párrafos: 7. 

ABC EN LA HAYA

ARGELIA PIDE CONCLUSIONES VALIDAS PARA LA ASAMBLEA GENERAL DE LA O.N.U.

Considera que la Corte debe declararse competente y reconocer que el Sahara es de los

saharauis

LA HAYA, 15. (Servicio especial, por télex.) «Las cuestiones presentadas a la Corte deben

recibir la interpretación más correcta y la más útil para la Asamblea General de las Naciones

Unidas, en el contexto del derecho de la población del Sahara occidental a la

autodeterminación auténtica. El embajador de Argelia en París, Mohamed Bedjaoui, centró en

esa frase la posición de su país en el dictamen consultivo sobre el Sahara español,

actualmente en debate por la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas. El

segundo día de la intervención argelina ha servido para acabar con las dudas y confirmar la

tradicional postura de Argel sobre la descolonización del Sahara, presentando, a su vez, una

alternativa intermedia de las tesis defendidas por España, de un lado, y Marruecos y

Mauritania, del otro.

Argelia considera que la Corte debe declararse competente, afirmar que el Sahara en una tierra

con dueños y apoyar la inmediata autodeterminación de a población saharaui, como el único

elemento jurídico válido para regir el proceso de descolonización de este territorio. España

pedía la no competencia de la Corte en el dictamen, y Marruecos y Mauritania la solicitaban

para repartirse el Sahara occidental.

El orador argelino ocupó hoy la mayor parte de su tiempo a una exhaustiva preparación de sus

conclusiones, basada en el análisis del concepto de «terra nullius» a lo largo del siglo XIX y en

el contexto del Derecho Internacional de la época. El embajador, de una manera casi violenta,

lanzó al aire de la sala todo un ataque contra la política colonial europea, que calificó da

altamente arbitrarla y desconocedora, intencionalmente, de las realidades humanas de los

pueblos colonizados y repartidos en aquella época. Insistió en la idea de que para la Europa del

siglo pasado, «terra nullius» era cualquier territorio sin soberanía ni civilización occidental que

podía ser ocupado por una potencia civilizada.

El orador concluye que, con esta teoría falta de todo interés humano se conformó la definición

internacionalista de «terra nullius», aún vigente.

Inmediatamente después, Argelia exige el reconocimiento de la soberanía natural de los

pueblos contra las doctrinas coloniales del siglo XIX, y tras situar « la población saharaui en un

ámbito cultural, religioso y política islámico, declara: «La respuesta del Tribunal a la primera

pregunta podría ser ésta: «No, el Sahara no era un territorio sin dueño porque pertenecía a la

ciudad musulmana, a Dar el Islam.»

A partir de aquí, el diplomático argelina insiste en la idea de que sólo la libre autodeterminación

de la población puede dar una Justa salida a la descolonización de un territorio. Para este país,

el aceptar ahora y en contra de la Resolución 1.514 de la O. N.U. sobre la autodeterminación,

cualquier tipo de influencia política, fronteriza o territorial sobre el Sahara volvería a plantear el

problema de la libertad de los pueblos. En el siglo XIX los menospreciaban, los consideraban

menores de edad; ahora, por motivos políticos, quieren impedir de nuevo su derecho a elegir el

futuro.

El embajador Bedjaoui ha eludido hasta e momento cualquier enfrentamiento directo con

Marruecos o Mauritania y no ha querido entrar en el análisis de las tesis de ambas naciones

sobre la soberanía del territorio o de sus contactos con las tribus. Se limita a pedir, una y otra

vez, la autodeterminación y a solicitar una confirmación de esta política por la propia Corte

Internacional de la O. N. U. - Pablo SEBASTIAN.

 

< Volver