Autor: Otero, Carlos. 
   La manifestación del Polisario destroza la propaganda marroquí     
 
 Informaciones.    13/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

La manifestación del Polisario destroza la propaganda marroquí

Por Carlos OTERO (Enviado especial de INFORMACIONES.)

CASABLANCA, 13.—El golpe de efecto del P. Polisario (Frente para la Liberación de Seguia el Hambra

y Río de Oro) a la llegada de la misión de la O. N. U. a El Aaiún ha sentado en Marruecos, lo mismo en

medios gubernamentales que de la oposición, como una sonora bofetada. La manifestación del ilegal

Polisario en El Aaiúr, ha roto completamente los esquemas prefabricados de antemano para desprestigiar

a la misión de la O. N. U. La postura marroquí, sosteniendo que la población del Sahara quiere la

independencia y la anexión a Rabat, ha que dado en entredicho. Asimismo se ha demostrado la falsedad

de las pretendidas maniobras españolas para camuflar la realidad del Sahara.

A nadie se le ocurría decir en Marruecos, por lo menos hasta hoy, que el Polisario, independentista a toda

ultranza y de tendencia ideológica marxista-leninista, iba a tener el campo libre, como previsiblemente lo

podía tener el P. U. N. S. para organizar una manifestación en El Aaiún.

Lo que parece haber demostrado la acción del Polisario es que este Frente, que acusa al régimen marroquí

de reaccionario y no quiere habla para nada de anexión, tiene más fuerza en el interior del Sahara, cuenta

con mas adictos, que el Frente para la Liberación y la Unidad (F.L.U.) apoyado por Marruecos y con base

en el sur de este país.

Según fuentes marroquíes el Polisario sólo ha conseguido realizar tres acciones militares en seis meses

y hace el juego a la política de Argelia, país al que no le interesa un Sahara marroquí y si un país

independiente, con un régimen de izquierdas al que ellos pudieran ayudar y tutelar fácilmente. Lo ideal

para Argelia, dicen en Marruecos, sería un Sahara «socialista y amigo» que les permitiera la salida al

Atlántico

Los comunicados del F.L.U. destacan continuamente el apoyo recibido por la población indígena durante

la retirada después de la realización de operaciones en el territorio del Sahara. Pero es indudable que

donde mejor se ve el apoyo de la población indígena es en la calle.

Al F. L. U. sólo le queda la publicidad lograda por sus golpes de mano. En una de sus últimas incursiones

han capturado a dos pequeñas unidades de la Policía Territorial del Sahara, compuestas por elementos

indígenas, y a los oficiales españoles al mando de las mismas.

El F. L. U. se presenta como un movimiento compuesto por saharauis, aunque reconocen que cuentan con

la ayuda de jóvenes marroquíes. Cuando pregunté si recibían instrucción de oficiales del Ejército de

Marruecos y si alguno de éstos pertenecía al Frente, la respuesta fue así de diplomática: «Los oficiales del

Ejército marroquí son jóvenes y pertenecen al pueblo; aquí no tenemos oficiales burgueses.»

 

< Volver