Sahara. 
 Once soldados marroquíes muertos en enfrentamiento con el Frente Polisario  :   
 Hay numerosos indicios de un acercamiento del Frente a España. 
 Informaciones.    02/09/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ONCE SOLDADOS MARROQUÍES MUERTOS EN ENFRENTAMIENTOS CON EL F. POLISARIO

EL AA1UN, 2. (CIFRA.)—Según informaciones no oficiales, el Frente Polisario inició con éxito las

acciones armar das contra el Ejército marroquí, causándole once bajas en dos acciones guerrilleras que

fueron ejecutadas entre los días 17 y 25 de agosto dentro del territorio alauita, al norte de Hausa y Mátala.

Ea las mismas operaciones, los grupos armados del Polisario hicieron seis prisioneros y capturaron cuatro

vehículos y una emisora portátil a las tropas marroquíes. El Frente sufrió la muerte de un militante y hubo

un número indeterminado de heridos por ambas partes.

Los rumores de estos choques armados —los primeros que realiza el grupo saharaui contara las tropas

marroquíes desplegadas en la frontera sur— circularon la semana pasada por este territorio sin

confirmación en el sentido oficial y llegaron el jueves a la Prensa madrileña sin especificar detalles.

Los datos que se mencionan ahora proceden de diversas fuentes coincidentes, fundamentalmente del

propio Frente Polisario, corroborados por transmisiones de las F.A.R. captadas en algunos puntos del

norte del Sahara, en que se daba cuenta del desastre militar y se solicitaban con urgencia equipos de

socorro para evacuar a las víctimas.

Tanto desde el punto de vista militar como político, la información tiene excepcional importancia por

cuanto confirma el compromiso adquirido por el Frente de paralizar sus acciones hostigantes contra las

tropas españolas y asumir la responsabilidad que le incumbe en la defensa del propio territorio contra las

fuerzas marroquíes del Ejército del Sur, preparadas para invadir el Sahara a una orden de Hassan II.

HAY NUMEROSOS INDICIOS DE UN ACERCAMIENTO DEL FRENTE A ESPAÑA

Los grupos militares del Polisario mantienen sus bases de entrenamiento y de operación en

campamentos móviles dentro de las fronteras argelina y mauritana. En los últimos meses reforzaron

onsiderablemente sus efectivos con la incorporación de las patrullas nativas desertoras del Ejército

español, conocedoras perfectas del terreno y magníficamente adiestradas para llevar a cabo este tipo de

acciones por sorpresa. Todo parece indicar que los grupos guerrilleros saharauis penetran desde Argelia

en territorio marroquí, se sitúan estratégicamente en un punto determinado y esperan el paso de las

patrullas de las P.A.R. para dar el golpe con todos los elementos a su favor y replegarse luego a sas bases

de origen.

DIALOGO CON ESPAÑA

Políticamente las noticias acreditan el giro experimentado por el Frente en los últimos dos meses, que se

caracteriza por la moderación de su vieja agresividad hacia España y la búsqueda de ciertas condiciones

para el diálogo y el posible entendimiento con el Gobierno del Sahara.

En estos dos últimos meses no se registró ninguna acción armada del Frente Polisario dentro del territorio

saharahui. Por el contrarío, el 10 de julio pasado entregó en Argel a la Cruz Roja Española a los soldados

españoles don Antonio Bouza y don Vicente Blanco, capturados dos meses antes con las patrullas

«Pedro» y «Domingo». El 6 de agosto, en otro gesto que se interpreta de buena voluntad, puso en libertad

a los alféreces nativos Basseid y Driss, hechos prisioneros el 9 de mayo y 14 de junio, respectivamente, el

primero en las inmediaciones de Angala, cuando integraba la patrulla «Pedro», y el segundo en Gelta

Zemmur, donde ocupaba el mando de la delegación gubernativa.

Hace quince días, aproximadamente, los altos dirigentes del Frente recibieron la primera correspondencia

familiar destinada a los 13 oficiales, suboficiales y soldados españoles que todavía se encuentran

prisioneros en un campamento argelino, seguramente próximo al puesto fronterizo de Tinduf, y a

comienzos de la semana pasada llegaron a la Península las primeras respuestas de los detenidos.

También es sintomático el cambio de actitud observado entre los militares polisarios del Sahara en las

recientes manifestaciones públicas. Tal como informamos en su momento, esas manifestaciones se

caracterizaron por su carácter multitudinario, por su organización perfecta y por su sentido pacifista.

Contrastando con la agresividad manifestada hacia España durante la visita al territorio de la misión

oficial de la O.N.U., esta vez los grupos simpatizantes del Frente se limitaron a dejar constancia de su

fuerza política claramente mayoritaria e incluso colaboraron con las autoridades oficiales en el

mantenimiento del orden respondiendo a directrices estrictas de mandos invisibles.

El Gobierno del Sahara mantiene completamente abiertas las puertas al diálogo y al reconocimiento

oficial de ese grupo político, que todavía persiste en la clandestinidad. Negó privilegios especiales al

Partido de Unidad Nacional Saharaui (P.U.N.S.), paralizó el proyecto de nombramiento de adjuntos a los

cargos de la Administración hasta la entrada en juego político abierto del Frente Polisario y permitió y

respetó sus manifestaciones públicas y su propaganda proselitista.

Se piensa en El Aaiún que están dadas las condiciones básicas para un diálogo positivo, que traerá como

consecuencia la incorporación al proceso descolonizador de este grupo mayoritario y la normalización

política del territorio indispensable para completarlo aceleradamente. Condición fundamental de esta

negociación entre el Gobierno del Sahara y los dirigentes polisarios habrá de ser la puesta en libertad de

todos los prisioneros españoles que todavía permanecen en su poder, aunque no se descarta la entrega de

algunos de ellos en una fecha próxima.

Las acciones guerrilleras del Frente contra los efectivos marroquíes y la eficacia de las mismas, son

altamente significativas. Demuestran que los dirigentes de este grupo liberacionista han comenzado a

comprender las intenciones descolonizadoras del Gobierno español.

2 de septiembre de 1975

INFORMACIONES

 

< Volver